cris

cris
Con Cristina.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Sobre como robarle la guita a los jubilados.

Discutir sobre cuanta guita pierden los jubilados es interesante, porque siempre es interesante abandonar el territorio de las generalidades y de la sanata. En marzo los jubilados van a pasar de un aumento de 14 % a uno de 6 %, son 500 mangos, eso solamente en marzo de ahí para arriba es peor porque ya venían perdiendo con el coeficiente de Boudou, debido a la recesión y a la inflación, por cierto que, la recesión, empeora con este ajuste, aunque es difícil decir si toda la guita, pero toda, la guita que le van a quitar a los jubilados, y pobretones en general, se va a ir por el agujero de la deuda externa, es posible que si, en ese caso se va a cumplir la teoría del derrame, la miseria se va a derramar sobre bolicheros, proveedores y fabricantes varios.

Y uno, tal vez ingenuamente, se pregunta si, de veras, si no les sacan la guita a los jubilados, explota todo, es raro porque, primero, esa guita, menos que la guita de las retenciones, unos 5 mil palito verdes, no alcanza para cubrir ni la cuarta parte del déficit, no parece ser la salvación de nadie. Si dicen la verdad y sin esos 5 mil palitos explota todo, eso quiere decir que, o bien explota dentro de unos meses o, dentro de unos meses, viene más ajuste. Para cubrir la mitad del déficit van a tener que triplicar el ajuste, no sé, uno tampoco es experto. El déficit es lo único que crece.

Lo sorprendente es que mientras se ajusta porque, ya sabemos, “explota todo” y que-se-yo-que, los tipos se siguen endeudando. Uno se pregunta qué es lo que les pasa, al parecer, la bicicleta no es un “efecto secundario” indeseado, el endeudamiento es para sostener el “carry trade”, ergo, la bicicleta es una exigencia del fondo.

Así parece, el fondo te obliga a endeudarte. Además el endeudamiento genera inflación. Además dolarizas la economía, en vez de pagar con pesos, pagas con dólares. Además los dólares de la bicicleta aparecen por todos lados y planchan el precio del dólar.

Lo primero que hizo la administración macrista, prácticamente lo único, en realidad, fue terminar, casi, con las retenciones, es más, leí por ahí que ahora, las retenciones a los patrones de la soja, vuelven a bajar.

Díganme la verdad ¿No es increíble? Qué al mismo tiempo que les bajan las jubilaciones a ancianos que están en el límite de la desnutrición, les den guita a millonarios terratenientes. No parece el siglo XXI, parece la edad media.

Una vez que dejó de venir la guita de la soja, la minería y etcétera, el grueso de la recaudación vino por el lado de los impuestos al consumo. Para combatir la inflación, se decía, se recurrió a abrir las importaciones, eso hizo cerrar industrias y dejó obreros en la calle, el consumo se cayó y con eso la recaudación. Como cae la recaudación sube el déficit. Como sube el déficit, hay que ajustar, el ajuste hacer caer la recaudación.

A uno le parece que esto no puede sostenerse, digamos hasta octubre del 19, y que todo lo que pasó el jueves en Congreso no es más que la crisis tomando estado público. Hacía tiempo que no se oía hablar de “los gobernadores” como un factor decisivo en la política del país, si mal no recuerdo fue durante los días de las presidencia de D*alde. Entre otras cosas el grado de dependencia de los gobernadores respecto al poder central es peor que antes, tal vez no tengan ninguna posibilidad de pagar los sueldos sin la anuencia del gobierno central. Lo notable de esto es que ahora aparecen como controlando a diputados de sus provincias. En esto hay 2 facetas, por un lado que clase de futuro tiene en política alguien que vota una ley contraria, muy contraria, a los intereses de la mayoría, por otro habría que pensar que tan poderosa puede ser la, llamémosle, persuasión de los gobernadores, en muchos casos tipos que ya perdieron como chanchos las elecciones y que están yendo rápidamente hacia el olvido. Yo pensaba, a quien puede apretar Bertone.

Lo único razonable es pensar que comparten las ideas de los macristas y que los “aprietes” son solamente una cortina de humo para que no se note.

En realidad ni siquiera se entiende bien por qué la obsesión de hacer pasar esto por el parlamento, hay millones de jubilados que están quedando, como decía mi vieja, con el culo al norte, es imposible que una campaña de propaganda pueda tapar eso, a nadie parece importarle demasiado si es una votación con diputados “apretados” o si es un decreto.

Incluso, si me apuran, el mismo ajuste es innecesario, con la caída de los ingresos y la inflación ya se están comiendo las jubilaciones, el poder adquisitivo de los jubilados debe haber caído ya un 20 % con perspectiva de más.

El ajuste a los jubilados es otra exigencia del fondo.

Yo no me siento capacitado para hacer predicciones sobre el futuro, lo que sí me parece es que el despliegue represivo del jueves también es un fracaso, la disuasión de palos y gases nunca sirvió para un carajo en la Argentina, es para gente más civilizada que vive mejor, el lunes va a haber más gente que el jueves.

Me llamó la atención que los massistas que al comienzo, allá por el 2016, eran aliados con el macrismo, ahora parecen de lo más decididos a enfrentarse con el neoliberalismo. Al mismo tiempo parece que Massita se nos está yendo, cabalga rumbo al horizonte.

Lo más gracioso de todo esto es que el gobierno de “Cambiemos” nos está mostrando el camino: hacer lo mismo que ellos pero al revés.

Cobrarles impuestos a los ricos, vía retenciones a las exportaciones de productos primarios e impuesto a la riqueza, cerrar las importaciones poniéndoles unos impuestos “confiscatorios” y cerrarle la canilla al dólar.

Y por último.

La democracia representativa pone límites estrechos a la participación, es lo que los izquierdistas de toda laya, decimos siempre, pues bien, por fin el parlamento se abre al pueblo, ahora cualquiera puede ser diputado sin necesidad de ser electo o de todas esas odiosas formalidades.

Acontecimiento histórico… ¡Volvieron los diputruchos! Por fin, era hora, sentíamos que nos faltaba algo para ser, si cabe, aún más felices. El diputrucho era la materia que nos faltaba aprobar para decir que Carlitos, el emperador, ha vuelto con todo.


Dicen que, tampoco es seguro, en marzo les van a dar una compensación con lo que van a salvar… el mes de marzo. Además introducen la diferencia entre nosotros, los trabajadores que aportamos 30 años y ellos que, al parecer, atravesaron todas estas décadas, sin trabajar, alimentados por un plato volador y la bóbeda de los Kirchner. Esto va cada vez mejor.

jueves, 14 de diciembre de 2017

El Plan Belgrano, al día de hoy, es un éxito total.

¿Se acuerdan del Plan Belgrano? El Plan Belgrano iba a ser el plan de obras públicas más grande desde la construcción de la muralla china, allá por 1940. El Plan Belgrano iba a dejar a todo el mundo medio loco. Se iban a construir puentes, un puente que iba a ir hasta Kamchatka y su cruce con la concha de la lora, cerca del absceso oeste. Iba a ser una pinturita, mire, vea, iban a hacer como pichicientos mil millones de kilómetros de caminos de ripio, con sus correspondientes señales y unos perritos que te mearan las gomas. El Plan Belgrano iba a embellecer la república.

Al principio, creo recordar, hubo quejas y protestas, los agoreros de siempre dudaron de su realización, los marginados de siempre se burlaron. Pero estaban equivocados, de a poquito, de lo pequeño a lo grande, el Plan se fue llevando a cabo. Surgieron nuevas empresas, acudieron multitudes de trabajadores, inversores internacionales, esos que siempre ayudan. Y así como si nada, crecieron los puertos, como el asombroso puerto de aguas profundas de Santiago del Estero, repletos de mercadería y, por qué no, de un poquitín de merca. El país se iluminó, apareció el bienestar por todos lados, cartones de pizza, con un resto de queso, aparecieron para alimentar a los carenciados, casi milagrosamente, en la basura.

Todavía hay escépticos que no ven las obras, los nuevos espacios comunes, el cohete que te lleva en dos horitas hasta Tokio y que se remonta a la estratósfera previo paso por la toposfera (el topo Gigio) y cosas por el estilo. Gran parte de las obras ya se ha realizado, 400 mil millones de kilómetros de bicisenda, 4 parripollos, una playa de estacionamiento, y varias pericias de gendarmería.

Hay gente desinformada que aun desconoce en que consiste el Plan Belgrano, el plan consiste en una serie de objetivos, de órdenes precisas y de funciones, por ejemplo, los domingos son 2 funciones. El plan consiste en una serie exacta e innegable de instrucciones claras: darle todo a todo el mundo, alcanzar la felicidad y después bailar con una escoba.

Uno se pregunta como se pudo lograr tantos éxitos en tan poco tiempo y es que, si se tienen las ideas claras, todo es posible. Todo, pero todo, absolutamente todo.

Se construyeron tantas viviendas que, para no arruinarlas, las familias duermen en la calle, además de eso pudieron refugiarse debajo de los puentes. El gran puente que une Tafi del Valle con la Cochinchina, sin ir más lejos.

Y la ruta internacional multiasfáltica bañada de kriptonita y papa hervida, con capacidad para 700 mil millones de motonetas que es espectacular, superior inclusive a la ruta que va de Calcuta a Villa Crespo.

Y la pista para carreras de karting con un puesto de choripan y vino en vasito de plástico en el medio.

Uno piensa que, si se pudo completar, en tiempo record, casi el 1405 % del Plan Belgrano el país solo está limitado por los sueños, es una pena que con la panza vacía se duerma para el culo, que carajo vas a soñar, con un sanguche soñás, pedazo de boludo.


Por cierto que Belgrano es nuestro prócer favorito y no tiene nada que ver con estos hijos de puta.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Recuerdos de otra era presente: preso político de la dictadura. (1977)

El otro día, en una reunión con amigos, me puse a enumerar los lugares de detención por los que pasé, a pesar de que me conocen desde hace años, la gente estaba sorprendida, no gratamente sorprendida. Estuve como prisionero-desaparecido en la ESMA, en Superintendencia, que en mi época se llamaba “coordina”, después me llevaron a Devoto donde me reconocieron, salí en el diario Clarín y todo. Es como que tengo un certificado, soy un subversivo con garantía de origen.

No creo que haya pasado más de unos días, casi diría horas en Devoto, no estuve en los, terribles, “yompas” donde se amontonan los presos, estuve en unas celdas más chicas, aparentemente, para presos VIP.

Recuerdo cuando nos llevaron, en primer lugar no sabíamos a donde nos llevaban, aunque siendo de día se podía esperar que no era para masacrarnos, no obstante lo cual, no hubiera sido la única vez, en que sacaron presos como si fuera un traslado, para liquidarlos.

Lo peor fue que teníamos compañeros, buenos chicos realmente, del tipo de los que se saben todas, nos dijeron que nos pusiéramos toda la ropa que tuviéramos para amortiguar los golpes, cuando nos cagaran a trompadas. Nos subieron a un camioncito de esos con celdas individuales, me pregunto si los usan todavía, bueno, mi consejo es: no se pongan toda la ropa. Como de costumbre en BA todavía era verano, para empezar el tamaño minúsculo de la celda, la falta de ventanas y la ropa que llevaba encima me resultaron una experiencia, única, inenarrable, hasta el día de hoy tengo algo de claustrofobia. De cualquier manera en lo que más pensaba era en mi viejo, ahora que tengo la edad de él, no quiero imaginarme lo que debe haber sufrido.

En cuanto llegamos, después de un viaje que debe haber demandado 3 horas como mínimo, aparecimos en un lugar desconocido, no tengo recuerdos de haber visto la cárcel desde afuera, nos hicieron sacar la ropa, ¡sí!, y nos hicieron, no me acuerdo como le llamaban, pero digámosle el túnel de la muerte. Eran 2 filas de milicos, los cuales parecían grandotes como chuarsenegger en sus peores momentos, munidos de palos y botas. Ya sé que han pasado muchos, muchos años pero espero ansioso la hora de reunirme con los miliquitos pateadores en el infierno, juro que les voy a meter un tridente por el culo. Lo que me gustaba era el clima, los miliquillos lo disfrutaban, era como una ocasión festiva.

Nos pelaron la cabeza, nos hicieron duchar, gracias a dios que era en verano y nos metieron en una celda de castigo, se le llamaba "los chanchos", la celda constaba de un espacio elevado, de cemento, como para poner un colchón, una ventana microscópica arriba de todo. El espacio apenas era suficiente para que cupiéramos los 4. Uno de los cumpas era un, no sé si boliviano, jujeño o lo que sea por el estilo, no sé si, los comentarios que hacía, eran graciosos o si, por las dudas de lo que nos esperaba, nos reíamos de cualquier cosa. El otro era un cumpa que, al parecer, era piloto en la zona de Neuquén, lo pescaron usando el avión con fines guerrilleros. Bien ahí. Entre los 2 me ayudaban a mantener de buen humor a mi viejo.

Fuimos a lo que llamaban “el fondo” de la cárcel, según parece era un pabellón de admisión, estábamos en la celda 805 ¡juéguenlo en la quiniela! Los presos políticos se juntaban según su color político, que otra cosa iba a hacer un preso político, después de todo, recuerdo que había muchos, más de los que uno hubiese podido imaginarse, que eran del PC, ahora seguro que todos están esperando que hable mierda del PCA, no hay nada en el mundo que me guste más que eso, pero los chicos presos del partido eran buenos compañeros, se mantenían organizados, supongo que les servía para repartirse cosas y para mantener la moral. Y la línea política que tenían era horrible, creían que era mejor Videla que un, eventual, Pinochet, yo creo haberles dicho, por cosas como esa es que la gente me quiere tanto, que me quedaba con el Pinochin.

Yo por mi parte fui rápidamente reconocido como de la JG, me acuerdo que me mandaron cigarrillos, uno de los motivos fundamentales para hacerse meter preso es poder fumar en paz, me mandaron unos puchitos bastante aceptables que decían “AVOMPLA”. Éramos 3 uno de los pibes, después me enteré, decían que había batido gente, no sé si es cierto, en todo caso si te ponen, tipos que son profesionales, la picana en los gobelinos habría que ver cuantos, que se las dan de no-se-que-cosa, se la bancarían, no sé, digo. El otro pibe, lo volví a ver 10 años después de esto, es el único tipo vivo que conocí que estaba para la guerrilla, me pregunto dónde andará, siempre que escribo estas cosas me acuerdo de él y si le hace falta algún chiflado que, todavía, pretenda arreglar el mundo, acá estoy, no tiene nada más que avisarme.

No sé si en el resto de la cárcel, en aquel momento,pero en ese pabellón no había cantina, la cantina es comida, o alguna otra pequeña boludez, que te compra tu familia, lo único que había para comer era el guiso de la cárcel, como constaba, normalmente, de unos huesos que flotaban en la sopa, se le llamaba “tumba”. Nos dejaban, en los días despejados, salir al patio, el patio era un espacio enrejado, para salir a caminar, algunos caminaban sin parar, otros jugábamos, mayormente, al ajedrez y al dominó, después se armaban grupos de charla.

Algunos personajes que recuerdo eran, por ejemplo, del lado de los carceleros, uno de bigote que trataba bien a todo el mundo, sospecho que hubiera pagado fortunas con tal de no estar ahí, en cierto sentido daba más lástima que los presos que, después de todo, “en algo andaríamos”. Uno de los guardias se llamaba Ruiz y tenía por hobby espiarte todo el tiempo, las celdas eran 1 metro y medio de ancho, con un inodorito, una ventana con vidrios gruesos que apenas dejaban entrar la luz y una cama arriba de la otra, el tipo podía pasarse el día entero espiándote, si estabas sentado podía sancionarte por estar durmiendo, si estabas de pie te sancionaban por estar haciendo gimnasia. Era genial.

Había un oficial al que le decían el bayo o algo así, porque tenía un mechón de pelo blanco, a ese se le atribuían varias muertes, al parecer le gustaba pasearse por las celdas de castigo y golpear, junto con otros valientes, a los castigados. Era un tipo inteligente, me vio en una fila y se dio cuenta, aun sin mostrarlo, que me le cagaba de la risa, casi me saca los dientes de un cachetazo. Hubo juicios por la U9 de La Plata y me parece que le tocó, a él, ir en cana. En un mundo más justo, el carcelero de él hubiera sido yo.

De los presos me acuerdo de Lumumba, no se llamaba así, le decían así porque era muy negro, era delegado, o tal vez ni eso, de una empresa metalúrgica, lo recuerdo por su sentido de humor, virtud inestimable en la cárcel, hay gente en la cárcel que llora todas las noches. A esto último se le llamaba, perdón por la palabra, "cajetear", añorar la señorita, al menos una parte de la anatomía de la señorita, que tenías afuera. A Lumumba lo volví a ver en Estocolmo años después, había pasado mucho tiempo en cana y estaba fascinado con todo lo que veía, creo que por eso fue que no lo vi más, que dios me perdone pero siempre fui uno de los escépticos con el primer mundo.

Uno, muy conocido, que estaba preso con nosotros era Piumato, si el sindicalista ultramoyanista o algo así, Piumato estaba enfrente y compartía celda con un chico al que le decíamos “Rodrigo Valdez”, lo mejor es que en los primeros días que salí en libertad estuve parando en la casa de Rodrigo, un tipazo al que nunca más volví a ver. Piumato y Rodrigo tenían buena onda se la pasaban haciendo postres y repartiéndolos. Esto era ya en los pabellones de adelante, estábamos rodeados de profesores universitarios que comían ¡prácticamente todos! una dieta especial que, en realidad, tampoco comían y la ligaba yo que había perdido, en los primeros meses, 10 kilos, soy un enano ustedes no saben lo que son 10 kilos para mí, de hecho me vino a ver la cruz roja que me pesó aunque nada más que eso, parece que con menores de edad, en cárceles de máxima seguridad, no había ningún problema.

La única vez que veíamos presos comunes era cuando nos cortaban el pelo, yo siempre pedía que me raparan porque si no te dejaban el pelo al rape en los costados y una especie de jopo en el medio de la cabeza, no sé si estaba consciente de eso, en aquella época, pero era el peinado de Hitler. El coiffeur era un preso no mucho mayor que yo en edad, decían que tenía una condena de 17 años, ni papillón sobrevive 17 años ahí, por haber matado a alguien en un choreo, los cumpas le tenían miedo, pensaban que por ahí le daba la loca y te clavaba la tijera en el cogote, a mí me pareció que el pibe estaba más asustado que yo, es más, me pareció que estaba más asustado que los presos que estaban asustados.

Después estaba Jauregui que era el padre de un guerrillero, creo que el cumpa era del ERP, al que mataron después de pelear una batalla en la que, ya sé que uno no es religioso pero ese cumpa esta con un montón de minas lindas en el paraíso, la quedaron varios agentes del orden. Para vengarse retrospectivamente lo metieron en cana al viejo, no sé qué fue del viejo, estaba muy deprimido o tenía un sentido de humor demasiado avanzado, decía que todos íbamos a morir ahí, es muy probable que en el caso de él haya resultado cierto.

Teníamos visitas que, por aquel entonces, en esa cárcel, eran sin el teléfono de las películas yanquis, mi vieja, pobrecita, no era la persona más adecuada para pasar por una situación así, a la entrada requisaban y verdugueaban, verbo este muy útil para describir la cárcel, a los familiares. Las chicas decían que habían unas guardia cárceles tortilleras que abusaban de ellas, que lindo es que la gente se quiera. Pero mi vieja o, mejor dicho, nosotros tuvimos muchísima suerte. Esto daría como para explayarse más largo pero mi viejo tenía un patrón, un viejito que no era nada, pasaría desapercibido en casi cualquier circunstancia, y que le mantuvo el trabajo y el sueldo durante todo ese año. Cuando lo volví a ver no sabía que decirle, creo que no era, en absoluto, consciente de lo que había hecho por nosotros, han pasado muchos años, debe estar en algún lugar esplendido del paraíso y todavía, en el paraíso la eternidad debe ser igual que un instante, no debe tener idea de porqué.

Hablando de requisar y verduguear, la requisa era uno de los momentos culminantes, se llevaban las cosas que escribías, te afanaban la yerba, te cagaban bien a patadas y te podían mandar a los chanchos por no tener hecha la cama.

Otro aspecto que no mencioné era como venían los presos, casi todos venían heridos y aterrorizados después de haber sufrido golpizas importantes y torturas, de las torturas no voy a hablar porque tiene algo de morboso y de siniestro, aun así les cuento que la gente hablaba de la parrilla, una de esas viejas camas de metal conectada a unos electrodos. Se hablaba de cosas mucho peores. En general los presos que venían de Coronda o de Sierra Chica decían que la U9 era como una colonia de vacaciones.

Después de que liberaron a mi viejo fue como que ya no estaba más preso, la verdad es que me gustó quedarme con la celda para mí solo, mi viejo, un pequeño judío corajudo, todavía me vino a ver, le dije que se dejara de joder y que no viniera más, lo único que conseguí fue ofenderlo.

Al poco tiempo me largaron a mí también. Descubrí que la única ropa de civil que tenía era la que había usado mientras estaba secuestrado, algún cumpa que se daba maña con la aguja y el hilo me la arregló. De cualquier manera por la edad que tenía, el corte de pelo y los remiendos, medio que daba 100 % un colimba. Cuando me largaron estaba oscureciendo, una de las historias de las que siempre se hablaba en la cárcel es de cómo te dejaban en libertad de madrugada y te hacían desaparecer o te aplicaban la “ley de fuga”. Al salir di vueltas medio al pedo y me subí a un árbol, nadie me seguía.

En las primeras épocas que anduve por la calle me pasó de encontrarme con gente conocida y que salía corriendo de verme, eso siempre me ha parecido muy divertido.


Dedicado a la Sra. Milagro Sala, a Boudou, De Vido, D'elia, Zanini, Jones Huala y demás presos políticos.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Si es un operativo de distracción ¿De qué nos quieren distraer?

En general el mundo, es realmente un mundo entero, de comunicación macrista nos dice que, lo que pasó, fue la locura de un tipo que quiere llamar la atención. Que no era la idea, que se le chispotió. Después de tantos años de ser un juez ejemplar, pistola Bonadio, tuvo un momento de confusión, casi de KungFusión diríamos. Digamos, para el caso que nos estén leyendo extraterrestres recién bajados del Enterprise o niños de pecho, que Bonadio nunca dio puntada sin hilo. Bonadio es un juez tiki-taka, aunque últimamente está haciendo algunas de más, entre otras cosas porque es previsible que, con los jurys de enjuiciamiento que tiene encima, termine procesado él mismo y no le resulte tan fácil zafar.

A esta altura nadie lo cree, nadie cree que el aparato “judicial” de persecución de opositores actúe por su cuenta, estos “procedimientos” judiciales forman parte de la forma en que hace política el gobierno, es la “política” de los enemigos de la política.

Después de todo, muchachos, como le explicas a la gente que tiene que ganar menos, que vivir cada vez peor para un futuro promisorio que cada vez parece alejarse más. Meter preso a los opositores sirve para defenestrarlos, sirve para propaganda: son todos chorros, sirve para sacarlos de circulación y sirve para asustar a los soncitos de siempre.

Por supuesto que todos estamos preocupados por Cristina, pero eso también es una cortina de humo, para que la desaforen, o como catzo se diga, se necesitan los votos de 48 senadores después de un trámite de meses, de hecho el propio Pischotto salió a decir que no votaría a favor del desafuero, incluso que la acusación es descabellada, por cierto que el propio Pischu está en orsay, él fue el que defendió el memorándum en senadores.

La verdad es que Zanini y D’elia fueron en cana, esa es la verdad, incluso el propio Timmerman, lo que es aún más chocante porque es una figura con más peso, D’elia es un outsider y Zanini es un secretario.

Lo otro que se está viendo es que viene con ensañamiento, De Vido y Boudou hace rato que están en cana y no parece haber recurso que valga, lo que abre un interrogante, porque que va a pasar cuando los juicios se caigan ¿Les irán a pagar como nos pagaron a los presos políticos de la dictadura? ¿Se demorarán los juicios año y años con los sospechosos presos? Después de todo Milagro Sala ya va para 2 años, ya tuvo 2 juicios uno más trucho que el otro, uno era por un par de huevos que le tiraron a Morales y el otro por una señora que vendía bombachas, uno se pregunta cuánto tiempo se puede mantener la farsa.

Estos teatros jurídicos se están usando para apretar opositores blandos, no creo que la cana para D’elia y Zanini sea porque si, son maniobras para apretar a tipos como Bossio, y otros campeones del diálogo y la gobernabilidad, últimamente están molestos con las medidas de ajuste, el ajuste brutal que se viene para los jubilados va a dejar el tendal, si ya llegamos al punto que Massita, y al parecer, sus muchachos amagan decir que no.

Sobre todo llegamos al momento en que el ajuste empieza a llegarle a la aristocracia obrera y a sectores de la clase media, ayer, no les miento fue ayer, hablaba con docentes de secundaria, cuando les dije que, según mis cálculos, habían perdido 10 mil mangos del poder adquisitivo del sueldo, empezaron a asentir y les vino como un ataque. Esa cuenta están empezando a sacarla en todos lados. No necesitan a la vanguardia del proletariado para hacerlo, aunque tampoco vendría mal.

En la Argentina tenemos lo que yo llamaría la barrera del dólar es entre los que se benefician con el dólar barato y aquellos que viven totalmente en pesos, los primeros son cada vez menos y los segundos cada vez más.

Habría que ver si, a fin de cuentas, los Bossio y los Pischotto no tienen una base social, después de todo, van a tener que hacer cálculos de que les conviene votar, ya no les resulta tan fácil boludear como hace unos meses. No me sorprendería que los procesamientos alucinados de Bonadio estén destinados a amedrentarlos.

Por otra parte uno tiene la sensación de que se trata de una especie de debate ficticio, a fin de cuentas la especialidad de la democracia liberal, el coeficiente de las jubilaciones de Boudou puede retrasar la caída pero al estar atado al crecimiento y a los aportes, la caída se va a producir igual, como se produjo hasta ahora. Lo que pueden ganar con el proyecto es apurar la baja, es probable que sea la exigencia del fondo monetario o algún organismo fantasma por el estilo.

Por ahí no se trata tanto de eso como de una respuesta, respuesta loquilla pero respuesta al fin, a un clima de fin de año que promete desmanes, aunque nadie sepa bien ni cuando ni como ni donde.

Por último me queda mi saludo habitual para el “Frente de Izquierda”, me sorprende que aparezcan oponiéndose al desafuero de Cristina cuando votaron el desafuero de De Vido, por una causa, si cabe, aún más traída de los pelos. Me devané los sesos carburando el motivo de este cambio de rumbo de los compañeros y, al final, entendí: los troskos no votan el desafuero de Cristina… porque no tienen senadores! Si tuvieran senadores ya le estarían votando el desafuero para castigar a la burguesía.

martes, 28 de noviembre de 2017

Con un par de muertos no alcanza para nada, la revolución de la alegría tiene que profundizarse.

Alguien tiene que pagar por tanta alegría, después de todo. El país es una fiesta, Benetton, o el putito ese de Lewis, para el caso, le compraron las tierras al estado, averigüen, van a ver que pagaron, como dicen los hermanos yoruguas, 2 vintenes. Benetton, ese inversor generoso, tiene unas ovejas y manda la lana a Europa, ya se que suena como joda, pero, si, es joda. Lewis ni siquiera eso, se guarda la tierrita para tiempos mejores, cuando Mirtha Legrand gobierne por medio de un ejército de cucarachas. No importa, lo que cuenta es que son los dueños porque, no sabemos bien quien, les vendió medio país por 2 mangos. A eso le llamo yo clima de negocios.

Desgraciadamente nunca faltan los resentidos, los mapuches no son pueblos originarios, no, que va, hace 10 mil años que están ahí pero, no, los únicos pueblos originarios que hay están en el África, y debe ser el primer homo sapiens, ese debe ser el único originario que hay, todos los demás son inmigrantes. Además los mapuches no han hecho nada, trabajan, viven y tienen una cultura pero no producen como Benetton que manda la lana a Europa, que eso si es importante, porque con la lana de Benetton se secan el culo y evitan pasparse.

Exportar lana a Europa es tan moderno y es tan bueno para el país.

Porque los mapuches son terroristas, están aliados a los ingleses, a los curdos, a los catalanes y a los guerrilleros filipinos, los mapuches son como los testigos de Jehova, no saludan la bandera, los que están en contra del bueno de Benetton, Lewis y tantos otros están contra la patria, es más, hasta estamos seguros de que, los mapuches, no juran por la patria, ah, no, el que no juró por la patria fue el Payaso, pero ahí ven que el Payaso no nos mintió nunca.

Los mapuches son terroristas porque andan armados, vean sino, las boleadoras, creadas con tecnología de Corea del Norte, con esas boleadoras se puede cazar un ñandú a 15-20 metros de distancia y en un día nublado, la de gendarmes, siempre valerosos, siempre dispuestos a enfrentar, con una 45 automática, a cualquier bebé mapuche que se insubordine, que deben haber muerto, las cabecitas aplastadas por esas boleadoras del infierno.

La otra arma de destrucción masiva mapuche son los palos, con un cuchillo atado en la punta, ustedes se ríen, pero Hiroshima también empezó así, con un arma de esas un mapuche entrenado por Irán le puede sacar la pintura a un tanque, incluso si llueve.

Y hay otras armas, como el sifón de vidrio o el vino con sandia, de las cuales no se habla para no alarmar a la población.

Estamos seguros de que al mapuche no lo mataron por la espalda, se dio vuelta cuando sintió el balazo para que pensemos eso y no sería sorprendente que haya buscado ponerse en el camino de la bala, nada más que para perjudicar a las fuerzas de la ley. Y es seguro que estaba armado, llevaba un paquete de pastillas renomé con una dosis de azúcar que podía matar a un pobre diabético.

Es maravilloso la sensación de seguridad que da pensar que un sicópata de uniforme te puede pegar un tiro por mapuche, por zurdo, por pelado o por tener, es mi caso, terrible cara de moishe. Es como una sensación de libertad.

Me acordaba de mi dorada juventud cuando gobernaba el despotismo ilustrado de Videla, había bocha de gente a favor de la dictadura pero esos mismos tenían miedo de salir a la calle. Decían que ellos no tenían miedo porque no andaban en nada pero no salía de su casa, si el baño hubiera estado en la vereda, se hubieran cagado encima.

Tenían miedito de que, la policía del gobierno del que estaban a favor, los matara.

Lo bueno de la cana que te balea porque si, es que se están superando, por fin, las trabas burocráticas, no hace falta orden, ni juez, ni denuncia, ni una mierda, va un comando y te mata, y nadie pierde tiempo investigando nada, no hay nada que investigar, tienen un revolver, te pegan un tiro y listo se acabó la joda. Yo diría, incluso, que se están superando las travas.

Es cierto que la constitución establece derechos para los pueblos originarios pero… los pueblos originarios no existen! En realidad también les da derechos a los pueblos no-tan-originarios pero esos… tampoco existen!

Los derechos son de Benetton, Lewis y otros chupasangre, socios del Payaso, que si existen.

La alegría de los amiguitos del Payaso es la alegría de todos, sigamos festejando.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Acerca del liderazgo desmesurado de Cristina.

Es interesante porque parece que todavía, y de parte de gente que está de este lado y uno no tiene dudas de eso, no le encuentran la vuelta a la situación.

Supongamos que Cristina hubiese decidido, de hecho parecía que, en los primeros meses, era así la cosa, alejarse de la conducción. Dedicarse a sus nietos y/o a escribir sus memorias. Entonces los macristas no hubiesen ganado, al menos, no hubiesen ganado la elección en provincia. Es más nos atrevemos a postular que una lista de unidad con Massita al frente, o Pichetto o, por qué no, Randazzo, hubiese ganado la elección caminando.

La presencia de Cristina impide que se unan todos en un gran frente antimacrista.

Por culpa de la extraña obsesión de Cristina, el gobierno, nadie niega que desastroso, de “Cambiemos”, puede referirse continuamente al gobierno anterior. Parece que se estaba muy mal aunque no conozco a nadie que no diga que ahora está peor.

No digamos a Massa que puede ser un nombre resistido, digamos Randazzo, o, por qué no, Abal Medina, o quien sea, cualquier dirigente, cualquiera que se presente y una a todos los argentinos.

Será porque esos patriotas, tan prudentes, en aras de la gobernabilidad, o de los valores de la humanidad o de la chequera o del miedo o lo que se les ocurra, le votaron a Macri justamente las leyes que permitieron la desaparición de impuestos y los pagos y los ajustes y las medidas económicas que están hundiendo al país.

En realidad, en lo que escribí más arriba, esta la insinuación de que, los legisladores massistas y semi peronistas, votaron a favor de estas leyes, victimas de alguna clase de engaño, presión o que vendieron su voto. Y, en realidad, uno no está muy seguro de eso, más bien uno piensa que votaron esas leyes por convicción.

Estaban y están de acuerdo con terminar con las retenciones, los impuestos a los más ricos, endeudarse, la bicicleta financiera y el ajuste general. Solamente que usan un lenguaje elusivo porque buscan quedar bien con todo el mundo. Pienso por ejemplo en Mirtha Tundis, algunos dirán que es una figura menor, pero no es tan menor, es muy conocida, tiene votos y se caracteriza por ser una experta en el tema jubilaciones, no puedo afirmar que clase de experta es, lo que puedo decir es que hace décadas que viene hablando de los jubilados y parece sumamente comprometida en el tema. Hace unos días, horas, dijo que si hubiera sabido lo que venía no votaba la reparación histórica. Como puede ser que una experta en el tema no supiera lo que, cualquier boludo de los escribimos estos blog, sabía de memoria. Parece una joda pero no tengo motivo para creer que la diputada opositora este mintiendo. A lo mejor hacen esas estupideces que, por cierto, nunca los perjudican a ellos y a su clase, simplemente porque no tienen formación o porque quieren creerle a los macristas.

Mirtha Tundis, además, forma parte de los progres, los seguidores de Bossio/Randazzo o de Pichetto son mucho más reaccionarios, ellos ni siquiera salieron a declarar que se arrepentían de haber votado la famosa reparación.

Votaron con los macristas y no están arrepentidos de nada. En la Argentina, puede ser que no la mayoría, pero hay unos cuantos que están/estamos medianamente avivados. Se pueden hacer listas de unidad hasta cierto punto, intendentes, diputados provinciales, sindicalistas presionados por la base y una larga lista más pero con los dirigentes que tienen los mismos valores que los macristas es imposible.

Es imposible porque somos una bocha los que no los votaríamos en ningún caso.

Si en provincia hubieran hecho una lista de “unidad” con los massistas o quien sea por el estilo, capaz, tampoco es seguro, que ganaba ¿Y?

Después te salían votando el ajuste a las jubilaciones. Si esa mierda es la condición para ganar prefiero perder.

Con las jubilaciones ya se está viendo, la “oposición” se le plantó al gobierno, Pichetto logró que modificaran la fórmula, gracias a Pichetto los jubilados van a cobrar 20 pesos más, son 3 medialunas.

Eso viene por el lado del “antimacrismo”, en primer lugar a eso ya lo vimos, en el 99 había que votar contra M*nem y, yo no lo voté, ganó Delarua, en segundo lugar el “antimacrismo” es hacer un montón de ruido por algo que no existe ¿Alguien duda de que, si ganara Massita, sería más o menos lo mismo?

Lo único que falta es que se nos venga el macrismo “prolijo”, “depurado”, “peronista”.

Hay motivos obvios para el liderazgo de Cristina, por ejemplo, no está mal discutir el gobierno de Cristina, por un lado ver los puntos en los que “no alcanzó” por otro me parece interesante que, boludos que se recontra beneficiaron, empiecen a entender su propio beneficio, creo que los viejos marxistas hablaban de conciencia de clase “para sí”. Es cuando un tipo que es un laburante valoriza lo que hace, o algo por el estilo, no importa.

Después está el tema del liderazgo, un líder llega ahí por una serie de circunstancias históricas, ser la persona correcta en el momento correcto, creo que dicen los ingleses, después hay gente que tiene pasta de líder y otros que tienen pasta de ravioles. Uno sospecha que, los que te jedi, tienen todos de esta última.

Después todavía está la pregunta de porque el campo popular no tiene otras figuras de peso, esa es la pregunta más simple, en la política hay muy pocas figuras que estén del lado del pueblo. Los tipos de clase media se hacen políticos para jodernos.

Y, por último, por supuesto que, en este blog, tenemos una teoría mucho más sofisticada, estamos con Cristina porque nos parece una señora muy linda.

Por una mujer linda hacemos lo que sea.

jueves, 23 de noviembre de 2017

¿Nadie le va a echar la culpa a Macri por los 44 tripulantes muertos?

Parece que no. Que suerte que tienen los tipos estos. Me acuerdo cuando fue la, así llamada, tragedia del once, no fue ninguna tragedia, fue un asesinato, el motorman no quiso frenar, yo hablé con uno de los peritos, un tipo con 40 años de experiencia en trenes, que hizo la revisión del equipo, el tren frenaba, no solamente eso, el motorman bloqueó el sistema automático de freno a propósito, en el juicio dijo que estaba cansado o algo así. Llovieron las acusaciones todavía hay juicios contra los funcionarios, estuvieron meses y años propagando una mentira, todavía siguen, todavía hay gente convencida de que De Vido, la Shegua, no se quien, los mató. Todos los mataron menos el motorman que trabó el freno.

Hemos escuchado esa mentira hasta el hartazgo.

Pero de este lado jugamos limpio, a veces pienso que pelotudamente limpio. No me consta y no sé, no sé nada de submarinos, no sé nada del mantenimiento, ni del entrenamiento, ni del nivel del personal. Estoy seguro, eso sí, de que son tipos, y tipas, de coraje, que subirse a uno de esos no es para cualquiera, tienen vocación y que son una línea de defensa de un país entregado desde adentro.

Estoy seguro de que les recortaron presupuesto, por ejemplo no se habló más de esos acuerdos, super desventajosos para el país, que firmaron con los yanquis, esos que firmó el progresista Lousteau, o como se llame, esos para comprar tanques y aviones negociados por Amadeo el m*nemista-m*crista. O también esas lanchas de guerra que le compraron a Israel, país campeón de los derechos humanos, con los auspicios del marido de Pato Bullrich, como todos sabemos.

La guita que no va a las islas Caimán o donde mierda sea, va a parar a la truchada.

Después de todo, de qué nos estamos sorprendiendo, si dicen que no se les pueden pagar los aumentos a los jubilados, que no se pueden pagar las indemnizaciones, no se les puede pagar a los maestros, a las provincias. Qué carajo van a mantener un submarino.

Pero siempre hay guita para pagar la bicicleta de las LEBACS o como se llamen, y siempre hay guita, cada vez hay más, para rebajarles los impuestos a los ricos y cada vez debemos más guita, nadie entiende bien como. Yo cuento la deuda, los que leen siempre ya lo saben, en centrales nucleares, ya pasamos las 15-16 ¿Ustedes las vieron? ¿No vieron las nuevas centrales nucleares que compramos llave en mano? ¿No vieron las industrias fantásticas que compramos con toda esa guita? ¿Los nuevos hospitales? ¿Los jardines de infantes que se construyeron sacando esa mersada del fútbol?

Bueno, están todos al lado del submarino nuevo.