cris

cris
Con Cristina.

viernes, 23 de junio de 2017

Partidos hay muchos pero macristas son todos.

En un reportaje de vaya a saber cuándo, se le pedía al Gral. Perón que enumerara a los partidos políticos, el Pocho nombraba a Liberales, Conservadores, Radicales, Socialistas, Comunistas y lo que fuera, el periodista notaba que no había nombrado al peronismo, y el Viejo, inefable, le decía que no, que peronistas eran todos.

Lo mismo podría decirse hoy del Macrismo, el partido político que resume a todos los partidos. La idea política totalizadora y universal.

Está, sin ir más lejos, aunque eso no es tan fácil, el catolicismo macrista ultramontano, es un macrismo medieval, de dios, Papa y emperador, de policías que persiguen a chicas que muestran las tetas, de la Universidad Católica donde se enseñan las delicias del tomismo y se cuestionan los extravíos del aristotelismo, dueños de esclavos que persiguen a los gays y que obligan a enseñar religión en los colegios.

Está también la ultraderecha macrista europea, es la economía liberal con plenos derechos pero solamente para los blancos arios puros, que en la Argentina no hay pero acá se adaptó la fórmula para que los blanquitos sean los que tienen plata aunque nos hayan salido más negros que Kunta Kinte. Es interesante porque los verdaderos argentinos, los que merecen derechos, serían los extranjeros, en cambio los criollos, indios o familias que llevamos 6 generaciones en el país vendríamos a ser los inmigrantes. Que loquitos simpáticos que son.

Tenemos al cualunquismo macrista. El cualunquista es un tipo de clase media que suele ser un becado de la universidad de la Calle, un doctorado de la facultad de la Vida, es decir que vive bien porque es ladrón y pícaro y es incapaz de leer un texto de 15 renglones, para que, después de todo, si le va bien así. La ideología cualunquista comienza y termina en que "hay que matar a los chorros". Los chorros son el único problema y la única realidad del "Huomo cualunque". Los chorros asumen diversas características según convenga a los intereses del cualunque, son los ladrones de gallinas, nunca los putillos que tienen sus tranzas en Panamá, los piqueteros, nunca los que provocan el piquete, los funcionarios de gobiernos que no le gustan al cualunque, nunca los funcionarios que tienen el famoso "conflicto de intereses". Los cualunques son como la sal del macrismo, los que ponen la pizca de folklore y las chicanas del tuitter. En síntesis el chorro que buscan los cualunques está en el espejo.

Tenemos, porque no, al radical macrista, el radical macrista se llena la boca hablando de Alfonsin, pero está, perdidamente, enamorado de todo lo que Alfonsin hizo mal, la obediencia debida, el ajuste, el desbarajuste y haber puesto de candidato a Angeloz. El radical macrista no pudo superar el helicóptero de Delarua, todavía se le llenan los ojos de lágrimas cuando lo evoca, se olvida, en cambio, de los 40 inocentes que pagaron con su vida el intento de golpe de estado de Delarua. Y se olvida del desastre que hizo el maldito nazi chiflado.

Tenemos, no podía ser de otro modo, al Socialismo macrista, el socialismo plantea que el socialismo va a llegar cuando venza el bono a 100 años y que mientras tanto, conviene tener un sistema ultraliberal del orto, con gobiernos que prediquen la más absoluta sobriedad y control de gastos y no la practiquen en absoluto. Siempre conviene predicar el ahorro y la austeridad y después dejarlas de lado y despilfarrar la guita, dándosela a Majul, por ejemplo, para así tener contento a Clarín que es el que banca la campaña. No es nada personal, son negocios. Y negocios bien limpios ¿Qué se piensan?

Tenemos, y cuanto que hay, al peronismo macrista, si porque el mensaje del Gral. Perón y, especialmente, el de Eva Perón es perfectamente compatible con la doctrina de Mauricio. Nadie ha atacado tan fuerte y con tanta determinación a la oligarquía como Macri, por ejemplo sacándoles los remedios a los jubilados, esos sátrapas insaciables, parásitos del estado, podemos decir que con Macri se acabaron los privilegios. La CGT, nada más peronista que la CGT, llamaba paro tras paro contra un gobierno peronista, la CGT le jodía la vida a un gobierno peronista, que es el mejor aporte que puede hacerle un verdadero peronista a un gobierno peronista, pero no con Mauricio, no, con el gobierno macrista lo mejor es garantizar la gobernabilidad. El gobierno peronista se podía ir bien a la mierda pero ahora hay que ayudar, solidariamente, en todo lo que se pueda. Un peronista puede hundir a un gobierno peronista pero jamás a un gobierno antiperonista, por supuesto.

Tenemos, de la vasta familia de medio-peronistas, a los pero-masso-macristas. Ex funcionarios fracasados, vandoristas abandonados y, por sobre todas las cosas, “periodistas” de Clarín que quieren servir a la patria. Nadie denuncia con mayor elocuencia y efectividad. Ninguna amenaza verbal, ningún ataque retórico es suficiente para expresar el infinito disgusto que les ocasiona la política del oficialismo mientras cierran con los macristas provincia tras provincia, total nadie se entera. O a la gente sencilla con cara de morcilla le parece bien, declararse enemigo a muerte del gobierno, no dejarle pasar una, poner a esos neoliberales en vereda y, una vez que eso quedó bien claro, votarles todo en el parlamento.

Tenemos el troskomacrismo, últimamente, el único lugar donde uno puede ver a un troskista en vivo es en la televisión. Un verdadero troskista existe no para hacer un cambio sino para dar testimonio, testimonio de que, cualquier cambio, está destinado de antemano al fracaso, incluso los cambios que tuvieron éxito. Cuando uno prende el televisor se entera de que, a pesar de que a uno le bajaron el sueldo, lo echaron, le enchufaron un tarifazo terrible, etcétera, antes era lo mismo. Es muy interesante la idea de que, para un jubilado achacoso, sea lo mismo tener remedios gratis que tener que pagarlos una fortuna. Que los jubilados se pongan histéricos y se nieguen a reconocerlo es solamente una indicación de su falta de conciencia de clase.

Tenemos, como no, la izquierda macrista nacional y popular, los militantes usando el lenguaje de la izquierda te explican, didácticamente, que si bien no está bien que le quiten las pensiones a los discapacitados, la culpa es del gobierno peronista que no creó una nueva ley para discapacitados. Si las fábricas cierran es porque el gobierno peronista no las puso bajo control obrero. La izquierda macrista es verdaderamente revolucionaria, quiere, eso si, por supuesto, que la revolución la haga el gobierno peronista, como el gobierno peronista no tiene pensado declarar la abolición del dinero y de la propiedad privada, es mejor tener un gobierno macrista y que la gente se cague de hambre. A ver si así aprenden.

Este panorama sería perfecto, se hubiera terminado la grieta y el país hubiese estado unido, divido entre macristas de diversas tendencias y con bonos a pagar dentro de 300 años, justo a tiempo para que llegue la lluvia de inversiones, el crecimiento y mi ganso al techo.

Pero no, adivinen por culpa de quien.

viernes, 16 de junio de 2017

Pánico, locura y desesperación, la falta de Randazzo destruye 70 años de trayectoria del movimiento nacional y popular.

Yo no se, a lo mejor uno está equivocado pero, que yo sepa, todavía no tenemos referencia de ningún programa común, acuerdo programático, ¡desacuerdo! programático o lo que sea por el estilo.

Como el programa que no conocemos es el de los randazzistas, el problema es de Randazzo. Se busca hacer unas PASO en base a declaraciones en el aire, charlas generales sobre la pobreza. ¿Quieren que lo diga a la manera en que lo hacemos en esta clase de blogs, ultras y fanatizados? Bueno, está bien, vamos a decirlo así:

Metete la pobreza en el culo, pelotudo, lo que queremos saber es porque votaste por pagarle a los buitres si estas arrepentido o todavía crees que estuviste bárbaro.

Los legisladores que le votaron el pago a los buitres, el blanqueo, el presupuesto con endeudamiento y, no me extrañaría, la quita de las pensiones a los discapacitados, no parecen haber hecho autocrítica alguna. Nada, como si no hubiese sucedido.

No son nadie, tienen un par de intendentes que ya rifaron su prestigio y que van a perder en sus propios distritos.

Es fácil entender la intención que tienen los sectores que se encolumnan detrás de Randazzo: Hacer una campaña dirigida contra Cristina, aprovechar votos que no son del campo popular e imponer nuevos legisladores que vuelvan a votarle todo al gobierno neoliberal. O algún otro enchastre por el estilo.

Es fácil entender que no hay nada que ganar en esas PASO, se van a hacer esfuerzos, se van a gastar fortunas para competir contra candidatos que no son parte del campo popular pero haciendo como que si.

Los del movimiento Evita, los del bloque de chiquito Bossio y esos, son gente que, simplemente, la recontra pifió, creyeron que al gobierno neoliberal todo le iba a salir bien y que ellos iban a construir una oposición complaciente que iba a terminar gobernando cuando Cambiemos se desgastara.

Unas PASO son para gente que va para el mismo lado, se termina la elección, se arma la lista y todos para adelante, no es ese el caso, los perdedores no van a tener ningún interés, son de otro partido, así de simple. Necesitamos tipos convencidos con política clara.

El Frente Cristina tiene los votos de siempre, más todos los votos de los que se están avivando de lo que es Cambiemos, los 4 votos de sectores que, no solamente la pifiaron, no solamente no se autocritican, si no que ni siquiera se atreven a discutir en público, no son importantes en el contexto de una elección de medio término. Si me dijeras en un balotaje, vaya y pase.

Si me dejo llevar por lo que se lee en la blogósfera estoy por completo equivocado, parece que Randazzo, el chino y el boludo a pedal de Bossio tienen más votos que Perón.

Yo debo estar meando a kilómetros del tarro, las cifras que se venían manejando de votación en las PASO le daban un 6-7 % a Randazzo, además decían que 2/3 partes de esos votos eran de Cambiemos y de Massita, ninguno de los 2 tiene PASO de modo que iban a votar contra Cristina ¿Qué le quedaba al campo popular de eso? Una mierda.

Comparan con la elección del 2005, donde Cristina hizo rancho aparte y le dejó los sellitos y el escudo a Chiche Duhalde. Pero nos advierten que “esto no es el 2005”, no están ni Kirchner, ni Felipe Solá como gobernador. Que aliado confiable Felipillo, por cierto. Bueno, esto no es el 2005, tenemos un gobierno neoliberal que se está llevando puesto al país, se está quedando afuera hasta la clase media. Esto no es el 2005 hay polarización. Esto no es el escudito y las fotos de Perón en 1949, esto es serio, en el 2017 hay gente que va a ir a votar con hambre.

La política de contemporizar, del camino del medio y de la avenida, ya fueron, Cambiemos las mató hace meses, las cosas no están para medias tintas y para “entender” y “darle gobernabilidad”, en todo caso la gobernabilidad se la están socavando solos. Uno duda si el mejor aporte a la estabilidad y a que estos tipos terminen su mandato no termina siendo ser una oposición de verdad, una alternativa clara, entendible y esperanzadora para el pueblo.

Y hablando de llegar al pueblo, si estos tipos no quisieron arreglar por algo será y no es porque tienen 20 millones de votos. Las PASO van a dar el mensaje de que todo es más o menos lo mismo, después nos vamos a quejar porque la gente esta desmoralizada.

Tampoco es el fin del mundo, ni la muerte de nadie, es una elección, los que de buena fe quieren participar lo van a hacer igual, a Randazzo le ofrecieron encabezar la lista de diputados, si fuera por la buena fe debería haber aceptado pero el tipo no quiere, repite lo mismo que pasó en el 2015 cuando no quiso ser candidato a gobernador.

En mi época había compadritos en los bares, se hacían los malos, sacaban pechos, decían groserías ingeniosas y, a la hora de los bifes, se borraban, ese no era el día de ellos, esa no era la pelea de ellos.

Ahora Randazzo y sus amigos han vuelto a ser los guapos del barrio, no le temen a la interna, no le temen a joder al pueblo, no le temen a nada. Pero cuando vino Macri se la pasaron escondidos y levantaban la manito para votarle cualquier barbaridad. Son culos sucios que le tienen miedo a una nota de Clarín.

A esta altura no se si, finalmente, va a haber lista de unidad, si viene, mala suerte, pero ojala que no.

Pueden pasar 2 cosas o el frente nacional y popular se acerca, o llega, o, dios no lo permita sobrepasa las cifras de las encuestas y la señal es bien clara de quien es quien o estos tipos aplastan a las ¾ partes del país.

Si la elección va mal, le van a echar, los mismos editores del diario del lunes de siempre, la culpa a Cristina pero, no se, adivino no soy, si Cristina sigue siendo el único político, con votos y trayectoria de verdad, que alce la voz contra la destrucción del país, entonces va a volver a ser candidata.

El porcentaje de criollos que vota por el escudito es cercano a cero, todo el mundo lo sabe, nadie dice “soy del PJ”, todos decimos que estamos con Cristina y, en cuanto a los nombres, prefiero,preferimos, a cualquier pelotudo que haya estado con Cristina en estos meses terribles y no a los genios que se dieron vuelta.

Al contrario, me complace que Randazzo presente su lista de los ex, le va a afanar votos a Massita.

miércoles, 14 de junio de 2017

Los obreros en blanco empiezan a despertarse.

Finalmente el agua empieza a filtrarse por el dique. Hace un año que veníamos pifiándola, pensábamos que, si iba a pasar algo, tendría que ser no en el centro sino en la periferia, tenía que ser en territorios no donde gobernase el peronismo, en sus varias variantes, ya sé que van a decirme que en Córdoba gobierna una variante del peronismo pero, simplemente no es así, es una administración conservadora. Córdoba era candidata de entrada. Relativamente mucha industria, mucha privatización, mucha crisis.

Tenía que ser en Córdoba, la provincia donde Macri ganó por aplastamiento.

Los micros de la ciudad de Córdoba son 100% privados, cobran el boleto más caro del país y brindan, naturalmente, un servicio pésimo.

Uno no conoce la historia de la privatización del transporte pero sospecha que los choferes hicieron poco y nada para evitarla, primero porque eso pasó en casi todos lados, segundo porque, en casos como este, los choferes recibieron aumentos y prebendas para que se callaran la boca. Lo menciono porque alguien va a venir a hablar de eso y sacarnos de tema. Y el tema no es la ética personal de los choferes. El tema son los agujeros y el agua que corre, por ahora es un chorrito, valga la metáfora múltiple, por la muralla.

Las provincias están recibiendo cada vez menos de parte de un estado que no recauda. Con esa guita la ciudad de Córdoba les pagaba, a los choferes y a otros servicios esenciales, unos mangos que compensaba a los choferes por las bajas en la recaudación de empresas que, ellas también, están yendo para atrás aceleradamente. Durante el “año de gracia” del 2016 los choferes perdieron, como perdió todo el mundo, tal vez un 20 o un 30 %, puede ser un 30 debido al “ajuste” de ganancias. Para mantener el poder adquisitivo del año 2015 tendrían que estar en 50 lucas redondas, por el año 2017, les ofrecieron un bono de 5 mil pesos y 8% de limosna, redondean 30 mil, son 20 mil pesos de agujero. A muchos les está pasando lo mismo.

Vamos a decirlo así, no sabemos que puede pensar usted lector que llegó a estas páginas sin querer, significa que los están expulsando de la clase media. Los choferes se pusieron cabreros, entonces la UTA nacional, un sindicato macro-patronal puro, les intervino la dirección, les mandaron a un tipo que es una especie de especialista rompe huelgas, con antecedentes en Formosa y de haber ido en cana por dirigir una patota. No importa.

Los choferes fueron al paro por tiempo indeterminado.

Empezaron las amenazas, es raro como la municipalidad parece tener fondos para llevar a la calle micros gratuitos con rompehuelgas pagos y gendarmería de custodia, y el cerco mediático. Y en eso estamos por eso uno escribe estas cosas, para que lo lean 4, para que 5 lo suban al tuiter o como se llame y etcétera.

De alguna manera la pelota está en el campo de los empleados, tal vez pequeños propietarios, que se encuentran en la misma situación que los choferes, pienso, por ejemplo, en los docentes, una mejor oportunidad de salir y golpear pidiendo la paritaria y la recuperación del salario, no van a tener.

A estas horas lo más probable es que los choferes queden aislados y pierdan el conflicto. No se preocupen, en un dique en colapso, cada vez que tapas un agujero, se abren 2.


La eliminación de las pensiones a discapacitados ¿No figuraba en el presupuesto 2017? ¿Eh?

sábado, 10 de junio de 2017

Locos izquierdistas que les hacen perder las elecciones a tipos sensatos, hoy: Corbyn.

En el 97 el Labour ganó la elección pero fueron tiempos de Tony Blair, que es como decir que en el año 95 ganó el peronismo, es mentira aunque usted quiera creerlo. A partir de ahí fue desinflándose, retrocedió en el 2001, y el 2005.

En el 2010 el Labour sufrió una de sus peores derrotas de la historia y en el 2015 también perdió aunque más a causa del sistema de elección británico, es por distritos y se elige un diputado por distrito.

Los conservadores, aparentemente, venían sin ningún problema, habían ganado por un campo, y por los ajustes se les echaba la culpa a la comunidad europea. Los ajustes siempre generan protestas y las protestas, si no toman dimensiones apocalípticas, siempre quedan en nada. Por eso aun las leyes más injustas suelen pasar. Los ajustes siempre están dirigidos contra los mismos grupos, familias obreras con niños, viejos pobretones, inmigrantes y negros varios, minorías de cualquier clase. Algo de eso empezó a volverse insoportable, al parecer también influye que muchos conservadores querían salir de la Comunidad Europea, en muchos casos con argumentos xenófobos y disparatados. Por algún motivo Cameron llamó a un plebiscito para determinar si Gran Bretaña iba o no a salir de la CE. Visto desde acá, la idea de que los británicos iban a votar en masa a favor de la CE es incomprensible. Distinto es en países que o bien están en la parte superior de la cadena alimenticia como alemanes y holandeses y que, obviamente, se benefician y los países que están muy abajo, en mi opinión los griegos, por dar un ejemplo, están contra viento y marea con la CE porque les dan un pasaporte para emigrar. En definitiva en los países que están cagados cualquier esperanza de limosna es bien recibida, aunque este comentario sea cruel y hasta algo discriminatorio. A los ingleses, y, ya que estamos, a los franceses no les conviene competir “mano a mano” con los alemanes, y a los obreros no les conviene integrarse en un mercado con salarios inferiores al de ellos. Aparte de la propaganda y de los dudosos testimonios de estudiantes de clase alta que querían ir a estudiar a no sé dónde, no había nada en el Bremain que fuera atractivo. A la campaña le dio color la lucha, “mi lucha” para el caso, de los grupos xenófobos que, en Europa occidental, son una especie de decoración de época como eran, en tiempos mejores, los punks. Lo bueno para los británicos de pie es que gracias al Brexit se libraron de James Cameron. Cameron era ciertamente un político de los de antes, bien vestido, verba inflamada, ajuste pero no sin cierto glamour. Vieron, esos tipos que siguen la misma mierda de siempre pero que le hacen creer, a boludos que quieren creer y que son muchos, que en cualquier momento, si, en cualquier momento patean el tablero y ¡paf! Se vino el cambio. Hay peronistas, aparentemente gente normal que anda por la calle y hasta tiene permiso de conductor, que le ve algo “peronista” a la Sra. Vidal. La realidad es, apenas, una sola y muy limitada, la fantasía es infinita y, como dijo un poeta, alcanza para todos.

Después de la derrota del 2015, decorosa en los números, estrepitosa en las bancas, del Labour, la situación era desesperada aunque no muy seria, cuando eso pasa los labouristas eligen a algún tipo de izquierda, por ejemplo después de que Tatcher ganara la guerra de las Malvinas, con la inestimable colaboración del ejército de ocupación que teníamos en la Argentina, los labouristas presentaron de líder a Michael Foot, probablemente el dirigente más izquierdista de la historia del Labour. En las elecciones del 83 el Labour hizo la peor elección en todo el siglo XX. Y se acabó la izquierda labourista. En una situación similar, los dirigentes “sabios y prudentes” decidieron dejar pasar a Corbyn. Desde el comienzo una gran parte de los líderes y parlamentarios del Labour buscaron moverle el piso. Todo le jugaba en contra, era un señor mayor con perfil, para la media europea, muy izquierdista, cuando asumió la dirección del partido lo saludaron los griegos de Syriza, los comunistas de Portugal y… Cristina. A Corbyn lo llevó a la conducción la “juventud maravillosa” jóvenes zurdos, antiguos dirigentes sindicales y los muchachos labouristas de toda la vida que le ganaron una elección al partido. Los fanáticos corbynistas eran puro veneno piantavotos para los modernos políticos pragmáticos del “focus group”. El núcleo duro con el cual no se puede ganar nunca porque “lagente está en otra”. No solamente eso, si no que Corbyn quedó de culo con el “progresismo mediático” y con la mayor parte de los dirigentes del Labour adoptando una postura muy tibia, mejor sería decir que no le dio bola al asunto, con respeto al Brexit.

A Cameron los substituyo una tal, sospechamos que va rumbo a un rápido olvido, Theresa May. La Sra. May tenía mayoría propia en el parlamento y su principal preocupación era, como siempre, el tan meneado Brexit. De nuevo los conservadores estaban divididos, por algún motivo May y los conservadores decidieron llamar a nuevas elecciones, no había necesidad, los conservadores tenían mandato para varios años más. En abril los encuestólogos o como se llamen esos magos modernos presuponían una victoria aplastante para May, con ese mandato reforzado el Brexit iba a ser no se que cosa e iba a llegar la misma lluvia de inversiones que pasó por el Río de la Plata. Para los enemigos de Corbyn entre el laborismo era la ocasión perfecta, la izquierda tan odiosa quedaría en terapia intensiva hasta el siglo XXII.

Pero, como decimos, tal vez un poco chicaneramente, algo pasó. A los conservadores la inminencia de un gran triunfo se les subió a la cabeza y tuvieron, atención trolles macrianos, un sincericidio. El suicidio asistido cobró la forma de “dementia tax”, impuesto a la demencia, este, parece una propaganda inverosímil, era un impuesto que permitiría embargar las casas de los ancianos que recibieran asistencia del estado por estarse muriendo o algo por el estilo. El Reino Unido ha sido definido muchas veces como un país de propietarios, quedarse con las casas de los viejitos es una propuesta disparatada. El discurso de Corbyn es el mismo de siempre: hay demasiada pobreza y demasiadísma desigualdad, hay que cobrarles impuestos a los ricos y estatizar servicios públicos, no demasiados, solamente algunos esenciales. Por otra parte les cuento que estoy cansado de leer como les va para el orto a los pobres en Gran Bretaña, es cierto que acá les va peor pero no vayan a creer que hay tanta diferencia. Además Corbyn incluía alguna que otra golosina para la clase media. A que no saben a quien me hace acordar.

Pero hubieron otras cosas, como la propia imagen de los candidatos, uno sospecha que Corbyn es como a los británicos les gustaría verse y Theresa May como realmente son.

Vale la pena aclarar que el Labour no ganó las elecciones, pero es la primera vez que aumenta su representación desde 1997, mientras los conservadores perdieron 13 bancas, siguen siendo la primer minoría y necesitan aliarse con alguien para mantener el gobierno, ese alguien son los, bastante ultraderecha ellos, unionistas de Irlanda del Norte.

¿Y Corbyn? Ahora tiene la oportunidad de armar algo interesante con el Labour, en los comentarios se dice que una nueva elección se ve venir en el horizonte. Al fin y al cabo el Labour siendo un partido menos ligado a la socialdemocracia podía resistir mejor a la caída de la socialdemocracia europea, se esta cumpliendo.

¿Y los amigos neonazis? El UKIP perdió mal en todos lados, en Europa se están empezando a enterar que detrás del nacionalismo xenófobo y la grandeza racial del hombre blanco se ocultan los mismos liberales de siempre.

¿Y el Brexit? ¿No les importa a los británicos y me va a importar a mí?

jueves, 8 de junio de 2017

Nadie sabe bien que quiere Randazzo.

No me digan que no es raro, primero Randazzo se nos quedó callado, pasó todo el primer año del gobierno de los payasos calladito. A lo mejor, uno especula, estaba esperando, a mitad de camino, no se animaba a criticar porque, en aquel momento, se imponía la ley del carpetazo. La clase política acompañaba desde las sombras, pasaron unos meses hasta que, nosotros, los niñitos que le vemos el culo al emperador, a través de los pantalones invisibles, dijimos que, en el parlamento le estaban votando todo al Payaso. En un principio fueron los blogueros, Página 12, los 4 zurdos de siempre.

En un principio fue Cristina.

Randazzo no solamente se pasó el primer año de la pesadilla macrista encerrado en su casa. Antes se había retirado porque no le dieron no se que cosa que necesitaba para competir con Scioli. Al negarse a ser candidato a gobernador de la provincia, por si hay algún extranjero leyendo “la provincia” es la provincia de Buenos Aires, aseguró la derrota del peronismo tanto en la provincia como a nivel nacional.

Ahora esta volviendo a hacer lo mismo, le ofrecieron el primer lugar en diputados, uno piensa, somos así malpensados, que si acepta pierde los sponsors, y que los sponsors son Clarín y los payasos en general.

Quien sabe, a lo mejor Randazzo piensa que va a servirse de Clarín y después darles una patada en el culo, tal vez Randazzo haya resultado ser un aprendiz de brujo.

El problema más grave como yo lo veo es que nadie sabe bien que quiere Randazzo, en cambio los que están con él, lo que quieren es que nos olvidemos que le votaron todo a Macri en el parlamento y que el resultado ha sido desastroso. El viejo Freud hablaba del “retorno de lo reprimido” bueno lo reprimido es la política de “gobernabilidad”. Un dirigente político debiera tener cuidado de la ideología, eso es lo que estos mismos tipos nos dicen a los zurdos todo el tiempo, la ideología les decía que el gobierno del Payaso iba a ser un éxito, que venía una nueva era “sin populistas” y vaya uno a saber que por el estilo. Y fue que no.

Los intendentes y demases que se oponen a una interna tienen, como mínimo, razón en un punto: no sabemos cuales son las diferencias programáticas que llevan a una interna. Lo cual debería ser porque o bien estas no existen y todo sería por una cuestión de nombres, humm!, o bien no se puede hablar de eso. No se puede hablar porque los que apoyan a Randazzo, simplemente, tienen otro programa que no es el de Cristina.

Y si no es el programa de Cristina, ya sabemos cual es.

Hace unos días, yo pensaba, como todo el mundo, que un par de lugares en las listas bastaban para que se bajaran de hacer una interna. Ahora esta empezando a parecer que no. Según parece se está buscando terminar con la interna por la vía judicial, lo que probablemente no sea aconsejable, serían trámites al pedo, recusaciones y juicios al por mayor, además ya sabemos que a la justicia la maneja la derecha, nada bueno va a salir de ahí. Lo que queda, según parece es hacerlos pasar de largo, una maniobra para crear un frente con otros nombres, otros apoderados y que se yo que, todo para sacar el nombre PJ de las boletas. Creo que ya se lo hicieron a Chiche Duhalde, que tiempos aquellos!, en el 2005. Lo bueno sería que, por fin, vamos a poder contar a los randazzistas, movimiento Evita, adeptos a chiquito Bossio y afines.

Francamente es difícil ver cual es el problema de ir a una interna, hasta podría haber servido para que haya más militancia y más difusión. Si bien es cierto que los votos que podría aportar el randazzismo son mínimos, cercanos a cero.

Aparentemente el peronismo de la provincia lo vio como una maniobra para embarrar la cancha y confundir al electorado.

Ya de por si seguir las dudosas aventuras del randazzismo están sirviendo para no hablar de la situación en que nos encontramos. Algo de eso hay, el mecanismo de distracción es lo único que explica las cifras relativamente buenas que están mostrando los catrascas oficialistas en intención de voto, en el caso de los massistas es sumamente desvergonzado, desde que, en varias provincias, van junto con los macristas. Después de un año y medio que ha sido catastrófico para el pueblo, todavía miden, un sector importante, numéricamente, de la clase media todavía les cree, piensan que va a venir la primavera, el despertar, los brotes verdes y la felicidad general cuando lo que viene es un ajuste peor que esto.

De alguna manera todo este cotorreo les está sirviendo para tapar el desastre.

Porque la verdad que esto de discutir a oportunistas y bichos menores, en medio del hambre y la miseria, es una frivolidad.


Consejo de la casa, lean el blog de Venezuela, lean todos, si pueden pero especialmente ese.

jueves, 1 de junio de 2017

Córdoba es uno de los mejores países del África.

Francamente es difícil entender como puede consolidarse un modelo como el que propone, no solamente Cambiemos y la extrema derecha sino el grueso de la clase dirigente argentina. Sale uno de nuestros favoritos, con la claridad que le brinda su deficiencia mental, Gonzáles Fraga, o como carajo se llame, a decir que a unos pocos kilómetros de BA se vive una fiesta, nadie ha visto a esas multitudes regocijarse en su felicidad. La única felicidad la hemos visto en los barrios de gente como uno, miríadas de 4X4 BMW, miles de maravillosas motos Harley y la consecuente invasión de Miami hacen a un país alegre, de lo mejor. Estamos hablando, y creo que exagero, del 1 % de los argentinos. Por cierto que habría que ver que tan argentino es ese 1 %. Es posible que haya sectores que pertenecen a una clase media acomodada, para andar tranquilo por la vida hay que tener ingresos de 5 mil dólares, unos 100 mil mangos, puede ser que un 10 % entre en esa categoría.

Los que ganan alrededor de 50 lucas, ¡son 3000 dólares!, se pueden considerar clase media vulnerable, pueden darse por satisfechos si no están perdiendo capital, los autos se ponen viejos, las propiedades se venden, la gente construye casitas en el terreno que le queda e intenta alquilarlas, tipos que se están comiendo sus negocios, profesionales que toman más y más horas de laburo y tipos calificados que se van del país.

La “crisis” es peor que antes porque venís de pasarla bien.

Los salario “normales”, los 10 mil pesos de la época de la Shegua, perdieron un 20-30 % de su poder adquisitivo.

Debajo de eso están los que no llegan a fin de mes, y aun debajo los que aguantan con mate cocido y torta frita.

Los políticos “normales” de la argentina, no es que no registren al pueblo, apenas si registran a los que ganan 50 lucas. Esto pasa porque las barreras de exclusión se han elevado muchísimo. Medicinas reprivadas, escuelas carísimas, barrios rodeados de alambre de púa y una actitud merquera, pasota y abúlica. Hasta es posible que ni siquiera tengan información de que la gente común la esta pasando como el culo.

Tienen a casi todos los gobernadores, los senadores, muchos diputados y a los “políticos de reality” como Pino o Vicky Donda, a medida que vas bajando, en la mentira de la representación, hay cada vez menos adeptos a Cambiemos o a su variante “disidente”: el massismo. A nivel intendentes los que no son opositores, se esconden, tienen rodeado el rancho.

De a poquito la situación social va colándose en la política, la propaganda que mejor funciona ya no es la del honestismo y las ridiculeces de los jueces adictos, la única propaganda que todavía funciona es la de la boludez, los programas de televisión de propaganda gorila van achicándose, los corren a horarios de noche tarde, tienen ratings mínimos, ahora vienen los crímenes y los platos voladores. Un buen ejemplo es la campaña basada en las minitas que se coge Scioli.

Sin ir más lejos la “campaña” de Randazzo es una especie de ejercicio de irrisión, es posible que, en el momento en que estoy escribiendo, la aventura haya terminado y Randazzo y sus apoyos hayan entrado por el aro. Da la impresión de que, a parte de reflejar la desesperación de los “dueños del peronismo” que ya no pueden usufructuarlo como creen que es su derecho, estamos frente a una campaña “pianta votos”.

A uno, que no cuenta con encuestas de las de verdad y que se basa en lo que ve por la calle, le da la impresión de que Randazzo no está ni siquiera arañando el 15% que se necesita para entrar en la lista. Mi pronóstico es que en los próximos días va a haber acuerdo. El resultado de esto es una lista única en provincia, es interesante lo que puede pasar en otros distritos, en algunos el FPV no parece existir, en Córdoba, por ejemplo y otros son una incógnita, en varios de esos va a haber internas de verdad, eso quiere decir un interna caliente, tal vez con denuncias y violencia.

Lo de Córdoba se relaciona con datos del INDEC del montonero Todesca, la pobreza supera al 40 %, un número que, si no fuera coherente con información que viene de ahí, parecería imposible. Es decir, ¿de qué manera se sostiene, una sociedad con semejante grado de marginación, sin que vuele todo por el aire?

martes, 30 de mayo de 2017

Un inglés en Moscú 1919. 2da parte.

Arthur Ransome, el señorito inglés, sigue su reportaje en el país del Soviet ¿Sobrevivirá la República Socialista?

El ejecutivo del soviet.
Se reúne el comité ejecutivo del soviet, aparece Krylenko, para empezar es el mismo tipo que substituyo a Dujonin como comandante del Ejército de Rusia, es abogado y llegará a ser uno de los juristas más prestigiosos del soviet, hasta que le llegue la noche en el año 37. Abre la sesión el mítico, el polaco, el jefe original de la CHEKA: Dzerzhinsky. Ransome nos cuenta que era un pésimo orador, aunque lo bastante jugado como para tomar el mando de la CHEKA. Durante el levantamiento de los SR de izq. el polaco encaró a los tipos que le estaban apuntando, les dijo que si no iban a meterle un tiro que lo dejaran salir y salió caminando.
Dzerzhinsky menciona los pogroms de borrachos en Petrogrado, la supresión de los anarquistas en abril del 18, dice que desde entonces los delitos descendieron en un 80 % y del terror rojo de septiembre. Hasta ese momento la revolución ha sido atacada por grandes movimientos, a partir de ahora, febrero 1919, el ataque es por parte de individuos y no se necesita la represión a gran escala, desde ese momento la CHEKA ya no tiene derecho a dictar sentencias, restando solo en el caso de contrarrevolución armada una instancia similar al estado de excepción. El tiempo para investigar un delito se establece en un mes.
Krilenko propone hacer incompatible la pertenencia a la CHEKA y a los tribunales.
El siguiente tema de discusión es la propuesta de imponer un nuevo impuesto a las antiguas clases privilegiadas, la presentación la hace Krestinsky, Ransome lo describe más parecido a un banquero que a un bolchevique. En algunos soviets mandan los kulaks que en vez de cobrarse a si mismos han distribuido los impuestos “equitativamente”. En general hay señales de que ya no queda mucha clase alta a la que cobrarle el “impuesto a las ganancias” del soviet.
Ransome conversa con Lenin, hablan de líderes de la izquierda del laborismo británico, cosa que solo tiene sentido, y hasta por ahí nomás, para los ingleses. Lenin le dice que la revolución en las islas británicas es cuestión de unos meses. Los rusos tienen un sentido de humor parecido al de los porteños y los ingleses no, desde ese punto de vista diríamos que el pelado lo está chicaneando. No es probable que Lenin pensara que la revolución llegara tan rápido, por el contrario, hay señales que muestran que sabe que la etapa de la “revolución mundial” terminó, por el momento. Lenin le dice que un aspecto fundamental para la revolución fue la enorme extensión geográfica de Rusia, que impidió, por ejemplo, que los alemanes los ocuparan en febrero del 18. Dice que el soviet, asambleas les decimos en BA, es un método más o menos universal para organizarse. Le dice que no lo van a dejar contar la verdad sobre lo que está pasando en Rusia, que lo van a silenciar como hicieron con un coronel yanqui llamado Robins. Robins era un yanqui progresista que sentía simpatía personal por los líderes bolcheviques y que creía que los soviets eran una representación popular auténtica, cosas que en el “mundo libre” eran anatema.
Ransome y Lenin hablan de un socialista yanqui, hoy en día olvidado, llamado Daniel de Leon que parece estar en sintonía con Lenin. Según parece de Leon anticipa algunas de las características de la revolución y de los soviets. El pelado es un adelantado en casi todos los sentidos, se queja de los medios, dice que no es que mientan exactamente sino de que “pervierten la verdad”.
Describe a Lenin como un tipo descontracturado y alegre, piensa que el credo revolucionario lo libra de creerse demasiado importante como individuo.

El futuro billete.
Ransome se encuentra con Rykov que es el presidente de un cierto consejo de economía que es como una representación de los soviets industriales o algo por el estilo. Rykov dice que están, entre otras cosas, en una crisis de energía, debido a que los checos se quedaron con el carbón de los Urales y los alemanes, ya no en ese momento pero que más da, con el carbón de la cuenca del Don en Ucrania. Los planes energéticos del soviet son hacer independientes a Petrogrado y Moscú construyendo centrales eléctricas. En la región de Petrogrado esperan construir represas, como ya se dijo y en Moscú usar turba. Las máquinas que necesitan para las centrales piensan comprarlas pero si no pueden las van a construir ellos mismos. Como ejemplo de que es posible cita a la sal, me hace acordar a Mahatma Gandhi en una película.
Después de casi 100 años los problemas de los antiguos soviéticos se parecen a los de cualquier país del tercer mundo que quiera evitar ser aplastado por el imperialismo.
El inglés le pregunta si es posible que Rusia se desarrolle sin ayuda externa. Por ahora, aparte de sal, el soviet está fabricando cajas de fósforos.
Para ese momento la inflación está haciendo estragos y los pagos de salarios se hacen cada vez más en mercadería. El problema, de eso vamos a hablar más adelante, es que el estado carece de mercadería manufacturada para pagarles su trigo a los campesinos. Mientras la especulación, la bicicleta como, bellamente, le decimos en BA esta generando una “nueva burguesía”. El remedio ideado por el soviet es… un cambio de moneda, para obligarlos a mostrarse. El futuro billete va a llevar un cartel que diga: “Proletarios de todos los países, uníos” en 8 idiomas.

Cualquiera que fabrique pólvora puede ser libre.
Ransome se encuentra con Víctor Nogin un bolchevique de los de Moscú, que llevaron una línea conciliadora al comienzo de la revolución, ahora se ocupa de reorganizar la industria textil, la más importante de Rusia en aquel momento. Antes de las guerras ocupaba a 500 mil obreros. Ahora 400 mil aun figuran pero muchas fábricas están paralizadas por falta de combustible o materia prima. Todas las grandes empresas han sido nacionalizadas. Anteriormente los productos sin terminar tenían que viajar de una ciudad a otra según la forma en que distribuía el trabajo una empresa determinada, ahora trabajan todas juntas y, en general, los productos no precisan transportes largos. La época en que las empresas competían entre si ha terminado, así como la variedad, la revolución es el fin de la elegancia. Para el control y la dirección tienen un sistema mixto donde participan tipos con conocimiento técnico y delegados obreros. Trabajaban con algodón llegado desde América que ya no entra y del Turkestan que tampoco llega. Aun así, pueden seguir unos meses más. Están pensando en modificar las máquinas para poder usar hilo de lino. Un par de técnicos, descubren a Ransome y le piden libros técnicos de Inglaterra ¿se podrá?
Nogin dice que casi todos los ingenieros que abandonaron las fábricas al comienzo de la revolución han retornado. Incluso muchas cosas han mejorado excepto que se cagan de hambre. Por ejemplo los obreros que vivían en galpones ahora disponen de las viviendas que los propietarios abandonaron.
El comisario de agricultura afirma que las nuevas comunas agrícolas tienen propósitos de propaganda y educación, que los campesinos no van a ser obligados a incorporarse a ellas. Editan una revista informando a los campesinos de métodos para mejorar el rendimiento de las cosechas. Dice que no están disminuyendo el área sembrada pero que tampoco pueden cultivar todo lo que quieren por falta de tractores.
Ransome se entrevista con Krassin, un dirigente olvidado, Comisario de industria y Presidente del comité de abastecimiento del ejército. Nos cuenta que Krassin no estuvo muy de acuerdo con la insurrección de octubre pero que, viendo lo difíciles que estaban las cosas para los compañeros decidió abandonar la buena vida, era millonario, y participar. Krassin decía que en el comercio exterior era mejor negociar directamente con las empresas y así evitar que se cartelizaran. Ransome estaba sorprendido de que los rojos pudieran seguir la lucha completamente aislados de los países occidentales, que al fin y al cabo es el mensaje de todo lo que están leyendo. Krassin le respondió que contaban con grandes cantidades de dinamita, que podían reparar cañones y fabricar pólvora y balas.

Siempre para atrás.
Resulta que, después de la guerra donde cada partido socialista de Europa había apoyado a su propio gobierno, los socialistas de la 2da internacional se habían vuelto a juntar, en Berna, Suiza. La comisión de Berna había decidido visitar Rusia para ver que estaba pasando, los soviéticos estaba divididos entre los que veían una buena oportunidad de buscar la paz y los que creían que todo era una provocación para conseguir el apoyo de los socialdemócratas a la intervención aliada en Rusia. Ransome piensa que el surgimiento de la 3ra internacional es de alguna manera una respuesta a la comisión de Berna. El soviet decidió que la comisión sería recibida sin hacerle honores. Mientras el ejecutivo del soviet mantiene una discusión similar a la que, en ese momento, mantiene Trotsky con la oposición militar: la necesidad de usar especialistas que trabajaron con, y para, el zarismo.
A continuación Kamenev lee una carta donde los SR de derecha se arrepienten de haber atacado al Soviet, el error de haber insistido en continuar la guerra junto con los aliados, el error de haber ido en coalición con la burguesía y el haber apoyado a la Asamblea Constituyente. Fuera de las macanas que dicen los políticos no se puede negar que la autocrítica, aunque tardía, tuvo efectos prácticos, en Siberia por ejemplo. Ahora viene la crítica al diario menchevique llamado: “Siempre Adelante” por los editores y “Siempre para Atrás” por los bolcheviques. La crítica de los mencheviques es que la guerra civil es la causa del hambre, de modo que los títulos son “Abajo la Guerra Civil”. Mientras los demagogos proponen pacifismo y desarmar a la clase obrera, la república está rodeada por ejércitos enemigos. El comité ejecutivo ordena la clausura del “Adelante”.
A la mañana siguiente Ransome, que no descansa nunca, se reúne con el comisario del trabajo, un tal Schmidt explica que los sindicatos tienen un consejo de 9 miembros, 5 son representantes directos, los otros 4 son representantes del Soviet. El control directo ya no funciona como al principio, en muchos casos los intereses de los obreros en una fábrica en particular no eran compatibles con el bien común. Las fábricas no le pertenecen a sus propios trabajadores sino al estado, aunque participen de la dirección
Junto con técnicos, soviets locales y los burócratas de siempre a los que hay que darles algo que hacer para que no se vuelvan peligrosos.
A la noche, el inglés, se encuentra con un empleado del servicio público, empleados de comercio y cosas por el estilo, este sindicato declaró una huelga que paralizó la actividad del estado durante los primeros días del poder soviético, ahora se quejan porque la república socialista va hacia el “capitalismo de estado”. La postura de este sindicato de servicios es claramente opuesta a la de los sindicatos de la producción. Ransome pregunta si los sindicatos van a desaparecer de la república en el futuro.
Al unificar a todas las industrias bajo el estado los sueldos y los aumentos pasaron a un escalafón único, la única diferencia es que, como los precios varían de región en región, tienen un coeficiente de costo de vida.
Los revolucionarios mantienen su visión utópica, quieren un proyecto para automatizar todos los trabajos sucios y desagradables. En 1919 tienen un sistema de vacaciones extendidas para los que ejecutan esos trabajos. Todavía tienen horas extras y menores de edad en las fábricas pero planean terminar con eso en cuanto termine la guerra.

Cultura II.

Ahora entrevista a uno de los comisarios de educación pública, un profesor de historia llamado Pokrovsky, Pokrovsky tiene su propia historia, murió siendo el más importante historiador soviético en 1932, sin embargo un par de años después fue defenestrado, da la impresión como que el tipo era lo que llamamos un estructuralista, supongo que un estructuralista te cuenta la historia de la revolución sin hablar de Lenin, Trotsky o Stalin y te habla de categorías sociales, algo como eso que a Stalin le debía dar alergia.
Pokorovsky cuenta que, en medio de la guerra, se han abierto, por iniciativa de los soviets locales 6 nuevas universidades. Ransome nos cuenta que toda la educación es gratuita y, estos zurditos, no hay examen de ingreso. Los universitarios de Moscú se han duplicado, el soviet busca llevar a la universidad la mayor cantidad de obreros posible. Las escuelas primarias dan de comer y entregan ropa y zapatos a los más necesitados. Hay un curso de agronomía para campesinos, a pesar del frío terrible, hay mil alumnos. También el soviet está imprimiendo todos los libros que puede y vendiéndolos a precio económico.
Ransome visita a Timiriazev, biólogo evolucionista, uno de los científicos más grande de Rusia, miembro de la Royal Society, doctor en Cambridge, de 80 años y bolchevique. Timiriazev está indignado con la intervención británica, más teniendo el mismo ascendencia inglesa, se mueve con dificultad, al igual que todo Moscú está medio muerto de hambre.

La oposición.
Ransome intenta entrevistar a los líderes de la oposición, en el primer caso, con Spiridonova de los SR de izquierda, no puede, acaba de ser encanada. En general los SR de izq. están por un ejército guerrillero no uno regular, no quieren usar oficiales del zarismo, no quieren técnicos de la burguesía en las fábricas, se oponen a cualquier tratado de paz con los aliados, consideran a los bolcheviques los gendarmes de los aliados. Spiridonova, en aquel momento fue sentenciada a permanecer en un loquero durante un año.
Los mencheviques aprueban los tratados de paz pero quisieran la vuelta del capitalismo para así ser “la oposición de izquierda”. Unos días después hay una elección de autoridades en las cooperativas de Moscú. Apareció el menchevique Dan, a quien francamente dábamos por muerto, dijo que estaba contra Kolchak, todavía el principal enemigo de los rojos, pero a favor de la delegación de Berna, según parece el compromiso de los socialdemócratas con la guerra mundial podía quedar en el olvido. Dan no revela cual es su programa de gobierno, Ransome piensa que es porque es la liquidación del Soviet. Después de eso aparece Martov, a punto de lanzar un nuevo diario. Martov afirma estar en contra de cualquier clase de intervención, en parte porque radicaliza todavía más a los bolcheviques, característica que Martov no le gusta, que destroza la economía del país y favorece a la reacción en general porque “todos los partidos que no sean reaccionarios están dispuestos a defender la revolución”. Martov le muestra cartas de campesinos que critican a los bolches por obligarlos a formar “comunas”.
Ni los SR de izquierda ni los mencheviques han tenido alianzas con los blancos, en ese sentido los SR de derecha están mucho más lejos del gobierno del Soviet. Ahora se han arrepentido aunque no de su postura a favor de la asamblea constituyente pero si de sus alianzas. Volsky había sido uno de los tipos del Directorio, el gobierno Liberal-SR que había nombrado a Kolchak comandante en jefe, como se sabe, los cosacos de Kolchak mataron a varios de sus ex aliados SR. Los dirigentes le pidieron la escupidera a Moscú, el Soviet en vez de mandarlos al pelotón se reunió para buscar un acuerdo. Aun más Volsky, un político sabio, no se priva de criticar al gobierno del Soviet, es impresionante el argumento, dice que al dar electricidad gratis el soviet deja a todos sin electricidad, de cualquier manera “la intervención va a prolongar el gobierno del soviet”. Y dice también que la contra no puede triunfar porque no tiene nada que ofrecer.

La 3era Internacional.
Para el día 3 de marzo de 1919, Ransome recibe una invitación misteriosa, aparece en la antigua corte de justicia, la habitación está totalmente cubierta por banderas rojas, se revela el misterio, están creando la 3ra internacional. Lenin se sienta en el medio, con Albrecht un espartaquista alemán, que terminó alejándose del partido, y el suizo Platten, que terminó cayendo en la gran purga del 38. En la sala están casi todos los personajes que citamos anteriormente, dirigentes escandinavos, representantes de los Balcanes, algún turco, algún chino. Trotsky, disfrazado de guerrero con una especie de uniforme, Zinoviev y Kamenev están ahí. El idioma común es el alemán. Vuelven a discutir el congreso de la 2da internacional en Berna.
Lenin discute en 4 o 5 o 6 idiomas al mismo tiempo. De los delegados o, más bien, representantes del congreso Ransome nos dice que los socialistas de izquierda de Inglaterra y los americanos de Reinstein no representan a nadie.
El día 4 discuten el programa de la nueva internacional que es, naturalmente, la dictadura del proletariado.
El día 5 se discute si se debe crear una nueva internacional, hay algunos que no están de acuerdo. El día se proclama la 3ra internacional en el gran teatro, que debe ser bien grande, de Moscú. Kamenev, ¿Cómo se las arreglaba para figurar siempre? da el discurso de apertura, cantan la Internacional
Habla el pelado, el teatro se viene abajo. Hay un mensaje de unos italianos, no saben de qué se trata pero están con el soviet. Después hay un día feriado “San Lenin”, por supuesto.
Ransome habla con Lenin una última vez, el soviet busca hacer la paz mientras lanza una organización que plantea hacer la revolución en todos los países del mundo. La revolución mundial está alejándose del horizonte, aunque la ola de 1917 todavía está. El fondo de la cuestión, y lo dice Lenin, es que Rusia no puede ser gobernada como la India. Discuten sobre los campesinos rusos, el tema de siempre, Lenin dice que los campesinos o bien son pequeños propietarios más o menos ricos o son de los excluidos. Los excluidos son la gran mayoría. Pero no pasa lo mismo en Ucrania, donde la guerra civil se prevé desvastadora. Lenin le dice a Ransome que le encantaría volver a verlo, no se si volvieron a verse.


La semana que viene llegan los húngaros.


1.Con el Zar estábamos de fiesta, estábamos.
2.Los 4 zurditos de siempre.
3.El ascenso revolucionario.
4.La revolución en el descenso.
5.El país oscuro.
6.El retorno.
7.La guerra es el mejor negocio, 1914.
8.La retirada interminable
1917
9.La revolución de febrero
10.Lo que dejó la revolución de febrero.
11.Lenin, el mismo, en Rusia.
12.La renuncia del ministro liberal
13.La gran ofensiva desastrosa
14.Semi insurrección semi bolchevique
15.El golpe de estado
16.Infiltración bolchevique
17.El Comité Militar Revolucionario contraataca
18.Del palacio de invierno al congreso de los soviets
19.El 25 de octubre
20.El nuevo gobierno
21.La batalla de Moscú
22.La despedida de Kerenski y la derecha SR
23.El poder a los soviets
24.La elección de la constituyente
1918
25.El fin de la constituyente
26.Se proclama la República Socialista
27.La paz infame
28.Contra en el sur round 1
29.Ucrania, Finlandia y el Caúcaso.
30.Cosacos al ataque
31.Los Checos, los SR y Samara
32.Sovdepia!
33.El denso verano de 1918
34.El Terror Rojo ¡Uy! ¡qué miedo!
35.Interludio Alemán.
36.El golpe de Kolchak.
37.Kolchak se despide.
38.Makhno, la guerrilla anarquista
39.El final de Makhno.
40.Siberia antes de 1919.
41.La contrarrevolución levanta la cabeza.
42.El 5to ejército rojo en Omsk!
43.De regreso a la URSS.
44.Un inglés en Moscú. 1919.
El paraiso socialista de siempre.