cris

cris
Con Cristina.

jueves, 9 de julio de 2020

¿Es legal lo que le hicieron a Lázaro Báez? O, mejor dicho ¿Por qué Báez si y los Vicentines no?

Mejor dicho puede ser que sea legal, si es así, debería dejar de serlo.

O sea 4 años con prisión preventiva, parece joda.

A ver, si el tipo la hizo, supongamos que sí, los empresarios argentinos está todos, justificadamente, bajo sospecha, igual Báez no parece un retruchazo como los Vicentines. Pero pongámosle que sí, entonces hay pruebas, buenas, sólidas pruebas, prácticamente irrefutables.

¿En 4 años no podes hacerle un juicio? ¿Es un chiste? Pasado cierto plazo, por cierto que la prisión preventiva, desde el punto de vista del código y yo agregaría del sentido común, es una medida para aplicar en casos excepcionales, se tiene que cumplir, unos meses, ponele un año y ya está.

4 años de cárcel equivalen a una pena cumplida, es más, 4 años de cumplimiento efectivo son un asalto a mano armada y no sé si con flor de tiroteo, si atropellas a algún pobre, no gente como uno, mejor dicho, como ellos, con un buen auto, te comes menos de 4 años.

Si, por un buen asesinato clasista te tocan menos de 4 años.

Hay un pedido de condena, no confirmado, de 8 años.

¿Saben qué? Si lo condenan, cosa que no parece tan segura, ya cumplió con creces la pena, primero porque los años de preventiva se cuentan doble, segundo si hubiese sido condenado a 8 años, hubiese salido antes de cumplir los 4.

Además 8 años es una condena por asesinato no por lavar guita o evadir impuestos o enriquecimiento o lo que sea por el estilo.

Si algún día pasa algo con Vicentin, que de veras se llevó todo, con pruebas irrefutables, no le van a dar 8 años.

Las acusaciones contra Báez no son por asesinatos ni crímenes violentos varios sino por maniobras económicas. Por cierto mucho menos graves que la toma de deuda delirante del macrismo, que Vicentin o los préstamos de Gonzáles Fraga con dinero público.

Lo de Báez es menos grave que lo de los espías que suponen un intromisión en la vida privada, persecución de opositores, armado de causas, prevaricatos varios y vaya uno a saber que más.

De hecho los, presuntos, nunca demostrados, crímenes de Báez son mucho menos graves que haberlo tenido 4 años preso sin proceso.

Parece que lo del “al enemigo ni justicia” se lo tomaron en serio. Además es una fuerte señal de que el tipo es inocente, porque si en 4 años no lo condenaron es porque no tenían pruebas convincentes.

Lo que también es un papelón, después de todo pudieron armarle una causa a Boudou y condenarlo, pagándole a un delincuente para que atestigüe contra él. En este caso ni eso.

A lo mejor tienen el cerebro del tamaño de una pasa de uva, a lo mejor quisieron chantajear a Báez para repartirse el misterioso oro de los Kirchner. A lo mejor quisieron castigar a Báez, que le ganaba licitaciones a las empresas de los Macri. Vaya uno a saber.

Si tenían las pruebas y eligieron quedárselas para transar eso es, claramente, un delito.

Si no tenían pruebas y lo tuvieron 4 años presos para apretarlo, es un delito, tirando a grave, el tipo tiene problemas físicos y no se les murió de pedo.

Si tenían las pruebas pero, por algún motivo inexplicable, les dio fiaca juzgarlo, adivinen que, es flor de crimen, peor, perdón por repetirme, que cualquiera de los ilícitos de los que se acusa a Báez.

Yo no soy experto de nada pero pienso que los abogados de Báez se van a hacer un picnic, los jueces y fiscales y cámaras que intervinieron van a terminar en cana, a Báez el estado, es decir nosotros, la gilada, le va a tener que pagar por día de cárcel, son como 1500 días a vaya uno a saber cuántos dólares por día.

Por otra parte va siendo hora que a los compañeros peronistas les entre en la cabeza que el gobierno de Macri fue una dictadura y que las decisiones de los tribunales, decretos, endeudamientos y medidas diversas deben ser revisados, declarados nulos. Si es todo basura.


Feliz 9 de julio para todos nosotros, espero que el día nos encuentre sanos y que a nadie le falte un plato de locro calentito, aunque hasta algo tan básico parece una utopía.

domingo, 5 de julio de 2020

Todo el mundo se olvidó de los cuadernos de la corrupción, menos nosotros.

En agosto de 2018 apareció una noticia sensacional que fue lo que cambió todo. Un tal Centeno ¿existe, existió alguna vez ese tal Centeno, no será un verso eso también? Chi lo sa, mis amigos. El tipo era, se dice que era, el chofer de un tal Baratta, este muchacho era, se supone que era, un funcionario.

Centeno era chofer, ninguna otra cosa, no se le atribuye formación o experiencia alguna, salvo ser alguna clase de suboficial del ejército de la dictadura, esto último, garantiza un desarrollo intelectual óptimo, es más Centenito se expresa con la misma elocuencia, con el mismo lenguaje florido que Carlos Monzón.

Lo fascinante es que este hombre modesto al que los prejuiciosos de siempre atribuyen un dominio acotado de la lengua y de cualquier otra cosa, resultó ser un cronista detallado y capaz de recopilar datos precisos, datos que un tipo normal con estudios no hubiese podido acopiar. El hombre resultó ser capaz de ver dólares dentro de un bolso y, no conforme con esa hazaña, de ser capaz de saber la cantidad.

Ojo de halcón y capacidad narrativa borgeana.

Las fotocopias surgieron de un periodista, más un operador del macrismo que cualquier otra cosa, un tal Cabot que daba conferencias de campaña en el periodo electoral, sin ánimo de ofender. Los cuadernos fueron entregados por un tal Bacigalupo del que nunca más se supo, agradézcanme la rima, y del que nada se sabe excepto que es… otro milico.

Siendo que los cuadernos, presuntamente, daban pruebas de una serie de ilícitos, nadie pudo explicar porque Cabot devolvió los cuadernos a Centeno, en realidad ese tal Cabot debería estar mirándonos a través de las rejas, del lado de adentro, por ocultar un delito, pero dentro de tantos arcanos insondables, envueltos en un enigma, es un asunto trivial.

El otro asunto no menos trivial es la multiplicación de declaraciones de este tal Centeno, primero dijo que como no, que acá están los cuadernos y después, que distraído el pobre, que los había usado para hacer un asado. Lo que también resulto ser mentira.

Ya de por si basarse en fotocopias es medio para el lado de lo irregular, por no decir que es inadmisible, viendo que este era el caso, empezó una serie de ¿cómo decirlo? citaciones policíacas, dedicadas más que nada a empresarios, funcionarios y ejecutivos varios, gente no muy acostumbrada a pasearse por instituciones policiales, se los invitaba a “participar” en la imputación, es decir, delatar a, presuntos o reales, de nuevo, vaya uno a saber, cómplices, implicados o lo que venga, siempre apuntando a los dirigentes peronistas y más directamente a Cristina. O si no, siempre hay irreductibles que se niegan a colaborar, o que, víctimas de un exceso de dignidad, se niegan a participar en causas en las cuales no tienen nada que ver, a pasar a una coqueta celda con vista al baño. Algunos de esos pasaron meses como huéspedes del sistema penal tercermundista argentino.

En algunos casos aparecieron, los vivos de siempre, que consiguieron abogados de verdad y que demostraron que mientras las fotocopias los ubicaban en, por ejemplo, Río Gallegos, los imputados estaban en Paris.

Las leyes de “arrepentidos” son, faltaba más, algo medio extraño, hacer que un delincuente quede libre por medio de denunciar a otros, está reñido con el sentido común incluso con el decoro. Porque supongamos que usted, querido, irreprochable lector, formara parte de una peligrosa gavilla, con la perspectiva de pasar años, décadas, disfrutando de las comodidades de Batan ¿No entregaría a quien sea con tal de librarse de esas vacaciones gratuitas? Y una cosa más… ¿No sería conveniente denunciar a alguien que la fiscalía, jueces o el poder de turno quisiera tener engayolado? Peor aún ¿No sería razonable mandar preso a un inocente que, careciendo de la posibilidad de saber a fondo los pormenores del caso, estaría en desventaja?

Por eso la ley, que es medio insostenible si uno mira con un solo ojo, establece la obligación de tener registradas las confesiones, lo razonable es que sea por medio de una filmación, algo que, por cierto, solo requiere de un teléfono.

Nadie ha podido explicar, después de todos estos meses, porque no se hizo en el caso de los místicos cuadernos.

La causa quedó después de un sorteo, impecable, inexistente en manos de Storzionelli y el finado Boladio, un dúo de juristas admirables y de prestigio diamantino. Es cómico que la libertad de un individuo pueda estar en manos del fiscal de la patria el Storzio, es más bien terrorífico. Querían una garantía de seriedad, ahí la tienen.

Ya sé que a esta altura esto suena loquito-loquito pero tampoco se sabe que delitos se les achacan a los declarantes. Ese es mi lema, si la noticia es mala, mejor no enterarse.

Los cuadernos, no las fotocopias, quedaron en manos de Storzio y el finadito ¿fueron peritados? ¿Quién fue? ¿En dónde? ¿Cuándo?

La última noticia de los cuadernos de la corrupción data de hace 9 meses, me pregunto si este misterioso y, que neologismo feo, epocal documento volverá a ver la luz.

No lo hagan, pero si me preguntan a mí. Es una maniobra del estilo del célebre juicio de la obra pública en Santa Cruz, en el que los, o el, peritaje parece no terminar nunca y aun así hay un juicio, con juez, fiscal, abogados y todo, donde, por algún motivo inasible, llaman a declarar a un testigo por semana, siendo estos como 300, de modo que el juicio demorará años, tal vez una década, con la recóndita esperanza de que el final, o algo así, llegue justo en el momento en que vuelva a presidir la nación el exitoso ingeniero Macri.

lunes, 29 de junio de 2020

Hay muchos que creen que ganan con la muerte, podrían tener razón, se han visto cosas peores, bueno, tal vez no.

Podemos aprender un montón de los States, también de Brasil y, porque no, de Suecia.

Un método probado es decir algo y lo contrario, más o menos, al mismo tiempo, por ejemplo que no pasa nada con el virus, es una mierdinha que no mata a nadie, pero en seguida salís a, supuestamente, tomar medidas y anuncias que, no sé, el alcohol de quemar o chuparse un trapo con lavandina es la cura.

Los gobernadores se cagan, perdón por el lenguaje técnico, en las patas y dictan cuarentenas, tampoco es que sepan muy bien lo que hacen, pero algo tienen que hacer, la gente ve muertos por la calle, por lo menos la cuarentena sirve para que no se enteren, o al menos para que no panda el cúnico.

Por un lado los gobernadores tienen un poder limitado y ordenan cosas, controles, sanciones y acciones diversas que, en realidad, no piensan llevar a cabo y, para que vamos a engañarnos, tampoco pueden cumplir. No es que no estén convencidos de la mortalidad, no son tan estúpidos, es que, en el fondo, no les interesa, o bien son conservadores y buscan quedar bien con todo el mundo o son progresistas pero de esos que ya saben “idealistas” que buscan acomodarse.

Entonces cierran los bares ¿Cómo que cerraron el bar, chabón? ¿Qué es eso…marxismo? Además que va a pasar con el dueño del bar, con el de los cocteles, con el mozo. Y el bar te abre lo mismo y los muchachos, esos grandulones condenados por las fuerzas oscuras a ser unos adolescentes por toda la eternidad, se te amontonan y se tiran cerveza.

No es cierto que esos gobernantes sean unos inútiles, ganales una elección si podes.

Son todos dirigentes llenos de buenas intenciones, lo que la clase media nazi llama “los políticos” y viven a distancias siderales de los padecimientos de los ciudadanos de a pie, que por algo están de a pie.

Habría que ver si, una cuarentena que no se cumple, no es peor que ninguna cuarentena, el ejemplo podría ser el Perú, por otra parte, no sé si acuerdan, era el (nuevo) modelo de éxito que crecía al nosecuanto %, exportando materias primas y con la población ocupada haciendo changas, todos colgados de la palmera pero, me imagino, con alguna clase de futuro promisorio, el mismo que nos prometieron en los 60, en los 70 y en la década del 20.

La cuarentena que no se cumple le hace creer a la gente que está protegida y relajarse cuando no lo está.

También se le puede mandar un montón de conciudadanos a San Pedro poniendo una cuarentena y levantándola, con un poco de propaganda y aprovechando el amor que tienen los pueblos occidentales por la, presunta, libertad podes tener un brote peor que si no hubiera habido cuarentena.

Por otra parte es interesante como la derecha te vende que la cuarentena está generando hambre, cuando todos sabemos que el hambre estaba de antes, si no me creen vayan a preguntarle a alguno de los decenas, centenares de miles de peruanos que anda dando vueltas por el país. No hay duda que se pone peor cuando los changarines no pueden salir a vender pero, usemos el sentido común por cruel que suene, salir a vender muñequitos, con todo respeto por el laburante, también es hambre.

Otra cagada muy linda que se pueden mandar es dejar que cada distrito haga lo que quiera, en uno se recontra cuidan, en el de al lado es un viva la pepa, más o menos como les está pasando a los peronistas con Larreta.

De lo mejor para joder a la gente es una buena campaña de desinformación, en la guerra de Irak mataron, más o menos, un millón de civiles, nunca vimos una foto, a nadie le importó, incluso puede ser que alguno que está leyendo esto, se supone que uno escribe para gente consciente, se sorprenda de la novedad, si, mataron un millón, amigo. Es eso de nuevo.

Hay guerra de cifras, dicen que en los States hay unos 20 millones de contagiados, si eso es cierto los muertos no pueden ser 120-130 mil, si hay 20 millones con el virus hay 200 mil finados y de ahí para arriba, no hay vuelta ¿nos están escondiendo los muertos?

En chile saltaron de un día para el otro de 4 mil a 7 mil muertos y después se desdijeron y después no se bien que.

En eso lees sobre Brasil y te enteras que, deus e brasileiro!, las muertes descendieron ¿Por qué hay menos muertos si el sistema colapso y se están contagiando sin control? Que misterio ¿verdad?

En ecuador a algún genio se le ocurrió comparar las muertes normales con las de este año, la cuenta dio miles y miles de muertos, y es un país chiquito. Creo, no estoy seguro, que en España pasó lo mismo. Maquillar las cifras, tapar a los muertos, meterlos en pozos en secreto, en eso las dictaduras militares eran expertos, es mucho más barato que hacer cuarentena y equipar hospitales.

A esta altura, hasta los más desequilibrados de los neoliberales saben que la pandemia trae una recesión sin remedio, hasta me atrevo a suponer que la debacle económica de países que no se cuidaron pero que igual gastaron fortunas en, por ejemplo, poner el ejército en las calles y en sostener empresas, gigantes, que murieron, los aviones, sin ir más lejos, están en la lona.

En Suecia estaba todo abierto, lo único prohibido eran reuniones de más de 50 personas, resultó que los bares, las peluquerías o las universidades no valen nada para el PBI, podes tener “todo andando” y la economía se te cae igual, hasta puede ser peor.

Puede ser que los países sin cuarentena caen más que los cerrados.

En el caso de Suecia es fácil entender porque, son países que funcionan dentro de un organismo más grande, los antiguos antiimperialistas dirían que son “provincias del imperio”, viven de venderle, pónganle, autos a los yanquis y, algunos tipos de máquinas, a los alemanes, cuando la economía yanqui se cayó y los alemanes se ladean, eso tiene un efecto multiplicador, tu producto bruto es exportar, si no exportas no podes comprar y en la “eficiencia del mercado” dejaste de producir todo lo que te venden barato.

Hay ingenuos que afirman que “no les importa que la gente se muera”, al contrario les importa que se muera la mayor cantidad de gente posible, hay que ocuparse de la ideología de la derecha, por ejemplo un tipo que menciona Karl Marx, un tal Malthus, decía que, las personas, se reproducen geométricamente y los medios de producción aritméticamente, había demasiada gente en el mundo y la “naturaleza”, el “mercado” se iban a ocupar de reducir la población. Para completar pueden seguir por un tal Galton, creo que era primo de Darwin, hablaba de que “los que se tengan que morir…” etcétera. Los que nos tenemos que morir para que la raza superior florezca somos nosotros, los negros del tercer mundo.

No son loquitos nazis, piensan que si hay menos jubilados, menos bocas que alimentar, menos puestos de trabajo cubiertos, a ellos les va a ir mejor. La idea de que les puede pasar a ellos también no es más que sucia propaganda comunista.

martes, 23 de junio de 2020

Vicentin es sinónimo de transa, bicicleta y curro pero cuidado que viene el comunismo.

Antes de 2015

En el 76 22 trabajadores, 14 eran delegados, de Vicentin se suman a los desaparecidos, pero, ojo, esta empresa familiar nunca tuvo nada que ver. No, no, no. Al parecer siempre han sido la vanguardia contra el comunismo. Esta familia de empresarios, grandes trabajadores ellos, también tuvieron a polis infiltrados entre sus empleados.

Estuvieron metidos con cuanta dictadura asoló el país, el excelentísimo Ongania que les regaló, ¡les regaló!, chabón, que país generoso, tierras fiscales en Santa Fe.

Cavallo les condonó la deuda, lo que, claro, nos sorprende muchísimo. Sobre todo porque estos geniales empresarios tomaron deuda a lo bobo y defaultearon igualito que ahora.

Con el macrismo

Fueron los principales aportantes de campaña del partido de la seriedad y la república, el glorioso movimiento sipodista del Ing. Macri.

En noviembre del 2019 recibieron un crédito por día, por día, espectacular, acá el que no hace plata es porque no quiere, anda a pedir un crédito vos pyme, profesional, laburante de lo que sea.

De repente la noble república del Paraguay cuenta con una sucursal de Vicentin, es una suerte, se exportan la vida, la cosecha es fabulosa, mayor a toda la superficie sembrada, además en la hermana república no existen las retenciones. Después los cínicos cuestionan la existencia de la felicidad. Y de ahí, la guita, desaparece en la offshore, cosa de no creer.

Vicentin Uruguay también parece ser, probablemente sea, una estrategia comercial innovadora que consiste en producir acá y vender allá, sin retenciones. Del Uruguay sale una “empresa” de fantasía con sede en…Panamá.

Además, si ya sé ¿más todavía? Los tipos tienen su propio puerto, anda y que te lo controlen Maradona, Caniggia y el bocha Bochini.

Dic 2019 cesación de pagos

En diciembre, hace mucho para lo que es nuestro país, Vicentin dejó de pagar ¿adivinen que pasó en diciembre del 2019?

9 días antes de entrar en cesación de pagos recibieron un último préstamo, si eso no es bien ilegal, yo soy el hombre araña.

Es más le vendieron una planta de biocombustible a Glencore, una multinacional del orto, por quichicientos millones de dólares y nadie sabe adónde fue la guita. Barrilete cósmico ¿de qué planeta viniste?

Vicentin dejó 3 grandes clavos, con los bancos públicos, no tengan miedo, si va en cana Gonzales Fraga se pudre todo, otra que Venezuela. Fraguita ya dejó la cagada en Santa Fe, el hijoeputa ladrón fundió el banco BID en el 95 pero nadie se acuerda, este estadista era otro de los funcionarios radicales de lujo del gobierno republicano y del ano ¿Por qué no?

Recuerden este pedazo de sabiduría, si le debes 10 mil pesos a la tarjeta de crédito te embargan el sueldo, si sacaste un crédito UVA te embargan la casa y si le debes 300 millones de dólares al banco Nación, sos un gran señor, lagente de bien sale a la calle para defenderte. Qué linda son la democracia y constitución ¿verdad?

Los segundos estafados son bancos extranjeros, no sé si los engañaron como a chicos o si, muy por el contrario, cuentan con que el estado nacional se haga cargo de la deuda privada como ya se hizo en el 82 y en el 2002 con D*alde.

Los terceros choreados son una multitud de productores, uno tiene la espantosa sospecha que los chacareros estos son de esos que, si querés afanarles el estéreo, te pegan un tiro en la cabeza, pero si Vicentin, o cualquier chorizo corporativo, les caga la vida se nos ponen comprensivos ¿Qué se le va hacer? ¿Verdad? El rico vive del zonzo y el zonzo blablá blablablá.

Lo que viene ahora es el juicio, el juez de noseque, el jury de Leonardo Favio (chiste para entendidos). Esto se judicializa, igual que la Ley de Medios para que nunca pase nada.

Aunque parezca mentira, la transa de Vicentin es tan obvia, tan grande que hasta la UIA quiere la expropiación, por una vez parecen la burguesía nacional, pero no se me ilusionen.

Ni Fraguita, ni ese tal Nardelli, ni Macri, ni ninguno de estos va a ir en cana, ni siquiera van a llegar a juicio, ellos no fueron, no estaban, Venezuela, el Cuco, la Patria, el Circovid y el noseque y lo que ustedes quieran. Ningún juicio serio va a haber con esto, al revés están chantajeando al estado.

No sea cosa que la empresa termine de irse a la mierda, los acreedores queden en la lona, los empleados en la calle y las sanguijuelas se nos vayan a vivir a Miami.

No sea cosa de que el estado tenga que salir a poner más guita para preservar las fuentes de laburo y socorrer a los productores y pagarles a los bancos extranjeros para que los vicentines se nos rían desde su yate y les financien la campaña a sus socios del macrismo.

No sea cosa de que el estado ponga la tarasca, la que hace falta para darle de comer a la gente que está sin laburo, para que todo siga igual, y sigan las misteriosas exportaciones del Paraguay, o de las islas caimán para el caso.

sábado, 20 de junio de 2020

¿Cuantos casos son muchos casos? Hay que imponer más cuarentena.

Ayer hubo 2 mil casos, son 60-70 muertos ¿Cuántos tienen que quedarla para que sea mucho, demasiado? Los votantes del peronismo estamos por priorizar la vida, nadie tiene duda de eso. En cuanto a los disconformes, bueno, se verá, pero, en principio los anticuarentena son macristas y no se están llenado de prestigio.

A veces, en la vida, las cosas se pueden hacer más o menos, “intentar”, ir a medias, tratar de tener contento a todo el mundo.

Y, a veces, muchas otras veces, no.

Después de todo y que alguien me venga a desmentirlo cuando la socialdemocracia estaba “radicalizada”, me acuerdo que los suecos querían que los sindicatos tuvieran acciones en la empresas y que cuando pusieron la jornada laboral de 35 horas los franchutes, eran populares y peleaban las elecciones. Los socialdemócratas que van para la derecha se reducen cada vez más, hasta que se extinguen, si no me creen revisen lo que pasa en Dinamarca. O en Grecia. O en Francia.

Además lo que dice la derecha, cosa rara, son todas macanas, levantando la cuarentena te hundís peor, la terapia intensiva, el terror en las calles y los muertos salen más caros que cualquier cuarentena, salvo que la economía brasilera este creciendo y no nos hayamos dado cuenta.

Si eso no fuera cierto si, a pesar de las decenas de miles de muertos, la economía brasilera estuviera creciendo, o lo que sea por el estilo, Bolsonaro sería Gardel, te lo venderían como vendieron al milagro chileno y su entrada al 1er mundo.

Sale mucho más barato darle de comer a la gente, sostener a las empresas, incluso darle alguna ventajita a la clase media que hacer matar a 100 mil tipos. Es así, no hace falta ser un analista macroeconómico ni ser un dotor para entenderlo.

Intervení, cerrá todo, pone a la policía, que no salga nadie a la calle, no sé, 20-30 días, hasta que el brote se frene.

Si ya llegamos hasta acá ¿Vamos a cambiar de caballo a mitad del Río? Quiero decir que venimos con toda clase de limitaciones a la actividad, proponiéndole al grueso de la población que se queden en su casa, y ahora vamos a ir al revés. Ya se abrió y se está contagiando cada vez más gente.

Para colmo mientras un montón de gente no puede salir a laburar, aunque ganar algo haciendo changas es casi pura ilusión, no puede ver a su familia, etcétera y al mismo tiempo tenemos una multitud de pijertos que salen a correr y liviandades por el estilo. Basta con eso.

Yo entiendo que una guerra espantosa o un Macri/Tump/Bolsonaro/el 3er reich nos maten a todos pero que nos maten unos peluqueros, no sé, por algún motivo, no puedo soportarlo.

También pasa algo raro con la forma en que se ocultan los muertos y los infectados. Los que convivimos con gente que labura en el sistema de salud, en general, escuchamos todo el tiempo de contagios y muertes, en cambio en los medios de comunicación los muertos y los infectados son anónimos, más que anónimos: inexistentes. Recién ahora, que empiezan a caer figuras de la televisión y de la política se habla de infectados individuales.

Hay que cortarla con no mostrar a los muertos, no se hace para preservar la privacidad ni nada por el estilo, están tapando la verdad. Cuando les conviene o por puro sadismo nomás te muestran a cualquiera en la cama y moribundo, se lo hicieron al flaco Spinetta, sin ir más lejos.

Pero ponele que no queres mostrar a los finados, podría ser chocante, de mal gusto, ponele. Mostrá a los enfermos, a la gente conectada a los respiradores, a los que la están pasando mal y que, probablemente, no se mueran.

Si se mostrara lo que está pasando en los hospitales, la opinión pública se volcaría masivamente por una cuarentena rigurosa, en un par de meses el problema va a ser mucho más chico y para fin de años vamos a estar todos vacunados.

Si se muestra que el estado puede proteger la vida de las personas eso quiere decir que el estado puede darle de comer a los necesitados, darle trabajo a los desocupados y manejar, al menos en lo básico, la economía. Por eso, después de la pandemia, vamos a estar mucho mejor.

Por eso necesitan aflojar la cuarentena y que la gente se cague muriendo.

Es la ideología, estúpidos.

martes, 16 de junio de 2020

Una enfermera, contagiada de coronavirus, habla.

Después de trabajar 5 semanas entre pacientes de coronavirus me tocó el turno a mí. Acá estoy en reposo después de 6 semanas de enfermedad y me siento cada día más enojada y desilusionada. Hay muchas cosas cansadoras en esta pandemia. Sobre todo como enfermera contagiada me pone mal que mucha gente pretenda restarle importancia a la enfermedad.

Yo me enfermé del corona después de haber cuidado pacientes durante varias semanas y nunca hubiera creído que siendo sana y con 31 años pudiera sentirme tan mal y durante tanto tiempo.

Cuestiono mucho de la forma en que se manejó el covid-19 en el sistema de salud sueco y no estoy de acuerdo con muchas de las orientaciones que se transmitieron. Dudo por ejemplo de la seguridad en una parte de las rutinas y del equipo de protección que nos ofrecieron, aunque ese sea otro debate.

Lo que me pone furiosa es la falta de respeto de la comunidad hacia nosotros, que diariamente arriesgamos la vida para salvar a los enfermos. Nunca pensé que iba a resultarme tan amargo, pero todo tiene un límite.

Me siento provocada hasta lo indescriptible al ver a la gente besarse, abrazarse, mimarse y reunirse como si el coronavirus hubiera desaparecido, así porque sí. Me hace mal ver a gente feliz porque la prohibición de los viajes dentro del país se haya levantado ¿Por qué es tan importante hacer viajes innecesarios y dispersar el contagio a lo largo y a lo ancho del país y recargar al sistema de salud en provincias donde la enfermedad había comenzado a ceder? O todavía peor a partes del país donde los contagios han comenzado a escalar.

¿Qué es lo que hace falta para que los ciudadanos y las autoridades entiendan la seriedad de una enfermedad que ha costado y sigue costando tantas vidas? Desgraciadamente ya no tengo fuerzas para mostrar comprensión. No puedo soportar más las decisiones estúpidas de la gente. Quizás sea porque yo misma y muchos de mis colegas se han enfermado por este virus horrible, con el contagio garantizado por nuestros pacientes.

¿Podría ser porque algunas de esas personas han tomado riesgos innecesarios y siguen haciéndolo a pesar de los llamados a mantener la distancia social? Solamente pensar en eso me entristece. He estado en casa más de 4 semanas y apenas si puedo caminar sin que me dé taquicardia.

Les ruego, a los que siguen viviendo como si no hubiera covid-19, que intenten pensar en otros además de ustedes mismos. Por ejemplo en los que arriesgan su salud y su vida para cuidarlos si ustedes se enferman.

Los que se quejan por trabajar desde el hogar debieran callarse la boca. Siéntanse felices y agradecidos de poder trabajar en un ambiente protegido, ganar un sueldo y evitar exponerse al virus y enfermarse.

Hay personas ahí afuera que no pueden esconderse del virus, sino que trabajan en medio de la pandemia. Que sacrifican tanto su salud como sus ingresos por ustedes. Que trabajan con la vida en peligro, sin tener sobresueldos ni ventajas laborales.

En base a la conducta comunitaria y de cómo políticos y empresarios juegan con la seguridad del personal de salud, estoy cuestionándome la profesión que elegí. 5 años después de recibirme me pregunto porque me quedo en una profesión donde se sacrifica tanto por tan poco. Y grandes sectores de la sociedad esperan que sea siempre así.

Muestren consideración y tomen conciencia, no nos traten como ciudadanos de segunda clase, justo ahora cuando somos más necesarios que nunca.


Esta es una carta enviada por una enfermera sueca a los medios, la reacción del gobierno en estas tierras de barbarie no ha sido la misma pero si la actitud de los runners, bailarines y descerebrados de siempre. También que, llegado cierto punto, hay cada vez más pacientes y menos gente para cuidarlos.
Lo otro es que me gustó como testimonio de gente que se agarró el corona y no es grupo de riesgo, ni tenía problemas de salud e igualmente la pasó como el culo.

viernes, 12 de junio de 2020

Vicentin: no es la Argentina, el 3er mundo tiene un capitalismo de joda.

Esto es lo mismo de siempre, en la década del 70 le llamábamos “vaciamiento”, llegado cierto punto, los dueños de las empresas, normalmente herederos, se cansan de jugar al capitalismo, invertir, pagar sueldos, preocuparse, producir algo y se las da por liquidar todo. Se declaraban en quiebra, cuando pasa eso, los damnificados van a parar a unos tribunales “civiles” que nunca hacen nada, ni encuentran nada, ni hay culpables. Todos sabemos que hay una justicia para pobres, vos probá dejar de pagar la luz o la tarjeta y vas a ver cómo te castigan y otra justicia “mágica”, etérea, llena de garantías para la gente como uno, como ellos. Dejaban a la gente en la calle, en los 70 todavía no era común laburar en negro, y venían más juicios, llenos de chicanas, vueltas y emociones que se demoraban hasta la eternidad. Vendían las máquinas, las cortinas y si había, hasta los pisos, vendían los cables por el cobre que siempre fue caro, vendían autos, propiedades, escritorios y hasta los inodoros.

Bueno es eso de nuevo. Pero a lo bestia.

Vicentin facturó más de 4000 millones de dólares el año pasado. Es un exportador de trigo en el país del trigo, de aceite en el país del aceite.

Es un bicho geométricamente más grande que los vaciadores de antes.

5 millones de toneladas de grano.

Y mucho más porque la empresa es un monstruo que exporta de todo.

La familia Vicentin está llena de guita desde siempre, no se sabe que era lo que se suponía que tenían que ganar, mi hipótesis es que les quemó la cabeza un contador de esos que andan en los “grandes negocios”. Dicen que hicieron la guita grande comprando bonos basura en la época de la convertibilidad que se vendían por el valor nominal, después dicen que es difícil hacer plata y que “se la ganaron trabajando”.

Se pueden ir imaginando que con Macri estos exportadores-bicicleteros estaban de fiesta. Ganaron fortunas pero se endeudaron en uno 1500 millones de dólares, con ese pasivo recibieron 300 millones de verdolagas de Banco Nación, el mismo banco que te presta en UVAs para comprar casa, con el capital indexado y te dejan en la calle.

¿Por qué no le prestaron en UVAs a Vicentin?

Ese viejo forro, fascista de Gonzales Fraga les regaló la guita cuando vieron que se iban, quisieron dejarle el banco vaciado a los peronistas. Pero no se preocupen en la argentina democrática, constitucional y noseque, Fraguita, no va a ir preso nunca, aunque haya reventado 4 bancos nacionales. Al revés, el tipo va a salir como Cavallo a opinar como salvar al país y como combatir la corrusion.

Una de las cosas típicas de los vaciamientos es que dejaban en banda a los acreedores, si vos tenes un quiosco y no le pagas al cigarrero, nadie te vuelve a vender nada, y te terminan embargando pero a estos no, tienen más de 2500 acreedores colgados y no les pasa nada, porque la ley y las garantías y no sé qué más.

Entre los estafados por la empresa figura en primer lugar el banco nación, andá a pedir un crédito vos para comprarte una máquina para tu pyme, vas a ver la bola que te dan.

La trampa es que los vicentines escondieron la guita en, vaya uno a saber, Panamá o las islas caimán o donde no les da el sol, lo mismo da. Como decían en el gobierno de Macri, “tener una empresa fantasma en Panamá es legal”.

Vicentin es parte de un mecanismo genial, los argentinos somos dueños del país “virtualmente” tenemos la bandera y el himno pero los dueños del país real son otros, son dueños de la tierra y del trigo y de los dólares que dejan.

Terminamos en que, en el país del trigo y las vacas, la gente no come.

Vicentin es la vía peronista al socialismo, si cada empresa grande que es saqueada/vaciada donde los dueños se llevan la tarasca, dejan el clavo y huyen con rumbo indeterminado, cae en manos del estado, mayoritariamente del estado, aunque sea, y donde no se pueden hacer cosas raras y/o bicicletear, en unos pocos años, todas las empresas de medianas para arriba, van a terminar igual.


Mando el link para un viejo artículo sobre los afroargentinos... Afroargentinos
Y Afroamericanos... afroamericanos