cris

cris
Con Cristina.

martes, 4 de febrero de 2014

Recuerdos de otra era presente: ¿Hubo alguna vez algo más fascista que la Revolución Libertadora?

Hay antecedentes más lejanos pero la Libertadora-Libertadora empieza el 16 de junio del 55 con el bombardeo de Plaza de Mayo y tenemos dos teorías al respecto, están los que dicen que el objetivo era matar a Perón y los que dicen que el objetivo era matar civiles para sembrar el terror, a lo mejor el objetivo eran las dos cosas ¿Por qué no?

Ametrallaron hasta hacer pedazos desde aviones a alrededor de 400, en su inmensa mayoría civiles desarmados. Después bajaron en Uruguay donde fueron recibidos por el presidente, un tal Batlle, como si fueran héroes. Los genocidas golpistas, ¡Massera y Saurez Mason estaban entre ellos!, tenían apoyo del departamento de estado de la Madre Patria.

Pero nada de eso me preocupa porque es lo que uno sabe que hacen. Más me preocupa la fragilidad del gobierno peronista, Perón reacciona con un discurso furioso, ustedes saben el del 5X1, pero después la información sobre el bombardeo se va aligerando, se busca el diálogo con una oposición cerril, conservadores-liberales de aquellos, radicales, “socialistas” que solamente quiere derrocar al gobierno a como de lugar.

La noche después del bombardeo una serie de iglesias, los golpistas llevan cruces en los aviones, son incendiadas, en la JG decíamos que es lo único bueno que hizo Perón, pero, fuera de broma, con el correr del tiempo uno sospecha cuando ve que las iglesias fueron quemadas en Belgrano y no en La Matanza. Es probable que a las iglesias no las hayan quemado los peronistas sino los comandos de la, todavía futura, Libertadora. El vaticano, que no lo hizo ni con Hitler ni con Musolini, había excomulgado a Perón.

Dicen que el General Valle le dice a Perón lo mismo que le habían dicho Cooke y Evita: que le de armas a la CGT porque el ejército estaba muy dividido.

El 16 de septiembre una fracción minoritaria se alza contra el gobierno constitucional, no es cierto que no haya habido resistencia, se cuentan 4000 muertos.

Los paladines de la libertad asaltan el edificio de la fundación Eva Perón y queman las frazadas al grito revolucionario de “¡ahora que los negros se caguen de frío!”.

El Partido Comunista saludó a la Libertadora y, si vamos a ser sinceros, eso fue lo último que hizo.

Como suele ocurrir con los golpes de estado argentinos, el golpe es encabezado por los loquitos católicones y nazionanistas. Yo siempre digo lo mismo no se puede ser católico, la palabra católico no viene de “cato”, el pibe que estaba con el avispón verde, sino que viene de “internacional”, y nacionalista al mismo tiempo. Leonardi hace el papel correspondiente de profiláctico y renuncia y se va a su casa, supongo que a llorar sobre un altarcito, menos de dos meses después.

Ahí asume el dúo revolucionario Aramburu y Rojas. Mandan a traer a un tal Prebisch que, rodeado de los economistas geniales que todo lo saben, dictamina que el país está destrozado debido al gasto público, los sueldos altos y la falta de inversiones extranjeras. Pero no hay nada que no tenga arreglo, no hay nada más libertador para la Libertadora que liberar al mercado, no se pueden liberar las fuerza de mercado sin el FMI, sin pedir prestamos al exterior, sin rebaja de salarios, dejar en la calle a algunos miles de empleados públicos, reducir lo más posible la obra pública, terminar con los controles a las importaciones/exportaciones y terminar con los subsidios. Faltan los impuestos distorsivos pero supongo que también se terminó con esa ignominia.

Por eso fueron asaltados los sindicatos, ilegalizado el peronismo, encarcelaron a los dirigentes y se prohibió decir el nombre horrísono del tirano prófugo. La culminación de esa política de represión es con el intento de contragolpe peronista del 56, está claro que los servicios de la dictadura armaron una provocación para fusilar a militares incómodos y civiles desarmados, estos últimos por las dudas. La FUBA llama al contragolpe “reaccionario”.

Se imprime el “Libro Negro de la Segunda Tiranía”, parece que la primera había sido la de Rosas, donde se revelan todos los escándalos, Perón tiene 2 mil, si 2 mil, pares de zapatos, no se cuantas motos y, como si esto fuera poco, el feroz dictador anda con una pendeja. Hubo juicios contra los peronistas corruptos que siguieron durante años sin que se probara nada, y si se hubiera probado algo tampoco hubiera querido decir nada, todo eso es basura para hacerle creer cualquier estupidez a la clase media que sufre de estreches cerebral. Pero funciona, cuando se produjo la Libertadora la parte sana de la población salió a festejar ¿No son divinos?

“Sepan ustedes que la Revolución Libertadora se hizo para que en este bendito país, el hijo de barrendero muera barrendero”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás