cris

cris
Con Cristina.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

El marinero Zhelezniakov derrota a la asamblea constituyente. Enero 5 1918. Revolución Rusa 25.

La democracia burguesa, que linda que era.


Enero. Palacio de la Tauride. Petrogrado.

Los leninistas podrían haber suspendido la convocatoria a la eleccion constituyente, podrían haberse negado a reconocer los resultados, había motivos para eso, podrían haber disuelto la asamblea, podrían haber aplazado la reunión por meses y años. Pero decidieron reunirla en enero y por dos motivos, uno táctico, cuidar la alianza con los SR de izquierda que exigían esa concesión para entrar en el gobierno, el otro estratégico, necesitaban ganar tiempo para fortalecer al gobierno revolucionario.

El problema de la asamblea y de los campesinos es simple, por un lado los campesinos tenían sus soviets, que no eran sino las viejas comunas rurales de siempre pero con una onda revolucionaria, esos soviets garantizaban el acceso a la tierra, disponían de lo que tiene un soviet y no tiene una comuna cualquiera: el poder político local y tipos armados capaces de ejercerlo. No en todas partes era igual y no en todas partes funcionaba de la misma forma. Habían experiencias revolucionarias de la gran puta, chantadas y presuntos soviets que no eran más que una banda de chorros. Pensar que de la guerra mundial, el desastre y los bolcheviques podían salir unos cantones suizos no es reaccionario, es una lisa y llana pelotudez, me niego a discutir eso. Por otra parte el partido de los campesinos era, todavía, a fines de 1917 los SR.

Los SR de der., que otra cosa iban a hacer, estaban jugados por la constituyente. Tenían, los SR d., peso en las guarniciones y un aparato militar, heredado de la lucha contra el zarismo, bastante importante. Había un tal Onipko, no pude averiguar nada de ese tipo, que manejaba un grupo de filtros que tenían vigilado a Lenin y al bueno de Trotsky. Pero los dirigentes SR d. con Chernov y Aksentiev al frente se dedicaban a elaborar toda clase de proyectos parlamentarios. Los bolcheviques por su parte se la pasaban militando tanto en las guarniciones, los soldados son lo fundamental!, como en las fábricas.

La idea del comité de defensa de la constituyente era, aprovechando el peso que tenían entre algunos regimientos, desatar una insurrección pero los líderes tuvieron un ataque de sentido común y llamaron a una demostración pacífica. El gobierno revolucionario llegó a enterarse de que se preparaba un golpe y sacó a la calle a todos los soldados que pudo. En la manifestación participaron unos 50 mil lo que es mucho pero, prácticamente, no había entre ellos ni obreros, ni soldados. A su vez algunos soldados bolcheviques dispararon contra los manifestantes. En algunos libros de la derecha se compara este incidente con el domingo sangriento de 1905, en 1905 murieron miles de campesinos acribillados a balazos, en 1918 los autores de derecha dicen que los bolches mataron a 10.

A las 4 de la tarde en el palacio de la Tauride se abrió la sesión, los diputados llevaban sanguches y velas por si los bolcheviques cortaban la luz. Chernov derrotó en la votación para presidir la asamblea a la candidata de los bolches y SR de izq. Spiridonova.

Maria Spiridonova era una muchacha de clase media durante el auge revolucionario de 1905 se unió a los SR, en 1906 le pegó 3 balazos en la cabeza a un tal Luzhenovsky un jefe de policía especialmente sanguinario en la provincia de Tambov. Los soldados del Zar, siempre dispuestos a servir a la patria, la vejaron y torturaron, un detalle es que la quemaron con cigarrillos, simpática diversión muy usada en la Argentina en los buenos tiempos. Debido a las protestas que despertó el caso, la pena de muerte fue conmutada por el exilio en siberia de por vida. Pero el Zar hocicó en 1917, Maria fue nombrada alcalde e hizo volar por el aire la cárcel donde había estado presa. Maria era una figura política con peso e ideas propias, para empezar la idea de la existencia de una "clase campesina" con intereses propios es discutible pero no es una tontería. Vamos a ver como los bolcheviques resuelven esa contradicción aplastando a la clase media del campo. El motivo político de la ruptura entre los bolches y la izquierda SR es la firma del tratado de Brest. Spriridonova aprobó el asesinato del embajador aleman y el intento de golpe de estado de julio de 1918. Los bolcheviques la metieron presa varias veces pero no tuvieron corazón para mantenerla en cana y terminaron exilandola pero no en siberia sino en una ciudad. En 1941 cuando llegaban los nazis optaron por fusilarla.

En la asamblea, 5 de enero 1918, tomó la palabra Chernov para no decir nada, le siguió el gran Irakli Tseretelli que fustigó a los bolcheviques. En eso entró a la cancha nada menos que Raskolnikov, el líder de los marineros de Kronstadt y presentó la declaración de derechos del pueblo trabajador y explotado.

Declaración de derechos del pueblo trabajador y explotado.
Resumen:
“I. Queda proclamada en Rusia la República de los Soviets de diputados obreros, soldados y campesinos. Todo el poder, tanto en el centro como en las localidades, pertenece a dichos Soviets. (…)
II. 1. Queda abolida la propiedad privada de la tierra. (…) 2. Se ratifica la ley soviética acerca del control obrero (…) 3. Se ratifica el paso de todos los bancos a propiedad del Estado obrero (…) 4. Queda establecido el trabajo general obligatorio (…) 5. Se decreta el armamento de los trabajadores, la formación de un Ejército Rojo (…)
III. 1. (…) obtener, cueste lo que cueste, por procedimientos revolucionarios, una paz democrática entre los pueblos, sin anexiones ni contribuciones, sobre la base de la libre autodeterminación de las naciones. 2. (…) completa ruptura con la bárbara política de la civilización burguesa, que basaba la prosperidad de los explotadores de unas pocas naciones elegidas en la esclavitud de centenares de millones de trabajadores en Asia, en las colonias en general y en los países pequeños. (…) 3. (…) anulación de los empréstitos concertados por los gobiernos del zar, de los terratenientes y de la burguesía como un primer golpe asestado al capital bancario, financiero internacional.
IV. (…) apoyar el Poder de los Soviets y los decretos del Consejo de Comisarios del Pueblo (…) (…) la Asamblea Constituyente limita su misión a estipular las bases fundamentales de la Federación de Repúblicas Soviéticas de Rusia, (…)”

Que no es una declaración ni buena ni mala, es la base de cualquier programa de la izquierda revolucionaria ahora y, supongo, un par de siglos por delante. La declaración fue rechazada por 237 votos contra 146, lo que demuestra, más allá de toda duda razonable, que entre la asamblea constituyente y el soviet había un contradicción insalvable. Los bolcheviques viendo que, ya estaba listo el pollo y pelada la gallina, se levantaron y se fueron. Los SR i. todavía volvieron a la reunión. Lenin se fue a dormir a las 2 de la mañana. Por ese momento los SR de der. pasaban artículo tras artículo sobre la paz y la tierra, cosas que eran todas mentiras o, en el mejor de los casos, ya habían sido resueltas por los comisarios del pueblo. A las 4 de la mañana apareció un marinero, orgullo y gloria de los verdaderos anarquistas, llamado Zhelezniakov.

Zhelezniakov era uno de los revolucionarios surgidos de Kronstadt en 1917, ya había sido metido preso por el GP, era delegado en el congreso de los soviets el 25 de octubre pero estaba ocupado asaltando el palacio de invierno. El joven delegado anarco fue nombrado jefe de la guardia del palacio Tauride y en ese cargo tuvo el honor de cerrar, para siempre, la sesión. Zhelezniakov participó de las campañas contra Kaledin, Denikin y Krasnov en el Don, se opuso a la política de Trotsky de volver a las viejas jerarquías militares y volvió a Moscú para discutir con Sverdlov. Comandó un tren blindado y cayó bombardeado por la artillería de Denikin el 26 de julio de 1919, tenía 24 años.

 

Artículos anteriores:
1.Con el Zar estábamos de fiesta, estábamos..
2.Los 4 zurditos de siempre.
3.El ascenso revolucionario.
4.La revolución en el descenso.
5.El país oscuro.
6.El retorno.
7.La guerra es el mejor negocio, 1914.
8.La retirada interminable
9.La revolución de febrero
10.Lo que dejó la revolución de febrero.
11.Lenin, el mismo, en Rusia.
12.La renuncia del ministro liberal
13.La gran ofensiva desastrosa
14.Semi insurrección semi bolchevique
15.El golpe de estado
16.Infiltración bolchevique
17.El Comité Militar Revolucionario contraataca
18.Del palacio de invierno al congreso de los soviets
19.El 25 de octubre
20.El nuevo gobierno
21.La batalla de Moscú
22.La despedida de Kerenski y la derecha SR
23.El poder a los soviets
24.La elección de la constituyente
Cuando, por una vez, los pueblos hacen tronar el escarmiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás