cris

cris
Con Cristina.

viernes, 31 de mayo de 2013

Sigue la saga nórdica de la cagada en Suecia, hoy presentamos: Cavallo redivivo.

Este artículo esta traducido de una revista de izquierda que hay en la red, el tipo que lo escribe es un izquierdista moderado que si le dijeran "populista" nos haría un juicio.

El primer mundo nunca va a aprender nada.

Un tal Borg (si quieren impresionar a las chicas pronuncien bori) es el ministro de economía del reino sueco. Es un pelafustán que se las da de moderno y lleva colita(!) del partido conservador.

En los medios se dice que Borg piensa cambiar la política de ajuste-ahorro y destrucción- a una política de "invertir". Los editoriales de los grandes medios así como "comentaristas" y "expertos economistas" reprodujeron las afirmaciones de Borg donde afirmaba que las economías del norte de Europa debían invertir para acelerar el crecimiento.

Ahora vendría el tiempo de la inversión pública en vez de la destrucción de capital.

Es una imagen falsa.

Borg sigue la misma política que llevaba el año pasado, el otro año y hace 5 años atrás. Bajar los impuestos, redistribución negativa y reducción del sector público. Ese es el contenido de su política. Ningún otro.

No se de donde viene esta ansia de que Borg cambie que cultivan algunas voces críticas en Suecia. ¿Acaso creen que Borg es un economista que encontró por algún método científico la medicina correcta? ¿Creen que él es un experto sin ideología que piensa solo en el bien de la sociedad?¿No han entendido que Borg es un político, ministro de economía en un gobierno burgués con una agenda clara y simple?

Cuando Borg nos dice que los países más ricos de Europa deben invertir eso quiere decir baja de impuestos. Y continuar la reducción de subsidios a los pobres porque él sabe que "ese modelo funciona".

Borg nunca jamás va a proponer grandes inversiones en el sector público para enfrentar la desocupación o el cambio climático. Eso está contra su ideología. Hay un línea que va desde Gösta Bohman [un líder conservador muy extremo que estaba de moda hace 30 años atrás], Carl Bildt [de la línea agresiva, participó de la guerra contra Afganistán] hasta Borg en política presupuestaria. La meta es bajar impuestos, todo lo que se pueda mientras no se te venga en contra.

Como Borg heredó un superávit de 60 mil millones de euros de Göran Persson [primer ministro socialdemócrata pero ajustador de los 90] pudo reducir la recaudación en 10 mil millones sin que le pasara como a Bo Lundgrens (perdió las elecciones en el 2002 por proponer reducciones de impuestos que eran la mitad de las de Borg).Cada año el presupuesto ha incluido la disminución del sector público como porcentaje del PBI. Menores impuestos. Y menos inversión en el sector público. Este es el objetivo de la política de la Alianza burguesa, para eso existe.

Más sector privado, menos sector público.

El discurso sobre "economía sana" es una frase vacía de propaganda, más o menos como cuando Göran Persson decía que "el que está endeudado no es libre". Los tipos trabajan con palabras que suenan bien en los medios.

El ajuste sueco ha sido más o menos el mismo desde que Palme [Olor Palme socialdemócrata progre asesinado por la CIA en el 86] propuso "la tercera vía" en 1982 (con excepción de Ingvar Carlssons a fines de la década del 80).

Desregulación, privatización, baja de impuestos y "ahorro". Nada de inversión pública, ni de empleados estatales, ni redistribución del ingreso ni seguridad social. Todo lo contrario. Que Borg haya acelerado todo el proceso depende de que él tiene más superávit que los otros.

Cuando un opositor de la socialdemocracia como Magdalena Andersson acusa a Borg de ser "irresponsable" y derrochador esta haciendo una crítica que ni los propios economistas burgueses entienden.¿Vamos a ahorrar más todavía cuando estamos en hiper desocupación?

Borg tiene sus cosas como político. Habla bien, con imágenes que tienen onda, de repente es capaz de ponerse a criticar a los bancos y a veces dice que es "feminista". Pero a la hora de la verdad la política que tiene respecto a los bancos es la misma desde la época de Feldt [este Feldt era un ministro socialdemócrata que desreguló todo y empezó con el ajuste]. No ha impuesto ninguna limitación al poder y la codicia de los banqueros. (Excepto alguna regulaciones sin sentido que llevaron adelante los bancos alemanes de la UE).

Para las elecciones Borg va a presentar un presupuesto cuyo número principal va llamarse "inversiones", "continuar las reformas". Pero ese presupuesto no se va a diferenciar de los otros de no ser por una baja de impuestos todavía mayor. Posiblemente la baja de los impuestos directos sea compensada por la suba de los indirectos lo que sirve para ganar votos.

No va a resolver la desocupación.

En una economía mundial que se está reduciendo las reducciones de impuestos van a dar más especulación, menos inversiones y el absurdo caos de los trenes [ah! si, los trenes de Suecia han empezado a sufrir los años de desinversión, hay que mandarles a TBA a ver si pueden hacer algo], la privatización de las farmacias, las burbujas especulativas, el descenso de las jubilaciones, todo eso no es más que una política para aumentar las diferencias de clase en el país.

No es casualidad, es una política conciente.

Yo creo que es importante dejar de discutir a Borg como algo que en realidad no es. Los cambios no van a llegar hasta que Borg tenga que cambiar de empleo.

Disculpen por todos esos nombre suecos que no dicen demasiado, la idea es demostrar como hay “convergencia” entre países muy distintos, como la socialdemocracia (cuando estoy escribiendo esto los muchachos Binneristas han recibido una patada en el culo del foro social) acostumbra a hacerle el trabajo sucio a la derecha y como un progre consecuente empieza a sacar espantosas conclusiones populistas. Un bochorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás