cris

cris
Con Cristina.

martes, 10 de junio de 2014

Pequeña guía Boudou para niños y gente inocentona.

La primera vez que alguien mencionó el “caso” Boudou fue cuando Larrata pasó a los medios clarinistas. La declaración que, supuestamente, incriminaba a Boudou venía de una sra. Muñoz o algo por estilo que, bueno eso decían, estaba por o para divorciarse de un tal Vanderbruele, vamos a escribirle bien el nombre porque si ponemos “Sumbudrule” los gorilas se enojan. En 678 mostraron más o menos 10 millones de veces que la sra. Muñoz no tenía idea de un carajo y que el nombre de Boudou le fue sugerido por un “periodista”, un tal Wisñaski, un gordo chanta que le hace de claque a Larrata.

De ahí en más todo el “Caso Clarín” contra el tipo que liquidó las AFJP se basó en mostrar que Boudou y Vanderbrollo, perdón no me pude contener, eran socios, que digo socios: grandes amigos. Dicen que Clarín pagaba, literalmente, millones de dólares por una foto de Boudou con Vanderbruele. Circularon fotos de un photoshopeado espantoso, todavía en algunos programas vergonzosos de la tele las usan pero, no, no pudieron encontrar ni una foto. Lo que es llamativo en un país donde todo el mundo tiene fotos con todo el mundo, si la enigmática foto existiera tampoco probaría mucho pero, no, la foto sigue sin aparecer. Raro, si me preguntan.

Para probar la estrecha relación entre Boudou y Sumbudrule, se me chispoteó, recurrieron a unas filmaciones tomadas por cámaras de seguridad en un restaurante, la filmación no apareció, hubo exhortos, no, en serio no se como se llama eso pero el juez, papel de Lijo, ordenó, no se si allanar o algo así para encontrar las imágenes que mostrarían al Boudou con el Vanderbruele y después apareció no-se-quien que decía que las imágenes estaban en no-se-donde. Como se están imaginando ninguna imagen apareció, el misterio se ahonda.

Los Ciccone, esto último, si me lo contaran no lo creería, fueron pasando de testigos a querellantes y de querellantes a imputados y después, no se, fueron contratados por un circo ambulante. Los Ciccone son unos truchos como la mayor parte de los empresarios criollos, vaciaron la empresa y vaya uno a saber en que tranzas están metidos, ahora, después de años, les vino de declarar no se que cosa, ni siquiera estoy seguro de que sea contra Boudou pero por el ansia de zafar no me extrañaría que declararan contra el que venga.

Un tal Capdevila que había ratificado, hace 2 años, que lo actuado por Boudou en la quiebra de Ciccone era legal y según los procedimientos, repentinamente se sintió amenazado por individuos inidentificables y se fue a no se donde, después de dar cientos de reportajes denunciando no se sabe bien que. Cosa e’mandinga.

Boudou va a declarar, a la entrada lo está esperando…yes, men, lo está esperando… ¡El gordo Wisñaski! Que le grita: “¡Ladrón!”, el tipo hace changas, según parece, además a ese tenemos que creerle ¿Cómo no le vas a creer a un gordinflón decadente que, no solo, te da las noticias sino que te las fabrica?

Todo el mundo, salvo los clarinistas empedernidos, sabe que Moneta y otros que no conocemos son “The old Fund” o como carajo se llame y que esos son los que están metidos con los Ciccone y los Ciccone, empezando por Madonna, son estafadores de cuarta. Pero no importa, a ninguno de esos le va pasar nada.

Si el juez, un trucho él también, no procesa a Boudou, el escándalo, diría Pino, va a ser gigantesco. Imagínense que Clarín le ha dedicado al “caso” Boudou unas 180 tapas, si se tienen que meter todo ese papel de diario por el culo, el efecto va a ser devastador. De modo que lo que va a pasar es que el vice va a ser procesado, las semanas se van a hacer meses, los meses años y en el 2018 va a ser absuelto, pero los zombies de Clarín van a seguir repitiendo la saraza de la corrupción y marchando cada vez más a la derecha.

No me acuerdo en que contexto, alguien se acordó de Mazzorin, el de los pollos, toda la gilada se quedó con los pollos importados como el modelo de la corrupción. Fue una movida genial, el gobierno radical trató de bajar el precio del pollo, que era controlado por dos multinacionales a las que les interesa el país: Cargill y San Sebastián ¿0 son una sola empresa? Al gobierno no le dejaron usar las heladeras y los pollos se pudrieron. Mazzorin era un funcionario decente al que le cagaron la vida, nunca hubo juicio ni cargos. Clarín, sus satélites y los loquitos que repiten toda la mierda que emana de ahí, fueron fiscal, abogado, juez y verdugo. Una pinturita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás