cris

cris
Con Cristina.

sábado, 15 de junio de 2019

Pero… ¿Qué pasó con Urtubey?

Que Pichetto podía ser/era parte del macrismo no sorprende a nadie, hace un par de años, meses en realidad, hablábamos de un vasto frente nacional-macrista que abarcaba a casi todas las fuerzas, y subfuerzas ya que estamos, políticas. Ese frente abarcaba todo, había centroizquierda como el pelado Tumini, había socialdemócratas del PS, partidos provinciales, radicales varios, peronistas de toda laya, esta última categoría incluye du*aldistas, menemistas, Hugo Moyano, el triunvigato, semikerneristas carpeteados y cualquier otra cosa que se les ocurra.

La grieta se había terminado, y todas las medidas económicas, esas que llevaron al país al desastre, se tomaron con amplias mayorías parlamentarias.

La única nota discordante la ponía la Sra. Cristina pero, en aquel glorioso momento, eso no era importante, ya lo definió Larrata, era una pobre vieja sola sin partido ni votos.

Los analistas del futuro se ocuparan de ver con precisión cuales fueron las medidas, de esas de libre mercado, aconsejadas/exigidas por el FMI, el Financial Times y la JP línea Morgan, que fundieron al país.

En el año 17 las elecciones mostraron que no había tanto consenso, en las provincias más feudales el macrismo todavía estaba creciendo pero en la PBA solamente el truco de crear una lista peronista alternativa les permitió a los macristas obtener una victoria relativamente holgada. De cualquier manera las cosas, después de eso, nunca volvieron a ser las mismas, si Cristina, aun perdiendo, y con todo en contra, arrimaba al 38 % de los votos, eso quería decir que la saga del peronismo, y de Cristina, todavía no había terminado. Ahí empezó la persecución mediático-judicial. Hay que ver si la campaña de propaganda termina aplastando al peronismo, es decir a Cristina, que sea con esta advertencia, es bueno estar a la ofensiva pero tenés que ganar, si no ganás, suele ocurrir que terminás reventando vos. Quiero decir que un triunfo electoral del peronismo se lleva puestas a la runfla mediática y a la judicial, sospechamos que va a pasar eso.

Lo extraño es que todo apuntaba a que el candidato fuera Urtubey, por casi todos los motivos posibles, porque es mucho más joven, porque su mujercita es actriz de televisión, porque es caudillo, aun en decadencia, de una provincia, porque tiene/arrastra algunos votos, etcétera. No voy a negar que es posible que haya sido un problema de celos y figuración, viniendo de donde viene, no me sorprendería, sin embargo, uno piensa que tiene que haber algo más. Urtubey, esperemos que alguien inteligente lo entreviste, apareció hace unos días en fotos con Macri, de modo que era una movida anunciada, entonces ¿Por qué se bajó? Habrá visto algo que no le gustó, tendrá encuestas de verdad, de esa que no conoce nadie, y que le dan mal al macrismo.

Las encuestas que si conocemos, y que, ya se, que son más o menos todas operaciones, no le están dando mal. Están dando que Macri llega al balotaje, en el balotaje pierde, pero eso no es nada seguro. Entre otras cosas se presentan 2 o, probablemente, 3 candidatos macristas y esos votos son antiperonistas, los van a hacer valer en una 2da vuelta.

Sin embargo ya se votó en un tercio del país, es una base infinitamente más grande que la de cualquier encuesta, las votaciones muestran a la marca cambiemos y sus aliados más cerca de los 20-25 puntos que de los 30.

Pichetto siempre ha medrado en las sombras, fue un figurón en el parlamento, en algún momento manejaba a los senadores peronistas que, aparente y ridículamente, son como provincianos de otras épocas, perdidos en la gran ciudad. Pasaba por ser un político más hábil, criticaba la economía macrista y su eterna crisis y, al mismo tiempo, deslizaba un discurso xenófobo, era una especie de ultra derechista a la europea, en ese sentido se puede decir que se "bolsonarizó" dejó de lado el desarrollismo, por dudoso que este pueda ser, por el ajuste neoliberal. Es muy interesante como relaciona el concepto de "democracia", "república" o lo que sea por el estilo con la realidad de una situación de hambre y miseria para la mayoría, en ese discurso el "autoritarismo" es que los ricos paguen impuestos.

No creo que lo hagan pero si dejan suelto a Pichetto, con su discurso anti inmigrantes, van a correr o, al menos, a desmoralizar a muchos derechistas liberales, que parece que no existieran pero que andan por ahí.

En el mundo de los bonos, los cupones y Wall Street les puede haber ido bien, por el momento, pero en el mundo real es posible que hayan adquirido un piantavotos, quien sabe.

Me viene a la mente una frase, que he escuchado en alguna película, o fueron los 3 chiflados, vieja como el mundo que dice que "los dioses vuelven locos a aquellos a quienes quieren llevar a la perdición".

jueves, 13 de junio de 2019

Alianza trosko-troskoide: es cada vez más grande y tiene cada vez menos votos.

Para empezar, hablemos de votos. Hay un pibe, es un anciano, igual que yo, que se le dio por ser presidente, creó un partido pongámosle que se llamaba "Siempre Listo", enganchó un par de personas, no se si marchó por ahí, si buscó alianzas, se que en el acto de cierre de campaña, incluso los propios correligionarios se le borraron, es decir estaba, en no se bien donde, él solo. Ese pibe, tiene nombre pero no se los voy a dar, esto no es con él, sacó, de nuevo pongámosle, el 0.25 % de los votos, supongamos que eran uno 20 millones de votantes, son alrededor de 50 mil votos, menos porque se restan los que votan en blanco, históricamente 5 %, y los que no van a votar, más de un 15 %. Nos quedan, tal vez, 30-40 mil votos ¿se entiende? ¿cómo hizo un muchacho desconocido, con un partido igualmente ignoto, para conseguir, sin campaña, solamente con esos avisitos de la tele, 40 mil votantes? En mi opinión es gente que se equivoca de boleta, en serio, creo que van, se confunden, por ahí son gente grande, o les importa 3 carajos, o tienen cosas más importantes de las que preocuparse.

Esa es la cifra de votos que tuvo Degennaro con su "herramienta electoral", no me digan que, para ponerle nombres a las cosas, no son unos genios.

Y esa es la cifra de votos del MST.

En realidad sobre el MST ya escribí, es el partido de Vilma Ripoll, en mi opinión uno de los grandes misterios de la política argentina, Vilma era una enfermera, de esas que trabajan, de verdad, creo que era del MAS y, como hizo todo el mundo, se fue, para los años alrededor del 2001 y aterrizó en un frente, no recuerdo como se llamaba, junto con Patricia Walsh, en los alrededores del PC. Después para el 2008 le picó el bichito sojero y se alió con los patriotas del campo, pasaron 10 años pero, de eso, no se olvida más nadie. Desde antes, pero, sobre todo, desde entonces el MST navega dentro de los límites del "voto confundido".

Lo que pasó es que el FIT, vaya uno a saber como se llamará ahora, viene haciendo sapo, pero mal. Nadie habla de eso porque a nadie le importa pero en algunas provincias donde eran fuertes, estamos hablando de 7, incluso 10 % de los votos, cifras únicas en la historia de la humanidad para partidos troskistoides, han perdido la mitad de los votos.

El troskaje extrañao nos mira sin comprender.

Que raro ¿verdad? justo cuando hay un gobierno de extrema derecha que muestra, como nunca antes, la miseria del capitalismo, la dictadura de la burguesía, y lo que ustedes quieran, la izquierda se nos viene abajo.

Un posible análisis es que las consignas del FIT se han contaminado por la propaganda pequeño burguesa, es necesario luchar por una… Asamblea Constituyente! por decir algo, después de todo las elecciones son para definir, cada 4 años, que sector de la burguesía va a ocuparse de esquilmar al pueblo ¿No es cierto?

Sin embargo, no es muy difícil de entender, antes cuando gobernaban los burgueses de Cristina, los amigos del FIT te cortaban la panamericana todos los días, habían inventado el piquete motorizado, los famélicos proletarios bloqueaban la ruta con sus humildes automóviles, cortaban el tren, un piquete de 20 pibes cortaba el tren de Constitución en la víspera de la navidad. Cuando Moyano reclamaba por ese impuesto hambreador que pagaban tipos que ganaban más de 4, no se si no eran 5, mil dólares, el FIT le llenaba la plaza.

Esto es pura lógica revolucionaria, cuando tenés un gobierno que permite marchas y protestas, le cortas todo, haces mierda todo, armas el mayor quilombo posible, en cambio cuando reprimen, cuando te meten en cana, entonces metes violín en bolsa, desensillas hasta que aclare.

El problema es, claro, como evitas que a la gente, más o menos conciente, que te votó no le de asco semejante repliegue.

Si prometes una revolución y después te escondes cuando empiezan los palos, no es nada raro que se te vuelvan en contra.

Uno, que está enterado de un par de cosas, sabe que esto ya pasó, es la teoría de la "disputa interburguesa", si derrocan a Salvador Allende, a Lula, a Perón o a Cristina, para el caso, tenes esa teoría de fachos y de gorilas, complementaria del "son todos lo mismo".

Así como el gobierno kirchnerista es denigrado sistemáticamente, Venezuela está bajo ataque, seguro que no es el socialismo de los libros, es alguna boludez que han inventado los venezolanos, pero vale la pena defender y vale la pena hacerse matar por eso que no es tan bueno. Pero, la defensa del FIT y compañía, está llena de "críticas", está llena de peros y de dobleces, con buena voluntad y en el mejor de los casos, por eso, sus propios votantes les vuelven la espalda.

Lamentablemente la predicción del futuro no está dentro mis posibilidades, pero siendo lógicos, el muerto parece ilevantable, sumarle al FIT los más o menos 0 votos del MST o de algún otro grupúsculo no le va a salvar la elección a nadie.

Incluso, todo esto puede decirse de una manera más fácil todavía, si se la hubieran jugado oponiéndose, de verdad, a Macri, si hubiera dirigentes, no pibes con cañitas voladoras, del FIT en cana, en juicio, perseguidos, si la cana les hubiera roto bien la cabeza, todos estos meses, estos años, otro gallo cantaría, pero no es una casualidad, cuando cambias el antiimperialismo por la "disputa interburguesa" y "sontodolomismo", podes sostener la ficción mientras haya un gobierno progre, cuando, ayudados por vos, los progres pierden y se van… "los errores en la teoría se vengan cruelmente en la práctica", o algo así que dijo Trotsky.

viernes, 7 de junio de 2019

Hitler se entera de que una bolsita de queso rallado vale 200 mangos.

¿Quieren saber lo que esta pasando? No es difícil, es la cartelización, los monopolios que se extienden a todas las ramas de la producción. El proceso no está completo, todavía quedan en los márgenes algunas empresas, casi siempre chicas y jaqueadas, que resisten. El queso rallado, perdón por ser tan groseramente material, cuesta 200 pesos, son más de 4 dólares, en los supermercados viene con una de esas grampas como los vinos finos, si son extranjeros que leen esto, ríanse, es una alarma antirrobos, lo produce la serenísima, o quien carajo sea por el estilo, hay alguna marca más chica, pasan 3 cosas, la primera es que no es el queso que hemos usado toda la vida, 2do que no lo conseguís tenés que ir a otro barrio, 3ro que también es recontra caro, aunque no tanto.

Lo que pasó es que desaparecieron un porcentaje absurdo de los tambos y de las empresas chicas que producían el queso, los que quedaron están cartelizados, ponen el precio que la serenísima, o quien carajo sea, quiere.

Un par de años atrás todavía existían créditos normales, aun con tasas altas, esos créditos han sido substituidos por esos créditos UVA que, en la práctica, son el fin del crédito, no con el 40, con el 20 % de inflación la deuda crece como una bola de nieve en los Alpes suizos, las empresas que tienen problemas o, simplemente, cualquier bicho chico, necesita del crédito, los ciudadanos de a pie pueden privarse de cosas, juntar y comprar el año que viene o, simplemente, dormir en el mismo colchón hecho mierda por los siglos de los siglos, algo a lo que no se le llama vida sino sobrevivir. Las empresas no pueden hacer lo mismo, no hay crédito, no hay empresa. Donde dice empresa pónganle el nombre que quieran, boliche, fábrica, kiosquito.

Es interesante, piénsenlon, el monopolio genera recesión, porque les conviene producir poco y caro, puesto que no compiten, y la recesión, cada vez se vende menos, deja cada vez más a las empresas chicas fuera de camino. Que la inflación se "siente" más que la recesión es un fenómeno sicológico que nada tiene que ver con la realidad, la inflación jode pero la recesión te deja en la calle. Y la recesión no es la caída de las ventas, de eso tenemos un montón, la caída es similar a la de países como Libia o Ucrania, que se encuentran en guerra, pero también es cierto que hay un consumo inelástico que no se puede reducir, de hecho si uno sale a la calle ve señales de una actividad furiosa, es mentira, la mitad, probablemente más, de la producción industrial esta paralizada, no sabemos adonde va la gente que corre por la calle pero lo cierto es que no está produciendo demasiado.

Hay gente que tiene negocios, están sentaos en un banquito en la vereda y les queda nada más que una fachada de lo que era un máquina de hacer guita hace 4 años, cuando vivíamos en la "ilusión del populismo".

La caída de los salarios ya es del 50 % y más, creo que la cifra depende de información del INDEC que no es confiable, quien va a ser el genio que invierta en una situación como esta.

Una salida para que la clase media pudiera comprar algunas cosas, chucherías en realidad, un cámara de fotos, una compu, giladas en general, era la tarjeta, te salvaba, por ejemplo, los gastos de lo pibes en la escuela en marzo, bueno, las cuotas desaparecieron, y si te las dan, los intereses, te dejan tecleando, no solamente eso: la situación está empeorando, cada mes el interés sube. Ese es el resultado del ajuste.

De eso ya hablamos varias veces pero, el público se renueva, vamos a repetirlo, pasado cierto límite, el ajuste te baja la recaudación, porque como todos los impuestos son al consumo, cuando baja el consumo… pumbate. Como baja la recaudación, sube el déficit y, como sube el déficit, hay que ajustar.

¿Es esto algo complicado, esotérico, difícil de entender?

Con esa piedra vienen chocando desde hace décadas, no solamente en la argentina, en realidad somos solamente un ejemplo extremo. En menos de 4 años, pasamos de estar a la altura del sur de Europa a competir con Gabon y Malawi.

Esos ajustes y políticas recesivas pueden no funcionar, porque tampoco funcionan, en, que se yo, Alemania, con una caída de salarios del 10-20 % no pasa nada, el consumo sigue, la recaudación casi no se resiente, hay gente que queda culo para arriba pero o bien el estado, o alguna instancia de beneficencia, los socorre de algún modo o bien se joden y nadie se entera.

Lo que parece, me sale la palabra "patético" pero quiero decir que es una payasada siniestra, me refiero a la sensación que da el final de la película esa "La caída", de donde salen esos memes de internet llamados "Hitler se entera", el efecto de los gritos y del temblor en la mano y de los gestos de Hitler es cómico, incluso, en la película, es gracioso ver a los nazis que se suicidan, pero también es una cosa horrible.

Lo que parece patético es que, de vez en cuando, aparezcan discursos optimistas que dicen que "ahora viene la etapa de crecimiento".

Va a ser muy interesante ver como se cumple eso, en los meses que quedan, hasta diciembre.


Vuelve la revolución rusa, nunca el comunismo ha matado más gente y nunca ha sido más divertido. 1ro tenemos la visita de Bertrand Russel a la república socialista, después la guerra con Polonia.

martes, 4 de junio de 2019

Es muy sencillo cuando la derecha sabe que va a perder se divide.

Lo primero es que, espero que se haya disipado un poco, hay una ola, compresible ciertamente, no de optimismo, casi diría de euforia, que, tal vez, sea prematura.

La causa es que, por un lado, la aparición de Alberto como candidato dificulta la posibilidad de una campaña por completo volcada contra Cristina, y, por otro, hace más complicada la proscripción. Personalmente creo que el riesgo de una movida así, de proscripción, golpista, está al caer, podría pasar que hubiera alguna clase de “juicio relámpago” con condena y que senadores vote el desafuero. Porque no habría una condena trucha en un juicio que es una truchada, después de todo.

En cuanto a lo electoral, ahora tienen que empezarle la campaña, de difamación, a Alberto y no queda tanto tiempo.

Un tercer efecto es el alineamiento de varias provincias, en algunas donde el peronismo es muy mayoritario, con la candidatura. Varias estaban ya alineadas, otras seguramente lo hubieran estado pero, ahora mismo, hay un efecto de arrastre, da la impresión que, el peronismo de derecha, cuenta solamente con Urtubey, un caudillo en plena caída, y de Schiaretti, que demostró tener votos pero habría que ver cuántos son propios, piensen que para ganar en una hipotética 2da vuelta Macri tendría que llegar a algo así como el 70 % de los votos, más o menos más de la mitad de los votos de Schiaretti, más todos los del resto de la derecha.

De cualquier manera el efecto Alberto parece más político que electoral.

Es fácil confundirse con ese panorama favorable y empezar a festejar antes de tiempo, uno parece un amargado cuando afirma que todavía falta bastante para volver a un gobierno popular.

Es cierto que en nuestro país hay movimientos, el paro general del 29 de mayo, sin ir más lejos, que están por encima de lo que pasa en la mayor parte del mundo, incluso de América Latina. Sin embargo eso no se refleja en los resultados electorales.

Que yo recuerde, desde 1983 en adelante solamente 4 veces ganaron las elecciones fuerzas que tenían un componente razonablemente progresista. Alfonsin en el 83, los peronistas ancestrales se van a enojar pero Luder con Herminio, en fin…, Kirchner en el 2005, Cristina en el 2007 y en 2011 y pare de contar.

Cuando Kirchner ganó en el 2003, M*nem y Lopez Murphy, juntos, anduvieron cerca del 40 % de los votos, uno, desde ya, sospecha que eso puede volver a pasar y que, la derecha peronista, vaya con Lavagna y, vaya uno a saber, Massa y que el macrismo pierda en 1ra vuelta, y que, por favor, sumen menos que el 40 %. Pero, si seguimos revisando elecciones, vamos a ver un voto sólido de la derecha, históricamente hay 2 casos en los que el progresismo tuvo una victoria contundente, Perón en el 73, en septiembre, cuando arrasó con 62 % y los radicales y la derecha liberal quedaron con 36 %, y Cristina en 2011 cuando la derecha sumada, Binner más los radicales más D*alde, anduvo por 32 % o algo así.

Creo que en esos antecedentes se sostiene que Macri pueda arrimar al 30 %. Si vamos a cosas mucho más cercanas, después de votar en, no sé sin 8 o 9, provincias la marca “Cambiemos” no está llegando a esa cifra. La suma de radicales más macristas “puros” anda más cerca del 20 que del 30 %, por un lado puede ser que la votación del MPN de Neuquén oculte algunos votos macristas, por otro lado es posible que el voto radical oculte muchos votos ni-ni o antimacristas, vaya uno a saber.

Da la impresión que, el 30, es el techo de los votos macristas en la elección, en este momento.

Una hipótesis en la que todavía se insiste es la renuncia de Macri a la candidatura, cosa que uno piensa que no es posible, más aun después de que la convención radical le renovó la confianza, se puede objetar que los radicales están desprestigiados, si, será eso, pero todavía gobiernan varias provincias y tienen, al menos, presencia en otras. También se puede hablar de que parecieron señalar que querían una interna, tampoco creo que eso ocurra, va a quedar en la nada, como siempre con los radicales, excepto cuando toman iniciativas contra el pueblo y/o meten presos a los opositores.

30 % es muy cerca de lo que sacó Macri, sacó 34 %, en primera vuelta en el 2015. Es cierto que, observándolos de cerca, son números raros.

¿Puede ser que, después de casi 4 años terribles, no haya perdido ni un voto? Es imposible políticamente, hasta es imposible demográficamente, muchos ancianos que lo votaron ya están votando junto con sus antepasados mientras los jóvenes siempre fueron reacios a la derecha extrema.

Sin embargo, en primer lugar en el 2015 no manejaban el aparato del estado como hacen ahora, además cuentan con aliados para un eventual ballotage.

Si uno se aparta del hecho de que el gobierno de extrema derecha nos jode la vida a, casi, todos, lo que está por ocurrir es muy interesante ¿Se puede ganar una elección después de una gestión histórica, por lo desastrosa, contando solamente con el poder del imperialismo y pura propaganda?

Miren, en mi humilde opinión, nos vamos a dar cuenta de que la derecha da la elección por perdida cuando:
1_ Lavagna no se baje y
2_ cuando Espert, o cualquier otro payasin de la derecha tampoco se baje. Porque esos carcamanes son todos votos del Payaso Triste.

domingo, 26 de mayo de 2019

Games of Thrones: introducción a la crítica de Daenerys y los dragones.

Para empezar uno no puede estar seguro de que todos, toditos, los que entren a leer, hayan visto/seguido o sepan de que va la serie Games Of Thrones. Para los que no la vieron, les estoy contando como termina.

El mundo está dividido por un mar, a mí se me ha dado por imaginarme que es como si fuera que, el mediterráneo, divide el norte de África de las islas británicas, que, supongamos es una sola isla grande, no importa. Este mundo “pequeño” está divido en no sé cuántos sub reinos, principados o lo que sea, del lado de la gran isla, están, creo que es así, los 7 reinos, esos reinos son, básicamente, de 3 clases, una parte que es pre renacentista, más o menos como si dijéramos las ciudades italianas de la época del Dante, tienen un capitalismo, más o menos primitivo y elementos de arte y tecnología que casi llegan al renacimiento, en el norte viven los que son casi completamente feudales, como si dijéramos la Francia de Juana de Arco o anterior. Más al norte aun, tienen la tundra, una Groenlandia nórdica, ahí viven unos sufridos casi esquimales les llaman salvajes y están separados de los 7 reinos por una muralla, obviamente la muralla de Adriano, estos viven en alguna clase de, nunca del todo expresado, comunismo primitivo.

Del otro lado del mar viven una serie de ciudades-estado aparentemente independientes, en algo como si fuera el África romana después de la caída del Imperio. También se relacionan con el Imperio persa, hindú o lo que sea por el estilo, están basados en una economía esclavista.

Los 7 reinos están relacionados, también, con la Britania a la caída de roma y con la heptarquía anglosajona.

Lo que sospecho que, si, conoce todo el mundo es que la mayor parte de la historia de GOT trata de la familia Stark. Los Stark son, ante todo, gente buena, son guerreros pero luchan por causas nobles, no practican la crueldad, no maltratan a sus subordinados y no se ensañan. Los Stark son el feudalismo. Yo no leí los libros, pero, sin querer, o quien sabe, el feudalismo mata a la gente de un modo brutal, aunque los gobernantes sean maravillosa gente. Por ejemplo una de las escenas, dios sabrá que temporada, andan fugitivos, un mercenario temible junto con la más chica de los Stark, son una pareja padre-hija a la fuerza, de lo más entrañable, en su huida se quedan en la casa de una familia campesina pobre, al irse, el mercenario, mata a los campesinos y, junto con la chica Stark, razonan que es mejor matarlos ahora porque “no van a sobrevivir el invierno”.

Los capitalistas de la gran ciudad, Kings Landing, o lo como se llame, no se pueden dar esos lujos, si hay hambre, hay riesgo de una rebelión, como le explican varias veces, además anda dando vuelta por ahí una religión, una especie de cristianismo primitivo, que tiene tendencias igualitarias.

Los gobernantes capitalistas de la ciudad son los villanos de la historia. Lo cual es interesante, la misma serie parece estar a punto de cuestionar eso, a lo mejor un capitalista maligno es mejor para la gente que un bondadoso, por cierto con lo improbable que pueda ser eso, señor feudal.

Por cierto que GOT trata de esas cosas pero tiene imágenes alucinantes, actores carismáticos, señoritas buenazas y mucha sangre y gente asada al carbón, el problema es que los fanáticos, a veces, se centran en el fuego del culo del dragón y no en que es lo que realmente pasa.

Al empezar la historia el jefe del norte es llamado a la ciudad para que arregle, usando su nobleza y prestigio medieval, los despelotes de los distintos clanes que se pelean por el poder. Como el sentido común indica al patriarca norteño le cortan la cabeza, no recuerdo si es exactamente así pero, el señor buenazo, se ha metido con los negocios de los CEOs, como les decimos ahora. El norte se insurrecciona, el ejército feudal es movido por el honor, los capitalistas se quedan sin ejército cuando se les termina el dinero pero hay un señor feudal al que le interesan los negocios y ahí se acaba el ejército del norte.

Todas estas movidas, que no siempre parecen estar a la vista del autor o de los tipos que dirigen la serie, incluyen una cantidad abultada pero razonable de elementos fantásticos que divierten, le dan marcha al relato y, a quien le importa, debilitan la narración.

De hecho la invasión de zombies resucitados va ganando cada vez más lugar en la historia, simboliza, creo haber leído que lo reconoce el propio autor, las “amenazas globales”. A nivel narrativo siempre es bueno que, los enemigos ocasionales, terminen por olvidar sus diferencias, para combatir a un enemigo común, una especie de demonio que convierte a los muertos en zombies que, o yo no entendí bien, o no se sabe de dónde viene. En las películas buenas de zombies, hay un gas inventado por ya-saben-quienes que crea a los muertos vivos.

Es interesante, de hecho los que combaten el “calentamiento global” no combaten a quienes lo provocan, en parte, al menos en parte, porque son ellos mismos.

Del otro lado del mar, donde predomina la esclavitud, están los herederos en desgracia de un rey depuesto, la hermana es Daenerys, entregada por su hermano a un jefe bárbaro a cambio de disponer de algunas tropas.

Daenerys, es el único personaje que realmente toma conciencia, es algo que a muchos seguidores, gente de allá principalmente, del primer mundo, no le gusta, se apodera de un ejército y lo usa para liberar a los esclavos, además tiene los dragones que escupen fuego, que, leí por ahí, son como la bomba atómica de esa edad media. Para colmo no es un personaje que actúe con misericordia, en un capítulo hace crucificar a todos los ricos y poderosos de una de las ciudades.

La rubia reúne un ejército que no está sujeto por el dinero ni por el honor.

El otro protagonista principal es Jon Snow, un bastardo de los Stark que es enviado a vigilar la muralla contra los salvajes, que es adonde mandan a todos los, digamos, inadaptados y marginados. Cuando los zombies, que vienen del extremo norte, amenazan a los salvajes, Jon Snow abre la muralla para que escapen, es un acto de rebeldía contra el orden.

La batalla final contra los muertos vivos, o como les llamen, termina con un acto individual, no vaya a ser cosa que se vea que el triunfo pertenece al ejército de liberación. Saben, es una suerte, vivir en un mundo donde, ese mensaje, sigue siendo peligroso.

La última batalla, y la despedida de la serie es en Kings landing, por el mítico trono de hierro. Una vez tomada, y destruida, la ciudad, Daenerys propone el “reinado de la Libertad” y el fin de los señoríos feudales, Jon Snow comprende que su propia familia entra en la volteada, y mata a Daenerys. Como nuestros profetas, acá en el mundo real, han sido muertos tantas veces.

El fin es incómodamente feliz, el ejército de liberación se va en unos barcos, los salvajes vuelven al otro lado de la muralla, que, por lo que se ve, ha sido reconstruida, una junta de tipos sabios y bondadosos endulza la edad media.

viernes, 24 de mayo de 2019

Quieren jugar para el macrismo pero ya no saben bien como.

Eso les está pasando a varios. A los radicales, por ejemplo, que son varios partidos al mismo tiempo, los radicales goriprogres que nunca fueron parte de cambiemos pero que nunca se van, hay una mano negra que no los deja, los radicales provinciales que arman listas para oponerse a Macri y siguen en el macrismo, en política existen los milagros, y los radicales de la derecha que están donde siempre han estado, en la dictadura. Los desencantados, no son tantos, no vaya a creer, pueden dar un paso al costado en el congreso ese, es todo mentira pero siempre hacen un parlamento, es una herencia liberal.

Los radicales díscolos se van a quedar, les gusta ser oposición dentro de la derecha. Después le van a decir a la clase media, al menos a ese amplio sector que jamás se va a despertar, que "triunfó la democracia", que hubo "críticas" no-se-que y que se rompe y se dobla lo que al imperialismo se le canta.

Para los nuevos rebeldes radicales ya se ha hecho un lugarcito en la ancha, interminable, avenida del centro, en el genuino peronismo feudal del centro, donde, todo indica, vamos a vivir una interna histórica, que no le va a interesar a nadie, salvo a los malvados que, a falta de poder meterles una patada en el culo, les vamos a hacer burla. Ya se lo que me van a decir, en principio, el espacio del "peronismo anti Cristina" es amplio, pero eso es más entre los caudillejos que entre los dirigentes más chicos y el pueblo en general, la verdad es que, salvo la Señora, nadie tiene garantizado nada. El radicalismo ni-ni y el, así llamado, progresismo gorila terminan acordando con el feudo-peronismo, y después quieren que el pueblo les de bola.

El peronismo ni-ni se supone que tiene muchos votos, si tiene muchos votos pero pocos votos propios, la mayor parte son votos contra Macri, eso les impide ir con él, que, uno sospecha, es lo que quisieran, porque sería lo más coherente, hay varios, revisen como se votó en el parlamento, que estuvieron literalmente en todas las movidas bicicleteras y antiderechos del macrismo.

Reconozcamos que Pichetto es más macrista que Macri.

El ni-nismo es minoritario, porque hasta los nenes, ninis para el caso, se dan cuenta de que acá hay que negociar una quita del 90% de la deuda y una moratoria de décadas con el fondo monetario. A la moratoria llámenle renegociación, crédito puente, perdón o lo que quieran.

Siempre podemos recurrir a la lengua de Shakespeare, le ponemos "Waiver on demand" o ¿Por qué no? “Here comes the sex Pistols”.

Tiene que haber un déficit gigante de las cuentas públicas durante años. A la asignación universal hay que sumarle un subsidio para alquilar, y a los servicios, además de imponer una rebaja, un recontra congelamiento hasta fin de siglo. Además de subsidiar a las empresas de toda clase, sobre todo a las que substituyan importaciones.

Los precios de la comida, no me vengan con la 1era necesidad ni con el arroz y los fideos, tienen que quedar congelados para que una paritaria a pérdida no genere hambre, ni recesión. ¿Cómo vas a hacer eso con tipos que van y negocian, a esta altura ya no se sabe que mierda, con Macri? Por eso el peronismo feudal se evapora en cada encuesta, el único tipo con votos que les queda es Schiaretti, o como se escriba, que le pasa lo mismo que a todos los gobernadores de Córdoba, creen que alguien le va a dar bola a los caudillos locales de la provincia fuera de la provincia, es como si probaran ganar una elección en el Brasil.

A Lavagna, el cometa ascendente de la política criolla, no le queda otra alternativa que esconderse en la interna inexistente del feudo, si se presentara solo, cada voto que obtenga sería un voto que pierde Macri, es altamente probable que no haya 2da vuelta, pero si Lavagna se presenta, a la par de una lista del feudo peronismo, el triunfo de los Fernández en 1ra vuelta está garantizado.

También podríamos tener unas PASO alucinantes, con Massa y no sabemos quién más, Tinelli, la nueva estrella en el firmamento ni-ni.

En el caso de Scioli debería existir una ley especial que le permita participar de las paso de Alternativa Feudal y en las del Kernerismo. Lo que es justo, es justo.

Es raro como fueron, excepto Massita, a quien ya nadie entiende bien, toditos a saludar al gran Mauricio.

Porque alguien, aparentemente, en su sano juicio, va y se da piquitos con un mostrenco que está dejando un país con la mitad de la industria abatida, la gente cagada de hambre y una deuda que, sospecho que es cuestión de un par de meses, no se puede pagar.

¿Será la embajada que los obliga? ¿Será alguna clase de, terrible, carpetazo? Ni siquiera parecen vivos para engañar a la gente.

Y, otra cosa, ¿Qué le fueron a decir al catrasca?

sábado, 18 de mayo de 2019

Perón 1972 encuentra a Cristina 2019.

Primero quiero aclarar que esto es un juego mental, de la memoria si se quiere, el mundo de hoy tiene poco y nada que ver con el de 1972, aunque el país, desgraciadamente, se le parezca bastante. Por otra parte es cierto que los viejos solemos pensar que el presente es alguna clase de repetición del pasado, no es cierto, pero siempre hay algunos detalles, algo en el paisaje, o, más llanamente, algo divertido en las comparaciones o lo que sea por el estilo.

El país de 1972 estaba bastante entero, comparado con lo que han sido estos últimos años de dictadura, aquellas dictaduras eran más constructivas, era, probablemente, una etapa del imperialismo en la que era necesario construir para poder llevarse la riqueza, tal vez hubiera sectores preocupados con que, un país como este, tuviera un mercado interno aunque fuera más o menos paupérrimo, lo de ahora es más bien táctica de tierra arrasada, la Argentina es como una república bananera sin bananas, tal vez una especie de reserva ecológica, quien sabe.

Perón había gobernado muchos años antes del 72, en 17 años había habido grandes cambios tecnológicos, una generación había crecido sin un encuentro directo con el líder, piensen que la imagen y los discursos de Perón habían estado prohibidos o al menos fuertemente ocultados durante los 17 años.

A Cristina no le pasa eso, 3 años no son nada, aunque es cierto que el mundo, sobretodo nuestra región latinoamericana, han cambiado, y no para bien. Cuando venía Perón, para cuando el primer regreso, en noviembre 72 creo que fue, se hablaba de un “cerco imperialista”, en realidad se empezó a hablar de eso, creo, a partir del golpe de Pinochet, de cualquier manera Brasil tenía una dictadura y Uruguay por ahí andaba, no sé si tenían a un tal Pacheco y por esos días del 72-73 votaron a ese tal Bordaberry, en fin nada que se parezca a la Latinoamérica progresista de principios de este siglo. De alguna manera estamos en eso de nuevo.

Ojo que Perón lo veía y hablaba de eso. Lo que no obsta para que el viejo, le decíamos así, tuviera un ala derecha en el peronismo, que, hoy en día, sería Barrionuevo y Pichetto, Perón tenía, a falta de una, varias alas derechas, estaba Rucci, Rucci se había solidarizado con los camioneros chilenos en una huelga famosa que le hicieron al gobierno de Allende, Rucci contaba con una guardia bastante numerosa que se especializaba en hostigar a la izquierda, no me consta que fuera la triple A o algo por el estilo, en mi época decíamos que esa militancia, supuestamente peronista, nunca había movido un dedo contra la dictadura, no es raro que nos alegráramos cuando lo cagaron a tiros al chabón. En última y pragmática instancia las dictaduras de los 60-70 no lograron llevar a los vandoristas a posturas progres.

En el sindicalismo, me niego a usar la expresión “movimiento obrero”, el balance ha cambiado, los sindicatos de servicios son más fuertes ahora. Perón tenía el apoyo de la cúpula pero de ahí para abajo habría que ver, sindicatos combativos ligados a la producción eran muy fuertes en esa época, fueron el blanco predilecto de la represión ya en 74-75.

En los tiempos del primer Perón los sindicatos estaban encolumnados detrás de él, pero muchos tienden a olvidar a los sindicatos combativos, pienso en ferrocarriles y el de la carne, que estaban con el PC y que tenían frecuentes encontronazos con el General.

Si no exageramos, hay similitudes con los sindicatos de servicios que tuvieron sus conflictos con Cristina.

Cristina parecía tenerla complicada cuando gobernaba, ahora hay un sector, se hace llamar CGT pero es una parte de la CGT, la más burocrática. En ese sentido es como que el balance se ha invertido. A Perón en el 72 lo seguía más el ala derecha, a Cristina el ala progre.

Todo esto viene a propósito de la mención, en la presentación del libro de Cristina, de Gelbard. La Sra. Debe recordar tan bien como yo, seguramente mucho mejor, al antiguo ministro de economía de Perón, y del Pacto Social. Ese pacto era anatema para los izquierdistas. El problema con el pacto era que el pacto era el capitalismo, versión peronista, ustedes saben 50 y 50. La fobia con esas ideas venía del triunfo de la revolución cubana, ustedes saben, o se imaginan, lo que decíamos, si Fidel y el Che con 4 campesinos y el apoyo, aunque sea tímido, del soviet, pudieron establecer un gobierno socialista que se bancó los ataques de los yanquis ¿Por qué no se puede hacer acá? Eso mismo pensaron en el resto de Latinoamérica.

Hay cosas que la gente más joven no sabe pero a las que los viejos militantes de los 70 volvemos a una y otra vez. En algún momento de aquel 72 principios del 73, Perón se reunió con los dirigentes de la JP y les ofreció ¼ de todo, de los senadores, diputados, gobernadores y lo que sea, Perón pensaba gobernar “con los viejos” y dejar que “los pibes” se curtieran en el poder, los cumpas de la JP no quisieron saber nada, los vandoristas querían al peronismo sin Perón, la JP quería a Perón sin el peronismo.

La verdad es que Perón tenía un discurso conciliador, pensaba que, en cuanto bajara del avión, habría acuerdo con la JP, los vandoristas y el PJ tradicional, el plan del viejo era establecer un “capitalismo de estado”, en aquella época condenábamos eso como la peor herejía, a esta altura yo creo que ni siquiera estábamos bien parados en la teoría.

En ninguna parte vi que los revolucionarios nos dijeran que aliarte, incluso ir al pie, de la burguesía, en un país del 3er mundo, para enfrentarte con el imperialismo, estuviera mal. El PC, ya sé que era un partido de mierda y todo eso pero era el partido principal de la izquierda no peronista, lo entendía, no porque fueran tan vivos, porque era evidente.

Perón tenía varias contras que Cristina no tiene, una de ellas éramos nosotros, la izquierda revolucionaria, le atacábamos los cuarteles cuando Perón ya era presidente, la otra es el entorno, salvo que Alberto Fernández sea López Rega y que esté usando un anillo mágico onda Harry Potter, es un chiste para setentistas, López Rega era una especie de mago. La otra contra de Perón era su propia condición física, todavía hablaba y pensaba bien pero era una anciano.

Recuerdo cuando los gringos, allá en los países gringos, me preguntaban por el peronismo, para joderlos les explicaba que el peronismo era tan popular a causa de la marcha peronista, la música, eufórica pero nostálgica, era el mayor hit jamás creado. El peronismo tenía íconos, figuras, Perón era un poco Robin Hood gauchesco, un poco figura paternal, en esos primeros años de la década del 70 tenía un discurso, en realidad suponíamos que tenía un discurso claramente a la izquierda, los maoístas lo consideraban un Mao, la derecha peronista un caudillo conservador: un Franco herbívoro, algunos de los aspectos más irritantes del peronismo como los discursos incendiarios de Evita o los incendios reales a las iglesias habían quedado en el olvido.

En cierto sentido, no hay nada que haya cambiado tanto como los medios, eso es cierto si uno es, como decirlo, un sujeto activo de la información, a mí me ha pasado de destrozar en una discusión a algún gorila usando el google, nos enteramos de un montón de cosas que antes permanecían ocultas pero si tenemos tiempo, recursos para eso e interés, si no es así, mucha gente no está pendiente de lo que pasa en política y se informa, mejor dicho, la informan desde los mismos medios de siempre. No sé si el resultado no es parecido al que teníamos en la década del 60 cuando les enchufaban la propaganda gorila, tenía 2 niveles, una era que “se robaron todo” con los lingotes y la cañonera paraguaya, el otro era el de la infamia, Perón se la tragaba o armaba orgias con niñitas, no vayan a creer, las 2 cosas le pegaban a la clase media, bastante parecido a lo de ahora.

El liderazgo de Perón era tan grande que, de no haber sido traicionado por la biología, hubiese podido salirse con la suya, quien saben, el mundo de hoy, no solamente el país, sería distinto, habría que ver si Cristina llega a tanto. Perón era un líder burgués con un acompañamiento enorme entre los más pobres, Cristina es una líder menos burguesa pero con un acompañamiento no tan proletario. El otro aspecto es la descendencia, Cristina tiene hijos, puede pasar que el liderazgo pase de padres a hijos, eso está muy mal visto entre nosotros los izquierdistas que creemos en el gobierno de una asamblea racional de delegados sin presidente, ni primer ministro y en la autogestión, salvo que el izquierdista sea coreano. Pero, podría haber pasado, si Perón hubiese tenido un descendiente directo que hubiese estado al lado de él, a lo mejor…

Quiero recordarles a los lectores que los que, vaya uno saber si son estructuralistas y movidas así, no reconocen conductores y liderazgos, muchas veces, terminan por votar a los mismos dirigentes año tras año, un poco como los amigos alemanes que denuncian enérgicamente a los populistas latinoamericanos que se obstinan en reelegir a gobernantes que, los teutones, consideran indeseables mientras estos reeligen, por décadas, a su primer ministro, que, por supuesto no es lo mismo, no, que va ser.

Porque digo que Cristina es una líder menos derechista que Perón, no me refiero, obviamente, a la economía, me refiero a las posturas progres en los cultural, social y etcétera. Perón aprobó una ley de divorcio, creo que fue en el 54, pero cuando volvió en el 73 ni se le pasó por la cabeza, por cierto que dejo eso para los peronólogos de la blogósfera, como fue que, en medio de las dictaduras, el PJ adquirió un perfil conservador.

Se dice que Perón fue proscripto en el 73, no es exactamente así, había una fecha límite, una argucia gorila del régimen: los candidatos tenían que estar en el país antes del 25 de mayo del 72, Perón hubiera podido regresar y ser candidato de movida, en vez de Cámpora, da la impresión de que Perón no quería volver a la presidencia, es posible que su condición física deteriorada influyera en eso, lo que forzó la renuncia de Cámpora y la llegada a la presidencia fue la creciente guerra entre la derecha peronista y la JP.

El régimen de Cristina fue muy moderado, liberal en lo social y distintas cuestiones de derechos de minorías, suavemente keynesiano y redistribucionista en lo económico. Tenía todos los defectos excepto que funcionaba.

Excepto que estaba afuera del control del imperialismo.

En el 72, con Perón, sobrevolaba la misma duda, ya sabemos que lo hizo ¿Puede volver a hacerlo?