cris

cris
Con Cristina.

viernes, 26 de abril de 2013

A la clase media le siguen comiendo el coco con casos de corrupción inventados mientras Clarín lava los dólares y se lleva la tarasca.

Aparece un payaso, un showman fracasado con un saco a cuadros, le hace un reportaje farsesco a un pibe lumpen con un firulito en la cabeza, cualquiera diría que son los Simpson, pero no, es el testimonio irrefutable que va a hacer caer al gobierno y dar un golpecito de estado o llevar a Lilita Carrió a una milagrosa victoria electoral ¿Qué carajo le pasa a gente con, aparentemente, inteligencia normal que se come estas pelotudeces?

Entiendo que hay, entre nosotros, algunos individuos nazis y con problemitas sicológicos o dios-sabrá-que que se comen toda la programación de TN y están enamorados de la Santillan. Pero he visto tipos normales que me hablan del cartonero Baez y no se que otra mierda como si fuera no solo algo real sino de importancia decisiva.

En 10 años el único funcionario importante que fue denunciado de verdad, se comió un juicio de verdad, lo encontraron culpable de verdad o casi y fue en cana es Jaime. Es el único caso de corrupción de verdad que hay hasta ahora, lo demás es 100% paja.

Pendejos que se cojen a las estrellitas en ascenso, los maridos de las estrellas, tipos que bailan con Tinelli, Nelson Castro, todos payasos.

Hablemos sobre la fantasía de los lavadores de dólares. Supongamos que un tipo lava dólares, de donde carajo podrían salir esos millones, el tráfico de armas ya no corre más, no están Carlitos y sus muchachos para arreglar con Al-Qaeda, el petróleo no se está exportando, YPF quedó para el estado y aún si se filtrara guita de ahí serían chirolas. Queda la falopa pero la papina sale del país, de modo que, para que los narcos necesitarían sacar la plata que ya está fuera del país. Podría haber lavado de pesos pero, en el mejor de los casos sería un kiosquito, lo que podrían hacer es comprar dólares pero con el cambio 10 a 1 sería un kiosco todavía más chico.

Si hay dólares que se lavan son de la soja y no son dos boluditos que corren con unas bolsas. ¿Quieren encontrar lavadores de dólares? Investiguen a Buzzi, al Momo, a la sociedad rural y a sus socios. Y pueden quedarse tranquilos porque con eso no se va a meter nadie, cuando los peronistas de la Yegua quisieron apretar a los ruralistas, los chacareros casi los echan a patadas, el hecho de que, todavía, no hayan podido sacar a la mierda a la Viuda Negra y estén pagando las retenciones puede ser considerado un milagro.

Ahora resulta que el problema es un par de pendejos lumpenes que se llevaban la guita en unas valijas. Cualquier pelotudo sabe que con plata al contado ya no se compra más nada. ¿Se acuerdan en la época del 2001 cuando había denuncias de los supuestos camiones que se habían llevado la mosqueta, los dólares aparentemente, a Ezeiza?

Cuando la realidad es complicada o es demasiado comprometido pensar, la gente simple se busca explicaciones fantasiosas. Para muchos clasemedieros el gobierno de la Yegua es un chivo expiatorio. Prefieren teorías fantasmagóricas como hablar de la cantidad de billetes nuevos de 100 pesos que hay y no de las empresas que empujan los precios para arriba para ganar mucho sin hacer nada. Y se distraen con esas eternas acusaciones de corrupción que son como los camiones de billetes, una fantasía compensatoria.

Me acuerdo de la valija de Antonini, hubo un juicio, nadie supo de donde venía la guita, Antonini resultó ser de la CIA, o lo que sea por el estilo. Me acuerdo de Skanska donde un par de docenas de peritos dictaminaron que no se habían pagado sobreprecios. Me acuerdo del oro de los Kirchner en Santa Cruz que se los gastó ese catrasca de Peralta. Me acuerdo de los grandes negociados de Vudú con Sumbudrule, resultó que no hay denuncia ni procesamiento ni nada. Clarín pagaba millones de dólares por una foto (¡una foto!) de Vudú con el Sumbudrule y nada.

Recuerden que, además de la atención mediática, los funcionarios públicos tienen que dar a conocer su patrimonio por lo tanto si lo que uno quiere es "palo y a la bolsa" ser funcionario no es un buen camino. Pero nada de eso afecta a las mentes afiebradas, los jueces y la estructura judicial, a la que ahora parece hay que defender a muerte, también es cómplice, la justicia tiene que ser partícipe porque sino no se explica como es que ninguna de las acusaciones haya llegado a nada. La justicia ha aceptado investigar acusaciones que, como las de Sadous, ¿Se acuerda?, eran disparatadas. Y ni así, mire, vea.

Una vez establecida la complicidad de la justicia con la diktadura lo único que queda es, o bien escribir una novela, o bien irse probando la medida del chaleco.

Yo no digo que no haya lavadores de dólares y monstruitos varios solamente digo que, si hay lavadores y mafiosos y gansters son socios de Clarín o de los bancos o de las empresas oligopólicas varias. Que son los mismos que financian y distribuyen los reportajes, refritos y payasadas varias donde se insiste con el lavado y se lo atribuyen a perejiles.

Y que no estoy diciendo que el gobierno democrático argentino sea el “más honesto del mundo” ni que esté compuesto por santos, ni monjes de clausura, solamente que no hay ninguna evidencia real de que sea peor que otros gobiernos que andan por ahí, y que, es seguro, que es más decente que esos gobiernos liberales que arrasaron a los países latinoamericanos con el FMI, la privatización y los ajustes. Nada más que eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás