cris

cris
Con Cristina.

viernes, 7 de diciembre de 2018

Macron repite el discurso en francés que le enseñó Michetti.

Macron ganó la elección prometiendo cambios, ¡opa!, modernización y europeísmo para todos. Los malqueridos, los parias, los profetas del abismo de siempre le advirtieron al pueblo que el tipo era un recontra archi neoliberal pero con la salvedad de que si no ganaba Macron ganaba el fascismo. El problema es que el mandato “contra” no conlleva el apoyo por ningún programa, eso lo decimos por los “antimacristas” cuyo programa puede terminar siendo perfectamente el mismo de Macri.

Por ejemplo, en la dulce Francia, está en marcha la, temida, “reforma jubilatoria” que lleva a un sistema privatizado de ahorro, si, ya se, a eso ya lo vimos. Y lo vamos a volver a ver, salvo que…

Uno tiene la tentación, cuidado porque la pereza lleva al infierno más fácilmente que otros pecados mucho más divertidos, de igualar a Macron con su versión marioneta tercermundista Macri. En ambos casos aplicaron rebajas de impuestos a los más ricos, “reformas” de esas tenebrosas que dejan los hospitales y las escuelas a la miseria, o en la miseria, y que joden o, directamente, aniquilan al estado de bienestar.

Eso lleva, igual que acá, a que 3 de cada 4 franchutes este contra el muñeco maldito.

Después hay factores políticos que no entran de lleno en la economía global o en el desarrollo del capitalismo o lo que carajo hayan armado los teóricos, Macron es famoso por sus réplicas mordaces, le dice a un desocupado que camine para buscarse un laburo cuando, él, es un tipo de la elite que nunca laburó, ni por equivocación. En eso, se parece a su doble marioneta.

Los franchutes de a pie no viven en las grandes ciudades, viven en pueblitos chicos, lugares donde la infraestructura se está cayendo a pedazos, con menos escuelas, con menos tren y con menos servicio públicos.

Como las escuelas, los hospitales y los supermercados, les quedan cada vez más lejos, usan intensivamente el auto, cosa que para los que, lo único que conocen de Francia es Paris, es muy sorprendente.

El uso del chaleco amarillo es obligatorio para los automovilistas.

Además, al igual que el otro comuñe, Macron está en relaciones “intimas” con las empresas energéticas, de cualquier manera, los franceses tienen que comprar el petróleo, no les están vendiendo su propio combustible como si viniera de arabia.

El aumento del precio de la nafta les pegó justo en el bajo vientre a la baja clase media, esa que está en blanco, que todavía tiene laburo, que paga cada vez más impuestos mientras ve que los ricos no lo hacen y que usa el auto para ir a laburar o para ir a ver al médico.

Durante las marchas y movilizaciones se vio a gente, como si dijéramos nuestros piqueteros, a la que nunca se la ve, gente del pueblo, torcida, gorda, encorvada, rota, no los pequeños parásitos bellos del primer mundo.

Al principio los chalecos amarillos aparecieron como relacionados a la extrema derecha, el problema es que la extrema derecha aunque sea fascista no deja de ser neoliberal. Si los derechistas les dicen a los mandamases y jefecitos varios que tienen que pagar más impuestos, se extinguen al día siguiente.

Por otra parte los partidos de izquierda, incluso el de Melenchon que es lo más parecido a lo que piensa uno, tampoco pudieron acercar a los chalecos, los chalecos son trabajadores pero no parecen tener el nivel de conciencia para, por lo menos, ponerle límite al capitalismo.

Todo el mundo habla de los movimientos “sin dirigentes” y “sin política”, me acuerdo de la “primavera árabe” que tenía una temática similar.

Podemos hacer una lista: En Tunez gobiernan los mismos de siempre, en Egipto una dictadura peor que antes, en Libia hicieron cagar a un régimen progresista y ahora es un centro de tráfico de esclavos, en Siria a una guerra de intervención que recién se está terminando y que no los dejó como Irak porque los Iraníes y los rusos impidieron la destrucción de estado nacional.

Las redes sociales nunca liberaron a nadie y uno tiene la fuerte sospecha de que nunca lo van a hacer.

En Italia el movimiento populista contra la “política” y por la decencia y que-se-yo-que terminó formando gobierno con la extrema derecha.

Yo les diría que tiene que haber política, con dirigentes políticos y gente que se vea cara a cara.

miércoles, 5 de diciembre de 2018

La ley del revolver.

En realidad hace rato, desde siempre, existe la "licencia para matar", siempre y cuando se trate de pibes villeros, o pobretones varios. Durante el gobierno democrático fue un poco, bastante, más difícil, había leyes, la policía era capacitada en cursos de derechos humanos y el clima general era no de repudio pero de cierta distancia con el concepto de "meta bala". De ese proceso de avance de la legalidad algo quedó, para el gusto de los macristas, esos Bolsonaros sin religión y sin nacionalismo, todavía hay demasiadas garantías, a Chocobar que, recordemos, baleó a un infeliz que corría, después de haberse afanado un bolso, por la espalda y lo remató en el piso, fue condenado. Por ahora.

¿Por qué buscan imponer la ley de la selva? Puede ser un rédito político, hay gente de clase media que ya no puede mantener su nivel de vida.

Ayer recorría, sin ir más lejos, los monoblocks de Lugano, no es la zona más rica de la ciudad pero tampoco es Fuerte Apache, un departamento ahí vale más de 40 mil dólares y vive gente de clase media, tuve que pasar por las calles internas, conté 8 coches abandonados, se los reconoce por estar muy sucios, por faltarles alguna rueda o por tener las ruedas desinfladas por completo. Es la clase media que, todavía se ve a si misma como clase media pero que no puede mantener un auto.

Perdiste el auto pero todavía te queda el consuelo de que estas por encima de tus vecinos villeros. La izquierda, ya era hora, está liberándose de la idea de que la crisis económica va a llevar a la gente a la revolución o, al menos, a votar progres. Lo que si es cierto es que la crisis hace que pululen los rateros, a la gente de clase media pobretona, no le causa ninguna gracia que un pendejo villero les afane la bolsa de los mandados, la ropa que dejó colgada o el auto. Los soñadores de siempre harán una crítica exhaustiva del individualismo y del egoísmo de los pequeño burgueses. No me voy a meter a discutir eso pero le decís a un pequeño burgués que es un hijo de puta y después te asustas de que vote a la derecha. Es como el reflejo de la postura oportunista de los facho-macristas, le cagaste el auto a los pequebu y los queres compensar llevándolos a hacerle la guerra a los pobres. Quiero decir que entre ambas actitudes hay una cierta simetría perversa.

No hace mucho, todavía estaba el gobierno democrático, se había puesto de moda el linchamiento ¿Se acuerdan?

Es lo mismo de siempre, la lucha de los "vecinos" contra los pibes chorros es la lucha de los alemanes arios contra la plaga judía.

Probablemente sea el problema de venir todos de inmigrantes, hay gente que todavía vive en la vieja Europa, a veces sacamos demasiados ejemplos de allá, no se asusten, no van a venir los nazis.

Hay que contarle a los pibes porque nunca lo leyeron y a los más veteranos porque se les olvidó: los nazis iban a la guerra porque no podían resolver los problemas económicos, el imperialismo necesita continuamente mano de obra y materias primas baratas, muy baratas, más bien regaladas. Con la guerra resolvieron las dos cosas, tenían a los judíos, a los gitanos, a los polacos y a quien sea como trabajadores esclavos y las materias primas de la parte europea de Rusia, más Ucrania, gratis.

Los nazis del siglo XXI ya llegaron, ya gobiernan, ya están en guerra por los recursos, a los esclavos les llaman "inmigrantes ilegales", "migrantes" o lo que sea por el estilo, para la materia prima barata tienen a los macris del tercer mundo.

Estos jeritopas quieren compensar la ruina económica con alguna clase de guerra, eso en parte, la dictadura macrista no para de comprarles armas a sus mandantes y no para de ofrecer un discurso difuso contra “las amenazas” en la región más pacífica del planeta.

La única salida política que tienen es buscar más violencia, eso ya se hizo, el gobierno de M*em gobernó 10 años con ajuste, represión y dividiendo al país entre la clase media y los pobres.

También hay un aspecto ideológico, las ideologías retrógradas reciben ese nombre porque van en contra del progreso.

Si en vez de tener a Baby Etchecopar, o como carajo se llame, tuvieran a especialistas en el tema, descubrirían que la pena de muerte, en cualquiera de sus formas, puede disminuir los delitos de rateros pero, en cambio, aumenta los delitos violentos. A esta altura lo sabe todo el mundo. Pero ¿Para qué vas a poner a un científico que estudió las cosas durante décadas con un equipo interdisciplinario cuándo podes tener a un fachista que habla con frenillo?

Es lo mismo que las vacunas, en vez de hacerle caso a uno de esos dotores que se las dan de sabios porque estudiaron e investigaron durante 25 años, es mucho mejor creerle a un brujito que tiene poderes desde que bebió de la poción de Asterix y está en contacto con fuerzas cósmicas.

¿Saben cómo termina la campaña antivacunas? Cuando dejas de vacunar a tus hijos y les da sarampión, poliomielitis o cualquier peste horrible por el estilo y se mueren o quedan hechos mierda.

Bueno, es eso mismo. La campaña moralizadora de “haga Patria mate a un ratero” termina con pibes rubios de clase media baleados por la cana, que los confundió con el Estado Islámico.

jueves, 22 de noviembre de 2018

Los gobernadores “federales” como patroncitos.

Uno desconfía de las encuestas, en principio porque desconfía de todo, también porque se sabe que muchas veces son una chantada, armada para dejar feliz al, infeliz, que las paga. Un tercer motivo es porque contradice lo que uno ve en la vida cotidiana, los que estaban orgullosos, en el 2016, por no usar más calefacción, se han llamado a silencio. Incluso esos malditos esperanzados que preveían un próximo semestre, un próximo año, un siglo venidero, de prosperidad, tienen la boca cocida.

Las inversiones no van a venir nunca.

Vivimos bajo un bombardeo, una avalancha de encuestas, en esas encuestas Macri pierde pero con el 35 % de los votos en la segunda vuelta.

El resultado se repite tan sistemáticamente que, al menos, es imposible impugnarlo por completo.

Históricamente el resultado no debería sorprendernos, son menos, en porcentaje, de los que obtuvieron Tamborini y Mosca en el 45, o la UCR más Manrique en el 73, o, más para adelante, la suma de M*nem y Lopez Murphy en el 2003.

El problema es que habría que ver es, si no hay más votos de derecha, por fuera del Macrismo, esa es la duda que tenemos todos.

La verdadera pregunta es cuantos votos tienen los sindicatos "dialoguistas", más los senadores de Pichetto, más otras expresiones de la derecha peronista. Todos tendemos a creer que son ultra minoritarios, y que incluso si fueran más de los que parecen, no se van a animar a armar un frente electoral con los macristas, eso es verdad siempre y cuando el candidato sea Macri, y, en realidad, nadie cree que, hasta altura, sea así. El candidato no es Macri, es probable que ni siquiera sea Vidal, cuando le dieron la pcia de BA le dieron un regalo envenenado.

Es por eso que se lo ve tan compadrito a Pichetto, piensa que el candidato de la derecha… podría ser él!

Uno intuye que si el peronismo de derecha tiene, al menos relativamente, muchos votos, se va a presentar. Si, como todo lo indica, el gobierno macrista, choca la calesita, los votos del macrismo se van a sumar a los de la derecha peronista. Lo que cuesta entender es cual es la base material de la derecha peronista por eso es difícil predecir cuantos son y adónde van. Si me lo preguntan, los caudillos, responden a la burguesía pastoril, un poquito más feudal, a veces, un poquito más capitalista en otros casos. No se están llenado de guita, la devaluación los enriquece pero resulta que dependen del mercado interno, o de exportar a países de los que la administración macrista, y los despelotes internacionales, nos están alejando.

Sostienen a Macri por una cuestión de ideología, en vez de ser una verdadera burguesía prefieren ser el furgón de cola de un tercer mundo colonial.

Los que se están salvando con Macri son pocos, cada vez menos, al grueso de estos patrones se los va a comer la crisis, tal vez, con un poco de suerte, pasen a ser empleados de las grandes empresas.

Las encuestas dicen, ojo porque son operaciones, etcétera, que el único que mueve el amperímetro es Massa, los demás pierden contra Pitrola. Que va a hacer Massa, creo que ni él mismo sabe, en cierto sentido la persistencia del macrismo, al menos en el dorado mundo operado de los opinadores de toda laya, potencia la polarización. Massa es peronista para Cambiemos y macrista para el peronismo, sentado entre dos sillas, recuerdo que decían los suecos.

Los gobernadores peronistas o, sincerémonos, peronoides, padecen también del síndrome de Massa, quieren desdoblar las elecciones para hacerse votar por los peronistas y después irse con Macri, Pichetto o dios-sabrá-quien. A eso le llaman “cintura política”, “pragmatismo” y que-se-yo-que.

Puede llegar a resultarles, tal vez el destino de esa gente sea seguir apareciendo como peronistas y apoyar a la derecha para siempre. A mi me parece que más de uno de esos gobernadores "peronistas federales" se va a comer el garrón. En general uno piensa que lo que nos conviene a la inmensa mayoría de los argentinos, que los-que-te-jedi se vayan lo antes posible, a estos "federales" no los favorece, más pasa el tiempo, más se consolida el peronismo de Cristina en las provincias.

Y eso sin contar a un montón que ya se abrieron y se vinieron con la Jefa.


En cuestión de horas se les cayeron 3 operetas al Clarín: ese tal Elaskar, el de la “Rosadita” ¿Se acuerdan?, la gran investigación de ese tal Santoro sobre las cuentas de Maxi Kirchner y Garré (?) en no me acuerdo bien dónde y le tienen que pagar unos pesos a una señora que, es una pena, no estuvo en Mar del Plata tirándole piedras al mequetrefe. Sorry.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

El rodrigazo 1975-2018.

Cuando la cana intentaba llevarse a un pibe de 15 años por, supuesta, tenencia de un caño para fumar, de la puerta del Pellegrini, me vino a la mente un número: 1975. Muchos creen que la dictadura empezó con el golpe del 76, no es así, el golpe empieza con el Rodrigazo. Hubo un, estoy exagerando para abajo, 100 % de inflación en un solo día, las paritarias alcanzaron a cubrir una parte, no se, probablemente llegaron al 80 %, a partir de ese momento se empezó a hablar de desocupación, de trabajo en negro, de hiperinflación. Es más hasta ese momento todavía quedaban espacios opositores, diaritos que se publicaban más o menos legalmente, los sindicatos todavía podían ir al paro, había reclamos, los montos habían armado un partido legal: el Partido Autentico.

Los auténticos fueron ilegalizados recién a fines del 75.

Lo que quedaba de los auténticos fueron asimilados a los montos pero, en el 75, todavía no eran los montos-montos digamos.

No se si el proyecto que establecía la “aniquilación” de la guerrilla y las declaraciones de Balbin, o cualquier otro garca por el estilo, donde pedía la destrucción de la “guerrilla industrial”, estaba en vigencia o salió por esos días.

La guerrilla industrial eran los sindicatos de base y los delegados. La persecución de delegados comenzó en el 75, en el 76 empezó el exterminio. En el 75 usaban juicios parecidos a los de Milagro Sala y, por estos días, contra D’elia, condenado por haber tomado una comisaria, la comisaria era responsable del asesinato de un compañero, hace 14 años.

Todavía existían los diputados, senadores y partidos políticos. Los medios publicaban, cada vez menos, noticias con secuestros y asesinatos, había como una sección fija en los diarios con los cadáveres que dejaban en alguna zanja de Ezeiza. Pero los casos donde las fuerzas represivas legales intervenían abiertamente eran escasos, para ese entonces todavía había fiscales y jueces que investigaban a la triple A.

Hay historias que deberían llegar a los libros y las películas, si es que ya no lo hicieron y uno no se enteró, hubo policías y militares que fueron asesinados mientras investigaban a los parapoliciales.

Los progres ilustrados de siempre le llaman a eso “el huevo de la serpiente”.

Digo “nosotros” pero uno no puede atribuirse la opinión de todo el PRT, después de todo nosotros éramos unos jovencitos de la JG, no definíamos la línea, de cualquier manera, todo el mundo sabe cómo pensábamos. Pensábamos que cuando más guerra hubiera, mejor, que íbamos a derrotar militarmente al enemigo, pensábamos en insurrecciones espontaneas y en que sindicatos y organizaciones varias iban a sumarse a nuestra guerrilla. Tomando en cuenta la experiencia de esos años, desde 1969 la guerrilla había combatido y alcanzados muchos éxitos, no era descabellado.

En la izquierda no todos pensaban lo mismo, la izquierda reformista, el PC, de aquella época, pensaba justo los contrario, había que suspender las acciones militares y hacer el intento, al menos, de armar un frente político para impedir el golpe.

Todo el mundo se queja y llora cuando digo esto pero el PC tenía razón y nosotros la pifiábamos mal.

De estas cosas se acuerda, o leyó, o se lo contaron, todo el mundo, lo que muchos no se acuerdan, no quieren acordarse era la furia que mucha clase media, que algunos casos hasta había sido progre, desarrolló contra la izquierda, la guerrillera pero también la otra, y la no tan izquierda peronista y los progres varios también.

Qué carajo me van a hablar a mí de Bolsonaro, ya perdí la cuenta de cuantos fachos, llenos de consignas del orden sin progreso, conocí.

Algunos dicen que el de macri es el tercer gobierno radical, eso es correcto, al menos formalmente, pero también podría ser el tercer gobierno de la derecha peronista. Estuvo el de Isabelita y López Rega, el de M*nem y el de Pichetto.

El golpe del 76 se dio para que las elecciones del 77 nunca llegaran, la máscara legal era demasiado complicada. Los 5 años de Videla fueron con inflación del 70-80 % de promedio, con salarios en picada, con cientos de miles de exiliados, con presos políticos, la deuda externa se multiplicó por 6 o vaya uno a saber cuanto. Pero todo empezó por el rodrigazo.

No me vengan a joder con formalidades 50 % de inflación en 8 meses, porque eso es lo que esta pasando, es un rodrigazo, es peor porque ni Videla tuvo esta inflación con salarios prácticamente congelados.

Los juicios a los presos políticos hasta son peores porque nadie sale desprestigiado si los juzgan por subversivo, en vez de eso tenemos juicios por presuntos actos de corrupción que, más allá de que ofenden el sentido común, terminan por desacreditar a funcionarios que resulta que no tienen cuentas en Panamá y que no viven en palacios pero que tienen que bancarse a energúmenos que los acusan por la calle.

La nueva dictadura es, realmente, una obra maestra del terror.

Lo que uno se pregunta es si la dictadura se va a ir pacíficamente, derrotada en las urnas, sin dar el “golpe dentro del golpe”. Que puede ser una proscripción como le hicieron a Lula, o alguna vez le hicieron al general Perón, o alguna otra clase de golpe, más o menos, institucional.

La otra pregunta es que va a pasar con los gobernadores cuyos diputados y senadores le votan todo a la dictadura, que, de hecho, están cogobernando, la “pata peronista” del macrismo ¿Van a ir a un frente común con Cristina, con el peronismo, con el pueblo y no va a pasar nada?

martes, 6 de noviembre de 2018

Premios FalOPEA al periodista del ano!

¿Cómo llega un humilde chupatintas a ser el “periodista del ano”?

Primero chupando tintas, obviamente. Un verdadero periodista, si quiere llegar a ser el periodista del ano, tiene el deber de saber lo que el patrón quiere, incluso antes de que el patrón lo piense.

Algunos, por lo menos, se puede decir que tienen información, que no la difundan o la vendan cambiada, es otra cosa. Ese tal Mon o como se llame, por dar un ejemplo, estaba enterado de las “empresas” de Macri en Panamá, o donde carajo sea para el caso, y se hizo el boludo, me niego a poner la continuación más grosera de este último giro idiomático que vendría ser que: se hizo el boludo como perro que se lo están cogiendo. De ese modo le hizo ganar la elección al patroncito.

Ustedes dirán que esta historia no terminó que puede ser que, la dictadura macrista, termine siendo el peor negocio que ha hecho la clase dominante desde el Virrey de Sobremonte hasta acá. Si, es posible, pero a los dueños del país todo eso les ne frega, el futuro es el mes que viene que vencen las LEBACs, LELIQs, que se yo que.

Pero, por lo menos, algunos de estos turritos, periodistas del ano de pleno derecho, tienen información, aunque no te la digan y prefieran la basura. La guerra es así, un poquito de información y una tonelada de excremento.

La rata, sin ir más lejos, carece de información, no le interesa, ni siquiera tiene periodistas cerca que le pasen la data, nada, tiene un guionista, y, a lo mejor, alguna estupidez que se le ocurra a él.

Salvo que el de las islas Seychelles, o como se llamen, sea un gran reportaje y no nos hayamos dado cuenta.

Vilouta era un relator de fútbol, ¿relata todavía?, que no sabía un carajo de fútbol. Lo que nos genera cierta duda es si el tipo es realmente periodista de algo ¿Qué hacen en las academias de periodismo con tipos así? ¿Cómo fue? ¿Le tomaron un examen de castellano? ¿De geografía? ¿De algo?

Lo de Vilouta parece genético ¡Tiene la cabeza cuadrada!

En la fiesta de FalOPEA le dieron un premio a Robert Cox por haber denunciado las desapariciones de la dictadura, la dictadura del 76, no la de ahora. Le están dando un premio los soldaditos de un gobierno que está liberando a los milicos. Tarde o temprano los liberales del primer mundo terminan por hacer causa común con los dictadores del tercero.

El periodista del ano resultó ser el tipo que publicó decenas de notas conteniendo mentiras sobre Santiago Maldonado. Que, como todos sabemos, no fue asesinado por la gendarmería sino por un comando Kurdo-mapuche con ayuda de los venezolanos, aclaro que hago un chiste con eso porque no me quiero poner a llorar y porque no me da para ir a ahí y meterles un palo en el orto a todos esos buchones hijos de puta.

Después tenemos a la “rubia”, una pobre mujer estafada por su peluquero, lleva con hidalguía esa especie de casco con flecos que la hace parecer alguna clase de Predator. Voy a repetir un axioma, formulado tiempo ha, estos buchonazos aprovechan su condición de judíos para hacerse pasar por sionistas, y ni siquiera son eso, estos son casos de “sionistas por dos mangos”. Están pagados para hacer propaganda de fachos, no tienen problema en apoyar figuras y regímenes que son abierta, o solapadamente, antisemitas.

Repetimos, no son judíos, ni siquiera son sionistas, son chupaculos que están para el que les pague.

La gran figura de la noche es, sin duda, ese tal Cabot, el de los “cuadernos de la corrusion”, lo último que se supo entra dentro del terreno de la comedia bufa, resulta que se les olvidó filmar, grabar, no se, algo, a los arrepentidos. A su vez los arrepentidos después de aceptar todo tipo de coimas y mierdas por el estilo se van a su casa, previa delación, mientras los que afirman su inocencia van presos.

Cabot además de ser candidato o conferencista o simple alcahuete del partido de Macri, dio con los cuadernos del chofer que, supuestamente, sabía todo aunque, fuera de los cuadernos, no parece saber nada, ni siquiera recordaba haber usado los, ¿habrán existido alguna vez?, cuadernos para hacerse un asado, lo que no recomendamos, agarra gusto a cartón la carne. De modo que para dejar un montón de gente en cana, sin que se sepa bien porque, y acusar a medio país bastó con unas fotocopias que, puesto que no se pueden peritar, no valen un carajo.

Es decir a Cabot le dieron un reconocimiento inexistente, por la prueba inexistente, de una causa inexisten, por un delito inexistente.

Permítanme un ataque de pesimismo, a un chupaculos de cuarta como Leuco lo viene sucediendo su hijo, un Leuco con retardo mental, aunque, para ser buchón, parece inteligentísimo, pronto va a llegar, no se, el nieto de Leuco o el hijo de Vilouta y Plager o el sobrino merquero de Tenembaum.

Y los putos cuadernos quemados del tataranieto de Cabot. Y ya tenemos al periodismo del futuro.

miércoles, 31 de octubre de 2018

Estamos podridos de Pichetto.

Es algo que une a todos los argentinos, sin distinción de banderías, ni de banderines, tenemos los huevos absolutamente repletos, al plato, fritos, electrocutados de Pichetto y sus pichoterias.

No entendemos porque carajo un senador que no puede ni asomarse en su provincia, que no tiene votos, es candidato y mide negativo, que hace décadas que anda dando vuelta sin llegar a ser nada.

Esa bolsa de mierda con patas que, cada vez que abre la boca, habla cagadas y paparruchadas.

Ese mequetrefe.

Resulta que es como el poder real en la Argentina.

Parece que el gangoso mariconcito que votaron ya no gobierna y que el que manda es este tarado.

Como si dijéramos la decadencia del Imperio bizantino donde gobernaban los eunucos, encerrados en los palacios.

Porque un personaje tan inútil, tan fracasado, tan desprestigiado, parece dominar a los otros senadores.

Hasta no hace mucho, uno creía que los senadores respondían a los gobiernos de sus provincias pero empiezo a tener dudas, uno se pregunta si, realmente, la liga de gobernadores va a ligar algo, si van a poder aguantar con lo que les den y si les va a tocar algo de guita en serio, si van a poder pagar los sueldos, aunque la inflación los haya convertido en migajas.

No creo que haga falta ser Keynes para darse cuenta de algo elemental, lo primero que va a hacer mierda el ajuste es la recaudación.

El PJ es un partido que posee todas las virtudes, es oposición pero moderado, es serio, tiene muchos candidatos, hay una sola cosa que el PJ no tiene, es la existencia.

En la última elección en Río Negro el PJ pichetista no existió, ahora existe menos todavía. No es que este desprestigiado, esto, o lo otro, no existe.

Las leyes que llevaron a la destrucción del país, todas, fueron aprobadas por este Pichetto y sus amiguitos de las provincias. Uno se pregunta si pueden, tipos adultos, con décadas en política, ignorar adonde nos estaban llevando. Si de verdad no saben las consecuencias de lo que hacen es como para dudar de la salud mental de los tipos y si lo saben es como para ir ahí y matar a todos esos hijos de puta.

Pichetto le arma el discurso al gobierno, justifica un presupuesto de ajuste con el verso ridículo de que "podría ser peor", algo que no hacen ni los propios tipos de Cambiemos.

Es peor que eso, Pichetto nos sale frecuentemente con un discurso xenófobo que los propios macristas no se animan a usar, parece que quiere ser más derechista que ellos.

A lo mejor, uno fantasea, mejor dicho él fantasea, quiere ser Bolsonaro, no se da cuenta de que Bolsonaro ya ganó en la Argentina y ya le fue como el culo, mejor dicho al país le fue para la mierda, a Macri y sus amiguetes les ha ido bárbaro.

Leí por ahí que Pichetto lleva 25 años en el congreso, tal vez eso explique todo, en alguno de esos viejos libros que ya nadie lee, Lenin, hablaba de "cretinismo parlamentario", no recuerdo a propósito de que, a lo mejor era por la aprobación de los empréstitos de guerra por parte del parlamento alemán, no se.

Hablando de la guerra, en unas declaraciones de las últimas horas Pichetto nos adoctrinaba sobre la necesidad de crear un gran ejército, vaya uno a saber para que, probablemente para pelear contra los soldaditos de Bolsonaro.

Según parece estamos en pichettolandia, un país donde avanzan el hambre y la miseria mientras que políticos seniles usan los medios para destilar resentimiento.

domingo, 28 de octubre de 2018

Aviso para la izquierda liberal: acá ya ganó Bolsonaro.

El fantasma de Bolsonaro recorre el país, tiemblan los demócratas, miren si perdemos la democracia, miren si el parlamento empieza a votar condiciones infames del fondo monetario, miren si empiezan a meter en cana a los opositores, miren si el estado desaparece y los pobres se cagan de hambre.

Las diferencias con el Brasil son notorias, vienen desde el fondo de la historia, no es lo mismo la esclavitud de Brasil con la servidumbre de los inmigrantes en Argentina, en Argentina las dictaduras tenían su propio parlamento de cartón y una supuesta corte con jueces de verdad y todo. En Brasil tuvieron un proyecto más desarrollista y una dictadura más feudal, más paternalista.

La diferencia decisiva entre los dos países es la persistencia del peronismo. En mi opinión el peronismo es el proyecto de la burguesía nacional, en la cual nadie parece creer pero que igual existe.

El Perón de Brasil se llamaba Getulio Vargas, no es del todo cierto que el trabalhismo de Vargas desapareciera por completo, al menos existían un par de tipos que lo reivindicaban. Pero el actual PT no es el peronismo.

La dictadura de Brasil duró más de 20 años y fue sucedida por 2 partidos, uno propio de la dictadura y otro liberal, como si dijéramos los radicales de la época de Alfonsín.

Para fines de los 70 Lula ya era un dirigente sindical famoso, de los metalúrgicos de San Pablo.

Además Lula era un inmigrante interno, el tipo viene del nordeste la región más pobre de Brasil.

No pretendo desmentir que Bolsonaro sea fascista, lo que me parece que hay que aclarar es que la diferencia con Macri es solamente circunstancial.

Bolsonaro puede mostrarse como heredero de la dictadura porque el desprestigio de los milicos en Brasil no es tan grande.

En los primeros días de la dictadura macrista se hablaba, tal vez fantaseando con el nombre de Rogelio Frigerio, de “desarrollismo”. Una dictadura, con sueldos de hambre y presos políticos pero con crecimiento. Algo así fantasearon acá con Ongania, créase o no, y hasta con Pinochet.

¿Se acuerdan de Alsogaray? El invierno es infalible y la primavera nunca llega.

Brasil ya está en dictadura, desde el momento en que derrocaron a Dilma, Bolsonaro sería nada más que la continuación, con mejor propaganda y más militancia.

Que después Bolsonaro se crea el führer y pierda la chaveta, bueno, eso puede pasar. Extrañamente todos recuerdan a Videla y nadie se acuerda de Galtieri.

Bolsonaro podría darnos una guerra ¿Por qué no? Cuando la miseria viene, viene completa.

Macri tiene sus guerritas, contra los supuestos narcos, contra los mapuches, contra el presunto comando que eliminó a Nisman, contra Flor Kirchner, contra un turco que encontraron en Constitución.

Las guerritas de Bolsonaro pueden ser mayores, a lo mejor lo usan para joder a los venezolanos o, le está yendo demasiado bien, a Evo Morales.

Valdría la pena aclarar que Macri no está mandando barcos a Siria porque la situación económica y el consiguiente apoyo político roza límites mínimos, si no fuera por eso, invadiría no se el Irán y Venezuela, él solito, por cierto que Carlitos el emperador mandó barcos a Irak, Kuwait o no se dónde carajo.

Después tenemos que la izquierda en vez de denunciar a muerte el liberalismo económico, prefiere bajarle los decibeles a la discusión y centrar todo su discurso en las minorías excluidas. El otro día en la votación por el aborto legal, que no niego que es importante, aparecieron fotos de legisladores progresistas con tipos macristas. Los mismos tipos que avalan meter en cana porque si a un par de venezolanos y al pibe de la “garganta poderosa”. Podes estar a favor del aborto legal, los gay, el machismo y lo que quieras y seguir siendo fascista.

No se si todo el mundo recuerda cómo empezó el ascenso de la derecha fascista, fue cuando Dilma optó por traer economistas neoliberales en su segundo mandato.

Creo que esa es la madre del Dorrego, ya se que es borrego, no sean boludos, cuando los gobiernos progresistas empiezan a aflojar. Hay gente que está, tal vez sinceramente, de nuestro lado y quieren que Maduro o Cristina, para el caso, hagan lo mismo.

Había tipos que ahora se las tiran de antimacristas y que querían que Cristina les pagara a los buitres cualquier cosa que pidieran.

Bolsonaro, a fin de cuentas, no es más que un Macri en esteroides, si el peronismo se une en torno a candidatos como Pichetto y vaya uno a saber que otro sorete mal parido, vamos a tener un Bolsonaro.

Y después van a empezar a pulular los títeres, como pasa en el Perú ¿Cuántos muñecos de torta van? Y siempre en elecciones libérrimas, con todas las garantías, y viene Fujimori, y ese tal Toledo, y hasta tuvieron un tal Ollanta, dios santo era el heredero al trono del Imperio Inca ese mequetrefe, y vino no se quién que duró lo que un pedo en una canasta y ahora hay otro que ya no sabemos cómo se llama, que ya no existe, que ya no es nadie, y los peruanos, aun con el hambre que hay en la Argentina, siguen llegando pero los “informes” de no-se-sabe-ya-quien dicen que el Perú es un modelo de progreso y que Chile es la suiza del sur.