cris

cris
Con Cristina.

martes, 22 de diciembre de 2015

Del Bono de Moyano hasta Cresta Roja.

Nos informan que, en estas horas, los trabajadores del sindicato de Moyano están cobrando un bonito que no sabemos de donde arranca pero que llega a los 12 mil pesos, con eso un tipo que gana 40-50 lucas se compensa ampliamente de la inflación post 25 de octubre ¿Vieron que no era para tanto?

Personalmente no recuerdo ningún otro momento en el que la aristocracia obrera estuviera tan separada del grueso de la clase media. Los viejos marxistas decían que cuando un proceso de separación se hace muy agudo aparece la crisis. No tengo idea de cómo se va a reflejar esa crisis en la práctica pero piensen que 2 tipos que laburan más o menos la misma cantidad de horas, en un trabajo de calificación parecida, uno cobra 45 lucas pongámosle y el otro cobra menos de 25 ¿Habrá reacción? ¿De qué clase? ¿Serán en algún momento, los cumpas camioneros, cagados a palos por sus propios vecinos?

El arreglo con la aristocracia obrera era una fija, la sociedad colonial no puede funcionar sin ciertos gremios ocupados en tareas de transporte y extracción de riqueza en general.

Uno supone que en la medida en que el pan se vaya a las nubes van a aparecer piquetes para frenar a los camiones y barcos que se lleven el trigo, es más, me parece que eso ya pasó en el 2001-2002.

Al mismo tiempo cagaban a palos a los muchachos de Cresta Roja, un típico caso en el que se llevaron la guita y dejaron en la calle a los trabajadores. El propio gobierno liberal les da la razón a los trabajadores pero no se puede hacer nada porque “hay que esperar…” después de eso pueden poner lo que quieran, hay eque esperar a los jueces, a la cámara de algo y hasta la propia shegua, pero esos laburantes tienen una vida, familia, hijos, necesitan la guita ahora.

No va a poder ser. Se aprovechó la situación para lanzar informalmente el “protocolo” para reprimir. Hace tiempo que los órganos oficiales de la reacción venían imponiendo su “prédica” anti movilización y anti piquetes. Hubo también boludos o provocadores que abusaron de la metodología. Cuando los boludos o los provocadores abusaban de la paciencia del resto de los laburantes los tipos que ahora están encarajinados con el orden no decían ni mu.

Las balas de goma apuntan a la jeta y al cuerpo de los revoltosos. Moloch necesita carne fresca.

La aristocracia obrera cuya misión es llevar los cereales al puerto para abastecer a la madre patria recibe compensación y los tipos que venden pollos para que coman los argentinos reciben palos.

Eso quiere decir que todo lo que favorezca la exportación, y vamos a seguir exportando porotos porque para robots y microhips todavía no nos da, va a recibir la “intervención” del estado. Y al resto del país, si lo han visto, no se van a acordar.

Y también que el que quiera golpear el “corazón de la bestia” que entienda que el corazón es la exportación.

El país que se viene queridos filipipones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás