cris

cris
Con Cristina.

martes, 22 de julio de 2014

Sabotaje e iniciativa de base. Noviembre 1917. Revolución Rusa 23

Donde los soviets se quedan con tu casa, pajarito.


Noviembre, Smolni, sede del soviet. Petrogrado.

El comienzo de la guerra civil rusa es tema de debate, los amigos derechistas dicen que empieza esa misma noche del 25 de octubre en que los bolches derrocan al Gobierno Provisional, lo que no es motivo de debate es que esa misma noche da comienzo el sabotaje de los empleados públicos contra el gobierno revolucionario, Trotsky nos cuenta que, junto con los delegados de la derecha SR y menchevique se retiraron los taquígrafos. Trotsky mismo es recibido con risas irónicas en el ministerio del exterior, las llaves de las cajas con los documentos importantes están en manos de un príncipe al que los bolcheviques tienen preso. Tienen algo de razón en reírse, el bueno de Trotsky está convencido que la misión del ministerio de exterior es denunciar los tratados secretos, hacer una proclama revolucionaria, por supuesto y después cerrarlo ¿Para qué carajo precisa la república socialista universal un ministerio de exterior?

Entran en huelga los empleados del ministerio de abastecimiento mientras la comida está racionada y el hambre se extiende y las ciudades están repletas de refugiados por la guerra. Los empleados del ministerio de acción social abandonan el edificio y los empleaditos impiden el acceso a Alexandra Kollontai, la nueva ministra. Al día siguiente Kollontai vuelve con una guardia de marineros y soldados. El primer cliente es un campesino, el gobierno revolucionario le ha expropiado el caballo, y este ciudadano soviético desconocido se ha conseguido una orden firmada por, si, por Lenin para que le paguen. En Moscú las máquinas de escribir han sido saboteadas y los expedientes destruidos. La huelga de los bancos empezó el día 14 relativamente tarde. Algunos empleados de algunos bancos no se niegan a trabajar pero exigen una guardia en los lugares de trabajo ¿Para qué? Para hacer ver que los bolcheviques los están obligando. El gobierno de Lenin carece de dinero y hasta de papel y tinta, algunos empleados, oficinistas trepadores que deciden jugársela, simpatizantes que salen del placard o los locos de atar de siempre, empiezan a poner la rueda en movimiento. A Lenin le dejan una bolsa con 5 millones, dios sabrá cuanto sería eso, de rublos en su escritorio. El telégrafo y los teléfonos, las universidades, la administración ferroviaria y las escuelas, todo esta de huelga.

De alguna manera y casi diríamos en contra de la voluntad de Lenin se habían creado 2 poderes con la revolución, el poder ejecutivo que era el "Consejo de Comisarios del Pueblo" y el legislativo, en mi época hubiéramos dicho: "Mesa Coordinadora", el Ejecutivo del soviet, poco después al ejecutivo del soviet se le unieron los delegados campesinos y los de los soldados y de los sindicatos, al estar tan inflado el parlamento revolucionario fue cediendo poder al consejo de comisarios. Digamos que la velocidad de las decisiones se sobreponía al consenso. La historia de cómo el congreso de soviets campesinos termina por sumarse al otro soviet pasa por el peso de los SR-istas de izquierda, la verdad es que, si cae el gobierno de los comisarios del pueblo, cae la tierra que se fumaron los campesinos y caen los SR también. El 4 de noviembre el consejo de comisarios se concedió el poder de legislar de urgencia sin el soviet. Ese mismo día la crisis del partido bolchevique se hace evidente, los representantes del ala derecha, Kamenev, Zinoviev, Noguin, Rikov, Miliutin, Riazanov dimiten, opinan que no es posible seguir con un gobierno puramente bolchevique y que solamente puede sostenerse por medio del terror, Schliapnikov es de la misma opinión pero no se va. Lenin los acusa de traidores, si el pelado hubiese sido consecuente con esa opinión, la joven república socialista se hubiese ahorrado muchos problemas. Zinoviev es el primero, nada raro tratándose de semejante panqueque, en echarse atrás. Además los discursos más hermosos de la vida política son los del panquequismo: Zinoviev afirma que prefiere equivocarse con millones de obreros y campesinos que tener razón junto con Kamenev. También los SR de izquierda tienen posturas vacilantes, los asusta la decisión de los comisarios de suprimir el diario de la burguesía liberal que es una especie de boletín del ejército blanco y que está bancado por los imperialistas de siempre.

La respuesta del gobierno revolucionario es descentralizar. El 28 de octubre el gobierno socialista ordena fortalecer a los soviets locales y asegurar el abastecimiento localmente. De ahí sale también el famoso decreto de la vivienda y que da derecho a los soviets a ocupar los edificios que sean necesarios incluyendo piezas en las casas de gente de clase media como uno. Un decreto del 1° de noviembre ordena que los comités obreros se hagan cargo del control de la situación financiera de las empresas. Esos decretos, que son revolucionarios en serio y no boludeces, los saca Lenin junto a algunos militantes y locos varios desde una pieza en el edificio del soviet en Smolni. Es, según Gorki, "el autócrata de Smolni". Pero, por algún motivo, la mano invisible que está contra el mercado, quizá, los revolucionarios siguen teniendo suerte, el ministerio de justicia ha desaparecido por completo. Sin el antiguo ministerio, y sin los jueces, comienza a existir la justicia, los jueces de paz son ratificados en sus puestos y en los barrios se arman tribunales que se basan en meterle un balazo a todos los que joden y aterrorizar a los otros para que no se les ocurra volverlo a hacer. En las cárceles y considerando que todo se había ido a la mierda, los presos comunes pidieron salir, y los bolcheviques los soltaron a casi todos, como si el caos que había no fuera suficiente. Olvídense de que la gente cambie porque vino la Revolución, muchos de los ex presos pronto volvieron a las andadas y terminaron mal.

Otro aspecto que figura en los libros, en todos que yo sepa, es el alcohol. Cuando cayó el Palacio de invierno, los revolucionarios se apoderaron de la bodega más grande del mundo. Ponerse en pedo porque llegó la Revolución me parece razonable pero los rusos tienen problemas con el chupi, para frenar la locura generada por el acceso libre al alcohol tuvieron que poner un regimiento de anarquistas que habían jurado (?) matarse antes de tocar una gota de escabio. Si un día los argentinos nos decidimos a invadir Finlandia, espero que sea pronto, la manera más fácil es mandarles drones cargados con botellas de Fernet con cocacola, para cuando se despierten de la resaca, ya van a ser la provincia n° 25.

Antes habíamos visto los primeros grandes decretos bolcheviques: el de la tierra y el de la paz, ahora se agrega el tercero que es el de autodeterminación de los pueblos, que establece la igualdad entre todas las nacionalidades, como si dijéramos la republica plurinacional boliviana. Y con la firma de Stalin. De los 130 millones de habitantes del imperio, censados en 1897, menos de la mitad son rusos-rusos. Es del 2 de noviembre. Finlandia, Lituania y Letonia se independizaron durante los dos últimos meses del año 1917.

Rusia sigue en guerra y todavía hay un cuartel general que sigue respondiendo al ya finiquitado gobierno provisional. Hay un tira y afloje donde el cuartel general aun está bajo el mando de un tal Dujonin y donde aun los aliados influyen sobre las decisiones, Dujonin se niega a reconocer al nuevo gobierno, Lenin lo destituye y envía un radiograma llamando a los soldados a elegir delegados y no obedecer a los oficiales, aunque la nota comienza llamando a evitar linchamientos, los historiadores de la derecha leen todo lo contrario. Dicen que llamar a evitar linchamientos es una forma de incentivarlos ¿Ustedes cree? A mi también me parece ridículo.
Aun así los soldados mataron a Dujonin el día 18 justo antes de la llegada del nuevo comandante el bolchevique Krilenko. Los generales y oficiales que escaparon del cuartel general se van a encargar de iniciar la guerra civil en el sur de Rusia. En breve.

Artículos anteriores:
1.Con el Zar estábamos de fiesta, estábamos..
2.Los 4 zurditos de siempre.
3.El ascenso revolucionario.
4.La revolución en el descenso.
5.El país oscuro.
6.El retorno.
7.La guerra es el mejor negocio, 1914.
8.La retirada interminable
9.La revolución de febrero
10.Lo que dejó la revolución de febrero.
11.Lenin, el mismo, en Rusia.
12.La renuncia del ministro liberal
13.La gran ofensiva desastrosa
14.Semi insurrección semi bolchevique
15.El golpe de estado
16.Infiltración bolchevique
17.El Comité Militar Revolucionario contraataca
18.Del palacio de invierno al congreso de los soviets
19.El 25 de octubre
20.El nuevo gobierno
21.La batalla de Moscú
22.La despedida de Kerenski y la derecha SR
La Revolución Rusa, una tragedia que nunca más debe repetirse…no sea cosa de que termine por avivarse la gilada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás