cris

cris
Con Cristina.

sábado, 16 de noviembre de 2019

Donde la derecha se cansa de jugar al votito y a la democracia.

Siempre nos pasa lo mismo, los argentinos, como decía Luca Prodan, somos lindos pero somos unos tarados. Nos creemos blancos, de hecho algunos argentinos son más o menos blancos, nos creemos un país, no sé, de nivel de vida medio, vaya uno a saber qué quiere decir eso, o incluso, ahora cada vez menos, un país de alto desarrollo humano. Esto último sí que es inescrutable.

La verdad es que somos el tercer mundo, con suficientemente poco cerebro como para creérsela.

Quiero decir que somos como Bolivia y en cualquier momento nos bajan de un hondazo.

Los mismos elementos que pululan en el altiplano los tenemos en la pampa.

Tenemos a los guanacos, por ejemplo, esos chiflados acomplejados que siendo unos gronchos denigran a su abuelo. Los que están asustados de los senegaleses porque venden baratijas en el Once ¡Pero si era lo que hacía tu abuelo, forrazo!

¿Por qué pensás que tu abuelo vino de Europa, pedazo de boludo? Porque tu abuelo era un negrito que se cagaba de hambre, solamente que con menos cultura y menos cerebro.

Uno, a esta altura, tiene que reírse, dios santo, los que dicen que no hay golpe en Bolivia son los mismos que aplaudieron a Videla.

Ya se que a los que somos esclarecidos nos parece incluso insensato repetir esas cagadas, que carajo no va a ser un golpe, que carajo la acusación de fraude a un tipo que se cansó de ganar elecciones, pero en un punto eso debe funcionar, la propaganda macrista nos resultaba ridícula y hasta patética, no neguemos que los tipos hasta dan un poquitín de pena. Si me lo preguntan Videla también daba un cachito de vergüenza, era un retardado mental peor que Macri, o por ahí.

Pero algo pasa con esa propaganda porque funciona.

Algo pasa con la propaganda facistoide del fraude y de las “irregularidades” que nadie constató porque, si mal no recuerdo, para los últimos años de Cristina los trolles, los fachitos, los comemierda, los mediopelo nos coparon la calle, uno se ríe pero la propaganda funciona. Está hecha por tipos que, además de tener el sistema a favor, saben más que nosotros.

En una época el papel de “reserva moral”, podríamos decir, como esos filósofos post algo, que “todo golpe es moral”, pertenecía a la iglesia católica, espero que los peronistas, cualquiera de ellos, se acuerden de eso, sino estamos cagados. Eso cambió, ahora tenemos iglesias “atendidas por sus propios dueños” que se ocupan de llevar a los herejes a la hoguera.

Sería bueno que tuviéramos una lista de las iglesias que, por ejemplo, están con Bolsonaro y las que están detrás del golpe en Bolivia. Y saber quiénes son en la Argentina, un día nos vamos a despertar y vamos a ver a los nazis llevándonos al paraíso con su biblia gigante.

Sabemos que andan por ahí y ni siquiera sabemos quiénes son. Por lo menos exijo mi derecho a saber que nazi puto nos va a dar un golpe de estado.

No me gusta la idea de darles “consejos” a los peronistas, uno es lo que queda de una izquierda perdida, después de todo. Pero, muchachos, empiecen a vigilar quien va a la embajada yanqui. Por ejemplo los milicos que dieron el golpe eran clientes de la embajada, muchos, quizás todos, incluso viajaron a los States, para recibir cursos, para coger, para vaya uno a saber qué.

Debería haber una actitud policíaca de nuestra parte, quien va, quien fue a la embajada, quien viajó para allá, quienes son, todos sabemos que tipos como Bonadio, como Carrió y su ruta son habitués.

Los militares, jueces y tipos con poder varios que andan por la embajada, dando vueltas en “congresos”, “conferencias” y diversos engañapichangas tienen que ser denunciados, escrachados.

Hablando de peronismo, eso es lo que hacía Perón cuando se quería sacar a alguien de encima, llamaba al pueblo a la plaza, les mostraba al traidor, el pueblo cagaba al mostro a puteadas, el garca se iba a su casa y Perón festejaba con el pueblo.

Uno son los macacos de la derecha y sus presidentes autoelectos, dos son los “amigos”, militares y jueces, de los yanquis. Tres son los medios que pertenecen a los yanquis o similares. Cuatro son las empresas yanquis y/o europeas que se comen los países, sus gerentes nacionales y sus economistas. Cinco las iglesias que sirven al dios del antipueblo.

Los golpistas bolivianos, muy qué nos pese, son los mismos que tenemos acá.

Y si ustedes se preguntan porque, aunque el macrismo del 2015 tiene características de golpe, sospecho, que dios me perdone, que el que te jedi no ganó las elecciones y que los peronistas tuvieron miedo de que incendiaran el país, no tuvimos el golpe-golpe con tanques en la calle, bueno, es porque Bolivia es un país rico en serio y nosotros tenemos porotos.

Es más, hasta creo que van a esperar para dar el golpe que los peronistas levanten el país de nuevo.

martes, 12 de noviembre de 2019

Lo de Bolivia no fue golpe de estado, fue el Lula-palusa.

Cuando grupos ultra salen a escrachar funcionarios, la policía se acuartela, y los militares te “sugieren“ que renuncies no es un golpe, se trata de, nada más ni nada menos, un baile de egresados. Hop, hop.

Últimamente todos los caminos llevan a Venezuela.

Pero la ola golpista latinoamericana empieza por Honduras, Paraguay, el golpe presuntamente constitucional en Brasil que se completa con la proscripción de Lula.

Entre las intentonas la primera fue, es, la de Venezuela.

También podríamos incluir, un poco antes o un poco después, a Nicaragua.

Empiezan con las elecciones, como no. De repente pasa algo con las elecciones, no son justas, no siguen no sé qué leyes, aparecen protestas de fraude, boicot de los partidos que se están imaginando, aparecen misteriosas ONGs o, vaya uno a saber, organizaciones, más o menos ignotas, que impugnan, el gobierno francés, la corona británica, la CIA, Donald Trump, toda gente que ama al tercer mundo. La prensa se hace eco, por algún motivo misteriosísimo, no hay corresponsales, nadie entrevista a gente por la calle, nadie escucha a organizaciones locales. Para que, después de todo, son todos agentes de la dictadura.

Cualquier jetón conocido que tiene, por decir algo, un amigo en Maracaibo, cualquier malnacido, comunista/fascista, que viajó, vaya uno a saber, fue a la playa, es puteado por los medios, por los comentaristas trolles, por la gente sería, por el periodismo que nunca miente.

Cualquier boludo que, pobre infeliz, no repite lo que dice el departamento de estado, el pentágono, un viejo choto vocero de Trump, el presidente Guaido, o quien sea, ese es un agente del terror.

En la, y las elecciones, de Venezuela votaron 10-15 millones de tipos, millones en Bolivia, en Nicaragua, en donde sea, pero eso no vale, vale Guaido, ese gran presidente, vale ese tal Camacho, candidato a no sabemos bien que. Lo importante es que solo vale cuando se vota como ellos quieren y cuando ellos quieren.

Aparecen bandas de lumpenes que no buscan tomar el poder, ni tienen reivindicaciones políticas, quieren que los tipos electos se vayan, aterrorizan a tipos sospechosos con pinta de indios, con “cara de chavistas”, con ropa de laburo, les prenden fuego, para que aprendan.

Están enmascarados, en Venezuela decían que eran tipos de la clase media, el equivalente tropical de las bandas de linchadores, en hibernación durante el macrismo, que mataban a supuestos “pibes chorros” durante la dictadura K.

Surgen los arrepentidos, a veces el mundo va para atrás me acuerdo cuando me contaron de ese tal Tesaire, un valiente que denunció a Perón cuando ya había sido derrocado, fueron todos funcionarios, durante décadas, siempre descubrieron lo pernicioso del régimen 20 años más tarde, que apuro hay, después de todo.

Aparecen militares conspiradores, tipos que cruzan las fronteras, sin problemas, arman atentados, buscan dar pequeños, o no tan pequeños, golpes de estado.

No hace falta sacar los tanques a la calle, si la policía se te rebela, si el ejército te “recomienda” no sé qué cosa, vengo yo con 4 pibes y te derroco yo.

Cuando la dictadura populista maldita intenta ver de qué se quejan, llegar a un acuerdo, no quieren saber nada.

La condición para el diálogo es que uno de los bandos, casualmente el nuestro, se rinda.

Los gobiernos como los de Evo o Maduro u Ortega, pueden perder una elección, pero tienen mucho apoyo, uno piensa que no es porque sí, pero uno es solamente un esbirro de la dictadura, por supuesto. A los luchadores por la libertad no les importa el apoyo, tal vez mayoritario, que tengan los tiranos populistas.

Nunca sabemos bien, en concreto, que pide la oposición, porque si lo supiéramos…

Uno es un extremista, un terrorista, un agente del caos, uno piensa que los golpes de estado armados por los States son una guerra de exterminio contra los latinoamericanos. Después de todo.

Uno piensa que los que se niegan, siquiera a dialogar, con Maduro son golpistas, que, aunque tengan votos, son enemigos del pueblo. Si no te sentas en la mesa con alguien que tiene millones de votos, sos la dictadura, eso va para los macristas también.

Quiero decir que la eterna campaña de los medios contra Cristina, y los kerneristas en general, es golpista.

Si no le podes ganar una elección a Maduro/Evo/Ortega y los queres sacar con una guerra, va a pasar lo que está pasando, que haces la guerra, que los “dictadores” conservan o incluso aumentan el apoyo del pueblo.

Y además atrás del golpe no están los yanquis, fueron Piñon Fijo, Moyano y el señor Ricardo Bochini.

viernes, 8 de noviembre de 2019

El Estado tiene que poner a la gente a laburar, lo demás es todo verso.

Para empezar tenemos un país devastado, el 50 % de la industria está paralizada, la desocupación real no es lo que dice el Indec-Todesca, es enorme, en el gran BA, incluso los mentirosos patológicos del PRO dicen que, en los jóvenes, anda por el 30 %.

No es que la dictadura macrista haya fracasado, ese es otro verso más, el plan era dejar al país sin industria, para tener porotos baratos, para llevarse el petróleo, el gas y lo que sea, y para que no jodamos más. Este país con la gente sin luz y muriéndose de hambre es lo que les conviene, es lo que el mercado mundial necesita.

La otra mentira es que vamos pagar la deuda, no se puede. El año que viene hay que pagar, no hay cifras seguras, es parte de la campaña de ocultamiento, alrededor de los 50 mil millones de dólares ¿Saben qué? Equivale a todo, pero todo, lo que exporta el país en un año, es casi el 20 % del PBI, 25 veces el superávit, logrado con el hambre, la miseria y el ajuste brutal. No existe.

Habrá renegociación, no me vengan con boludeces, renegociación se le dice a no pagar.

Tiene que haber 2 planos uno es el de los juicios y quilombos, hay que denunciar y llevar al banquillo de los acusados a los bancos y bicicletas varias que se fugaron, estos sí, todo. Prat Gay, Sturzenegger y compañía tienen que ir en cana, en realidad pedir la extradición, que más no sea como rehenes para negociar.

Van a venir nuevos, ya están viniendo mientras escribo esto, juicios de los buitres, un pastelito para los jueces de New York y otros FMI, Fabricantes de Miseria Internacional.

La economía nos exige tener una orientación política muy peligrosa, cambiar porotos por productos que necesitamos y pagarles a los sojeros con billetes de pesos que no van a valer nada fuera de la Argentina.

Se vienen retenciones, lo primero es al trigo, para obligarlos a vender en el país y obligación de liquidar. No creo que eso sea negociable, es sí o sí.

Si no hay retenciones, en dólares, al trigo, no va a haber pan.

Hay cosas que a uno, tal vez por ignorancia, tal vez sean de veras conocimientos secretos, le parecen raras, por ejemplo que hacer acuerdos precios medianamente razonable es muy difícil, poco menos que imposible, y uno, repito, en su ingenuidad piensa porque sería tan jodido si la producción de alimentos básicos esta recontra concentrada, vamos, hay, prácticamente, una sola empresa que produce leche, queso y lo se les ocurra. Quilombo sería si hubiera 20.

Aumentar los sueldos mientras los precios estén dolarizados es al pedo.

En cambio un aumento de sueldo/jubilaciones/AUH del 20 % con un aumento del precio de los alimentos del 10 y con tarifas congeladas puede sacar a un millón de argentinos, tal vez más no hice las cuentas, de la pobreza y a cientos de miles de la indigencia.

La producción de energía cayó un 5 %, perdón por repetirme, es catastrófico, hace falta un plan para poner a andar todo lo que se pueda ya, pensaba en cosas como esa central de Rio Turbio que quema carbón, que Greta Thunberg nos perdone, en centrales que están sin usar, tal vez en esa central nuclear de la que nunca más se habló, de las represas en el sur, etcétera.

Hay que sacar el petróleo y hacer bajar el precio de los combustibles, si me preguntan a mí habría que estatizar todo, desde el pozo hasta la estación de servicio, como que los peronistas, los dirigentes ¡bah!, no quieren ni oír hablar de estatizaciones deberían o bien contratar a nuevas empresas o hacer que las que están hagan cambio profundos. Eso corre también para las distribuidoras de gas y un largo etcétera.

Los tipos que dirigieron las energéticas en estos años tienen que responder, al igual que los “economistas” y afines, que pidieron prestamos enormes sin pasar por el parlamento, tienen que ir a juicio, incluso aplicarles las leyes esas de estado de sitio, prisión preventiva, que el macrismo inventó contra los peronistas.

Yo sé que esto suena como una utópica locura pero hay que volver a los trenes, uno de los motivos es ambiental porque se pueden usar los eléctricos, incluso la idea del Tren Bala no es mala en absoluto, reemplazar, permítanme que sueñe, a las aerolíneas low cost con trenes low contaminación.

Pensaba en 3 clases de trenes, los rápidos que vayan desde las ciudades grandes a los centros turísticos, en los trenes de pasajeros comunes que, en muchos casos hay que resucitar y en trenes de carga, no solamente los grandes que sirven para llevarse los porotos del país, sino en trenes de carga locales, chiquitos, que, por ejemplo, lleven comida desde los pequeños productores a las grandes ciudades.

Hay que sentarse a conversar con los chinos, y con quien sea, con quien podamos tener un intercambio sin dólares, no a nivel presidente y esas vainas que causan irritación en el imperialismo, acuerdos puntuales, como decía un viejo amigo “de keruza la merluza”.

Esto es, a muy grandes rasgos lo que deberíamos esperar de un gobierno peronista, si no pueden hacerlo, entonces no lo puede hacer nadie.

viernes, 1 de noviembre de 2019

Mentiras sueltas, armas y Venezuela.

La emigración venezolana, millones y más millones de venucos salen por todos lados en botes, camiones y catamaranes rumbo a, no se, Colombia y Perú donde, como todos sabemos, se vive bárbaro, los venezolanos fugitivos son tantos, pero tantos, que, cosa para nada extraña, no hay imágenes de las fronteras ni tampoco estadísticas oficiales, de naciones unidas o de lo que carajo sea con un mínimo de seriedad.

Entre los que emigraron, el 80 % de la población según Reuters y AFP, que no me acuerdo que es, y los que ya murieron de hambre, Maduro andaría solo, pancho y tranquilo paseándose por las calles. Las imágenes que muestran venezolanos gordos comprando boludeces en los supermercados, y que, me cache en die, son las únicas que hay, serían fraguadas por los pibes que les armaban las fotos a Stalin ¿se acuerdan?

Tienen que hacer como hacían acá, te buscaban una foto espantosa con un chico muriendo de inanición en Guatemala y se la endilgaban al gobierno peronista, era una forma metafórica de reflejar la verdad. Las picaritos que difunden esas fotos en las redes todavía se deben estar riendo, que traviesos los chicos.

La caja de comida que le dan allá a los pobres vale más que las 20 lucas que ganan esos pibes que pedalean, y terminan bajo un camión, todos los días en BA, pero la libertad no tiene precio ¡jua jua jua!

Y no se me olviden de que Venezuela está gobernada por el narcotráfico, de eso hay muchísimas pruebas, encontraron unas pastillas sospechosas en una rave, sin ir más lejos. Ya se que gente acostumbrada a un mínimo de coherencia, al menos formal, preguntaría como cazzo un medio serio, al menos que no son anónimos de feisbuk, publica cosas así, la receta es simple, aparece un "vocero", no se, un buchón de la CIA, un polizonte o un reverendo y declara que las autoridades recontra electas, que gobiernan el país desde hace 20 años, no son sino narcos prófugos que vendían bolsitas de fumo en plaza Francia. Eso lo hacen para subir el nivel del debate.


Todos sabemos que el cepo, la inflación y el desastre general son culpa de los que votamos mal y de Alberto, si no hubieran ganado los peronistas estaríamos bárbaro, porque miren que venían bien las cosas ¿eh?

Por ejemplo, la infraestructura del país con Macri ha crecido pero recontra enorme, mire vea, hay un puente que une Chañar Ladeado con Tokio.

Hay un túnel que conecta la bombonera con Sudáfrica, una autopista de 17 mil kilómetros que llega hasta el Orinoco.

Hay una central nuclear nuevecita construida por Larreta con sus propias manos, hace fusión, como en viaje a las estrellas, incluso dicen que hace confusión.

Hay una fábrica que produce pochoclo para exportar, el pochoclo viene con un chupetin y le va a dar trabajo a 57 millones de argentinos, es una inversión de Lanata y Paul Singer.

Además, como si todo esto fuera poco, le vendimos 40 kilos de nalga al Japón.

Además gracias a la revolución de los aviones ahora todos volamos a donde sea ¿Cómo? ¿Todavía no viajaron? esta semana hay una oferta para ir a la polinesia. Te descuentan el IVA.

¿Qué importa que uno este contando los billetitos ajados de 10 pesos para ir en colectivo? En la vida todo es ilusión, Siddartha.

Y hay un barrio que no se inunda más, si, no se inunda más.


Descubrieron, llorando en una mezquita, al comando irano-mapuche que liquidó a Nisman, hablaban en parsi mezclado con mapundun y nadie entendió un carajo, igual hay muchas pruebas ¿no?

Encontraron a Aníbal Fernández haciendo dedo en la ruta de la efedrina, la efedrina, por fin lo aprendí, se usa en jarabes para la tos.

El otro Fernandez estaría, acá va potencial, en lucha a muerte contra la Cámpora para quedarse con Vaca Muerta y las manos de Perón que están enterradas ahí.

Massa esta peleado a muerte con Maxi Kirchner que, a su vez, está peleado con Grabois que, a su vez, esta peleado con Dylan, el perro, no el de blowing in the wind.


Los policías y similares que balean a los infelices desarmados por la espalda son muy valientes, del mismo modo hay que ser bien hombre para aporrear a una mujer borracha.


¿Cómo puede ser? Con la cantidad de pruebas i-r-r-e-f-u-t-a-b-l-e-s que hay ¿Cómo no se habló nunca más de la ruta del dinero K? Yo estaba ilusionado, a lo mejor pasaba cerca de casa.


Patricia Bullrich y otros patriotas compraron al doble del precio unas lanchas a Israel, unas lanchas para perseguir narcos por el río Paraná, si, venía navegando un piojo, esas lanchas se fabrican en el país pero, por supuesto, las lanchas israelíes son mucho más lindas, capaz que hasta traen a un palestino muerto en la quilla.

Ese tal Amadeo y el eternamente joven Lousteau tuvieron unos negocios de armas cuando el joven maravilla fue embajador en los States ¿Por qué nadie habla de esa transacción que, seguro, fue muy beneficiosa para el país?

La producción de energía viene cayendo, hay 5 % menos de electricidad que en el 2015, el sistema no colapsa porque el consumo está por el piso, en vez de construir reactores, represas y lo que sea por el estilo, la guita que no se fugó se gastó en lanchas y en armamento, no entiendo porque la gente no quiso votar un plan tan interesante.

No sea cosa que las armas hayan sido con el noble propósito de "liberar" a ya saben que país ¿No?


Y otra cosa más ¿Qué pasó con los cuadernos quemados? ¿eh?

martes, 29 de octubre de 2019

En el límite del milagro.

Ojo que yo también, ilusionado con las PASO y por las encuestas, esperaba un triunfo mayor. Sin embargo, lo que ha pasado es increíble, perdieron los que siempre ganan, el poder concentrado. Piensen en los 40 mil millones, el PBI de varios países del tercer mundo juntos, que recibieron del FMI y la administración trumpista para llegar a las elecciones.

Un gobierno zombi, liquidado, en default, que es mantenido con vida artificial, con el préstamo del FMI más grande de la historia.

¿Saben qué? en situaciones similares gobiernos con ese apoyo han ganado elecciones sin problemas.

En España que será un país europeo de blancos pero que, todos sabemos, pertenece a la periferia, tuvo gobiernos conservadores por años, ganando elecciones en medio de la crisis, con un poco, o mucho, de changüi del fondo, el banco europeo y dios-sabrá-qué. Pregúntenles a los chilenos o a los peruanos que tienen esos gobiernos hambreadores y represivos que son electos, y reelectos, continuamente.

Yo no soy adivino, claro, pero siempre pensamos, mantuvimos la esperanza, que esto podía llegar a pasar, de movida se sintió que el gobierno de Macri era realmente una catástrofe, con represión y presos políticos. En el 2017 se agudizó todo eso, recuerdo que metieron presos a los dueños de C5N, que cerró radio del plata y que había serias amenazas contra Página 12. En ese clima fueron las elecciones de medio término, con Cristina sola, con los intendentes y poco más que eso.

Es cierto que el default se hizo visible, después de la "histórica" conferencia de los 3 chiflados en diciembre del 17, en los primeros meses del año 18.

Aun en ese momento, con el caos y la gente cagada de hambre, la imagen del gobierno era estupenda, la cana daba con machete y cohetazos en la calle y se sumaban las prisiones preventivas a funcionarios peronistas acusados de nada.

Macri gobernaba por decreto, en el parlamento estaba Pichetto y otros, tal vez nunca sepamos si carpeteados, acomodaticios, traidores o mentecatos, que se ocupaban de que no hubiera actividad. Me viene a la mente la CAL ese parlamento bufonesco y casi invisible que tenían los milicos.

La diferencia entre la dictadura de Macri y la de los milicos es solamente cuantitativa, los milicos mataron más gente, tuvieron menos legalidad y duraron más tiempo, en la economía es como que tuvimos a Martínez de Hoz, a Sigaut, a Pastore, a ese tal Whebe lo que sea, pero más rápido y más desastroso. Lo que es mucho decir.

Pero en medio de la caída del nivel de vida, de la desocupación, de la destrucción de las PYMES y de la miseria generalizada, estaba todo bien, las encuestas le daban alto, porque hay cosas más importantes que la economía, seguro, los presos políticos y la cana baleando gente desarmada por la espalda, sin ir más lejos. Vidal era la favorita del pueblo, por fin una gobernante con sensibilidad que mostraba lagrimitas y emoción frente a cada millón de nuevos pobres. Las encuestas mostraban a la gobernadora coraje con niveles de aceptación estratosféricos.

Era un gobierno canchero, simpaticón, que dio de baja decenas de miles de pensiones para niños discapacitados, con alegría, con bailecito. Los nazis mandaban a los discapacitados a campos de exterminio pero al menos se los veía tristones y apesadumbrados.

Es un gobierno que cerró escuelas y cursos varios, si, pero hizo cosas maravillosas por los jubilados, les quitó los remedios gratis para acelerarles el paso a un mundo mejor.

Toda esa "política social" se hizo en medio de una guerra de propaganda sin precedentes. Prácticamente la red de medios completa del país era una oficina del macrismo, siempre hubo grupos más o menos reluctantes a la propaganda pero, fuera de esos grupos, las cosas se hacían muy difíciles, entre la clase media casi no había incrédulos, el país iba camino a convertirse en no me acuerdo bien que cosa, una potencia como Chile, supongo. He visto a gente normal, o algo por ahí, volverse loca si uno contradecía a la luz que nos esperaba al final del túnel, al sinceramiento y al segundo semestre.

En el 2018 el "exitoso empresario" se nos convirtió en "piloto de tormentas" y en el 2019 esperábamos la llegada de la "etapa de crecimiento", que, dios es argentino, nunca vamos a ver.

Lo que tendría que haber pasado era que llegáramos a ser un "país normal" con el "peronismo racional" que hiciera neoliberalismo pero dándote algún "alivio", rifar entradas gratis al cine, por ejemplo.

No solamente eso, teníamos a los gobernadores y sindicalistas, muchos eran, son, peronistas hechos y derechos que acompañaban al macrismo porque tenían cintura, porque "se la veían venir", por derechosos o por la famosa carpeta.

Estaban los empresarios que creen que van a ganar plata si no pagan sueldos aunque no tengan a quien venderle. Son unos vivos bárbaros.

Todo ese poder junto no lo tuvo nadie, salvo, tal vez M*em pero tenía alrededor de él tipos con ideas propias y ambición, que Macri no tiene.

Sin embargo, así fue, el campeón perdió, en la 1ra vuelta y por knock out.

De alguna forma la situación tiene puntos de contacto con el 2009-10 cuando en el parlamento estaba el afamado grupo A, pero al grupo A lo manejaban los "progres" que, en realidad, ya no existen más.

Si me preguntan a mí, no creo que Macri sea ningún líder opositor de nada pero, desgraciadamente, tampoco creo que vaya preso, que más no sea por haber hundido al país. Tal vez tenga lo que se merece, pienso en las partes finales de la película del "Citizen Kane", es un recontra millonario que se pasea solo por una mansión interminable. Una rata en una ratonera gigante.

Vamos a tener que construir un país independiente, acá en el sur, es eso o viene el aplastamiento. Sería genial que esos boludos que defienden su quintita, y nada más que su quintita, lo hayan entendido.

jueves, 24 de octubre de 2019

¡Chicos! ¡Volvió la morsa! ¡Aparecieron los cuadernos quemados!

Estaba a punto de escribir todo lo contrario, me llamaba la atención que no apareciera la “bala de plata” que le permitiera a Macri reelegir. Para colmo la campaña venía bastante anodina y previsible. El peronismo no puede decir lo que se viene, porque si bien ya ganó, siempre se perderían algunos votos cuando anuncien, no sé, que no va a venir, seguramente nunca más, guita del fondo, que se viene un default más o menos total, que el dólar se va a las nubes, para no volver en varios años, que va a haber control de precios durante un año o, quien sabe, más y que el pacto social va a llevar al congelamiento de los sueldos más altos y movidas así.

Entonces uno se preguntaba ¿Vamos a tener una elección sin la morsa? Parecía ser así porque hemos perdido en combate al principal “periodista de investigación” el compañero Larrata.

Parecía que sin Larrata, vaya paradoja zoológica, no hay la morsa.

Pero hay operadores empeñados en superar todos los límites y hacer que Larrata parezca un tipo serio.

Por las dudas, la memoria de los criollos, a veces, es sorprendente frágil, aclaremos que la morsa era Aníbal Fernández que mató a no sé cuántos colombianos creo que eran, en una emboscada en no-se-bien-donde por la efedrina, que carajo será la efedrina por cierto, que parece ser una falopa terrible. No se rían porque esa estupidez le sirvió a la Sra. Vidal para ganar la elección y dejar a la provincia con una deuda gigantesca y, en general, hecha mierda, en ese sentido es una pena que la Sra. Vidal, que ha sabido ganarse nuestro cariño, se vaya así, tranquila, en paz y casi, casi, dando lástima.

En un universo regido por un dios justo, Vidal se hubiera retirado linchada por un batallón de presidiarios.

Mientras la ex gobernadora se va a su casa, un lugarcito que suponemos muy cómodo, y a ir armando su próxima campaña, las víctimas de Vidal permanecen en la hambruna, bajo el agua, con cada vez menos escuelas y hospitales nuevos cerrados. Pero no me hagan caso, uno es un zurdo resentido.

Toda esa catarata de excremento le cayó a la gente porque la engañaron al votar, Larrata les vendió a la morsa, yo esperaba sinceramente que volvieran a hacer, a hacernos, algo como eso. Esperaba fotos comprometedoras de Alberto con Khadafi, con el norcoreano que no se cómo se llama, con Justin Trudeau o con el perro Dylan.

Pero la ausencia de Larrata se siente. Larrata te hubiera armado un caso de, ponganle, películas porno, tráfico de esclavos, niños guerreros del África o, por lo menos, un romance con una de las bailarinas de Tinelli. Larrata te hubiera llamado testigos, tipos que hablaran con una cara borrosa, tipos escondidos en Nueva York, por lo menos. Larrata te hubiera armado flor de discurso engañándote y llamándote boludo. Y Stornelli hubiese seguido la pesquiza, semiplena prueba y Bonadio le hubiera allanado el derpa, le hubiera encontrado números de Play Boy de 1979 y le hubiera dejado la casa contaminada con veneno. A ver si es tan vivo.

Pero no, en vez de ese espectáculo magnífico, que tuvo en vilo al país, los reportajes esos a los delincuentes que dijeron cualquier boludez y después, por supuesto, se desdijeron, en lo que es una inmensa, casi inenarrable fantochada, con 30 puntos de rating, que culta, que inteligente, que es la clase media, de paso, en vez de eso, tenemos unos presuntos cuadernos.

Un asunto que ya se cayó, porque esperaban a Cristina y les apareció Techint, porque 4 tipos desde el único canal opositor los pusieron en ridículo, que fotocopia, ni que mierda.

El original es más triste que la fotocopia.

Y, en un servicio exclusivo, les voy a decir porque todo el asunto va a desaparecer de la vista y nunca más volver, porque a los mercenarios y sicóticos que acompañaron a la dictadura les conviene, les recontra conviene, el olvido. Que estos años de miseria y vergüenza pasen como si nunca hubieran sucedido.

En el 2015, el disparate funcionó porque el pueblo tenía la panza llena, cualquiera cree cualquier boludez si piensa que no tiene importancia, la clase media estaba convencida de que le iba bien porque hacían no sé qué esfuerzo y porque eran muy inteligentes, pero, cuando ganas cada vez menos, no crees más en nada.

Las marchas macristas tienen un poco de eso, esperaban a los jóvenes liberales emprendedores y aparecieron los viejos fachos en pañales.

Por otra parte ¿Qué cazzo es eso de los cuadernos? Un tipo que no es nadie anotó no se sabe qué cosa, entonces otros nabos, también de cuarta, se declaran arrepentidos y Storzionelli, con D'alesio y Bonadio, aprovechan para sacarles plata a empresarios que nunca queda claro que le pagaron a quien, y los pajaritos de siempre van con prisión preventiva eterna mientras los pajarotes se van a su casa. Y pasan meses y años y nunca hay juicio, nunca aparece la guita y nunca nada queda claro. Y los casos pululan y hay cientos, miles de acusados, de no se sabe bien qué.

Volvé pronto Larrata, al final eras un capo.

miércoles, 23 de octubre de 2019

Pruebas de la infiltración venezolana en Chile.

¿De qué forma se podría reconocer a un agente provocador venezolano? Tal vez un acento caracterizado por la ausencia absoluta de consonantes, tal vez un modo de andar suelto y tropical, un pañuelo con la cara de Chávez, una kalashnikov al hombro. Vaya uno a saber. La cuestión es que, cuando uno menos lo esperaba, así de repente, un país donde se supone que no hay para comer, un país arrasado, aplastado y cosas por el estilo, pum, mandó un ejército que, con todo disimulo, trazó firuletes, cruzó los andes, no una sola vez como San Martín sino varias, porque si uno va desde Venezuela derecho le queda pegarle por el amazonas, no lo recomiendo, y si no pasar los andes cada par de países, más o menos. O puede ser que los venucos hayan venido en un barco, el barquito ese de Fidel ¿se acuerdan? Después de leer esto, fíjense si esta en el museo, para mí remaron hasta el canal de Panamá y se ataron a un buque tanque iraní y, a través de la isla de pascua, desembarcaron en Temuco, weón.

Tal vez la Unión Soviética si perfeccionó la teletransportadora, después de todo, la máquina del tiempo y el pase a universos paralelos. Si es eso, uni versos para lelos.

No faltaran lo zurdos racionalistas que se preguntaran porque hay gente que, en vez de usar el micrófono para opinar algo que tenga algún sentido, lo usa para hablar cagadas sin limites. No sabemos, según parece la derecha continental, que eso me temo que si existe, renunció por completo a buscar ganarse a la gente que no está, como decirlo, encuadrada con ellos.

Vendría a ser que, si no sos un delirado vociferante, no nos interesas.

Por ejemplo no es que Macri sea un gobernante horrible, nefasto, con un plan de exterminio de la clase media que espantó hasta a sus propios votantes. No señores, que va a ser, es una conspiración judeo-troskista, son los cubanos que desfilan por la calle corrientes bailando la rumba, son las aborteras que muestran las tetas, es el traidor del Papa Francisco que se vendió a los chinos, a los nicaragüenses y a la piba esa ecologista.

Es el bastón engualichado que le dejó Cristina.

Si uno lee la historia, incluso lo regímenes más brutales, tenían que tener un pretexto para hacer lo que hacían, los españoles que exterminaron a nuestros antepasados originarios venían a traer, no se, la civilización, el dios verdadero, que se yo… ¡el castellano!

Estos weones están desnudos, no tienen ninguna promesa que ofrecer, ninguna esperanza, ningún cambio, ningún discurso de algo.

A estos ya les va quedando cada vez menos, en todo sentido. Parece que ahora Pato Bullrich nos protege de Maduro, de Diosdado Cabello, de ese cantante viejo, cuyo nombre no recuerdo y que lleva un gato en la azotea, y hasta de Catherine Fulop.

Sin embargo, Chile es tierra de libertad, hay filmaciones, muchas, de carabineros, o como se llame esa horda fascista, secuestrando gente, matando, maltratando jovencitos y hasta choreando. En cambio del régimen terrorista y dictatorial de Caracas no hay ninguna. Como dice Cristiano Ronaldo ¡que inshusticia!

Es fácil decir que esas opiniones ligeramente desfasadas, salvo que efectivamente los venezolanos hayan cavado un túnel desde Maracaibo, no son más que los deseos, o los terrores de políticos, u opinadores ignotos, en vías de salida, pero hay algo que no cierra, es cierto que el periodismo vivaz y objetivo no muestra compartir, del todo, las tesis de la invasión venezolana, del ataque subterráneo cubano, de la infiltración iraní, o lo que ustedes quieran, si, pero difunde las opiniones demenciales sin cuestionarlas. No es tan difícil preguntar donde fueron vistos los chavistas, de donde salieron los aguerridos cubanos, quien les vende los turbantes a los iraníes.

El que calla, no se la juega pero, el hijo de puta, otorga.

Lo que pasa es que en Chile hay mucha democracia, tanta que el ausentismo electoral bate todos los records. Cuando la gente no va a votar es porque está muy conforme. Si, claro.

Siempre pensé que el régimen de "democracia vigilada" de Chile se iba a ir a la mierda el día que algún guacho le encontrara la vuelta al cobre y dejara de usarse, a lo mejor pasó eso y no nos enteramos. O lo encontraron en otro lado, les pasa como a nosotros, si hay cobre en, ponele, Malasia es más barato traerlo de allá. O el precio se fue al carajo porque algún amigo de Trump, tenía culadas de metal encanutadas y decidió vender.

Me pregunto como puede vivir la gente en nuestro tercer mundo, tan tranquila y no saber que una economía primarizada es una bomba de tiempo.

Y otro cosa más, no tengo datos, de esas cosas parece que nunca hay, pero me parece que Piñera es otra víctima más de Macri. Yo ya puse varias veces que en Chile no crece tanto la pobreza porque los chilenos que están sin laburo o que los jodieron, se vienen para acá. Bueno para emigrar a la argentina de Macri o tenes una pensión, conozco gente que la tiene, del primer mundo o preparate para cagarte de hambre.