cris

cris
Con Cristina.

viernes, 5 de julio de 2013

El cacique Donchango, hijo del viento, de las tribus perdidas de La Boca, dice: “Hombre blanco hablar con doble lengua”. A propósito de los caciques Quom.

El martes 25 de junio apareció en 6-7-8 un cumpa mapuche que habló bastante. Al día siguiente salieron a cruzarlo otros mapuches que lo denunciaron por decir algo que yo, al menos, no le escuché. Al amigo mapuche nunca le escuché decir que fuera representante, delegado, cacique o gran jefe de los mapuches.

Dijo el hermano mapuche que Felix Diaz, o como se llame, no es representante de todos los pueblos originarios, ni siquiera es representante de todos los Quom, es representante de unas 450 familias de un grupo llamado La Primavera.

De ese grupo el recuerdo que uno tiene es de la década del 80 donde, creo que a partir de operadores del gobierno radical, no se rían, andaban dando vuelta “militantes” entre los que estaban ese tal Levinas que dirigía “El porteño” ese flan Ravanna ideológico que tenía entusiasmados a los criollos de aquellos tiempos libres y combativos. Levinas es ahora un lambetujes de Lanata que, a su vez, le lambe el tujes a los corporativos de Clarín. Como el grueso de la humanidad sabe.

Que quedó de la experiencia militante entre los Quom de La Primavera, no lo se. Se que el sector que responde a Felix Diaz, y que ni siquiera representa a toda la comunidad de La Primavera, reclama unas 700 hectáreas que están por fuera de el territorio que, supongo que según la ley, tienen asignado. Entregar las 700 hectáreas no figura, al parecer, en los planes del gobierno de Formosa, encabezado por Insfrán uno, de los tantos, gobernadores conservadores aliados del gobierno de la Shegua.

En cualquier parte del país, excepto el sector antártico, una hectárea vale no menos de 10 mil dólares. De modo que estamos hablando de unos 7 millones de dólares. Es una cifra a la que los grupos europeos que trabajan para la causa de los pueblos originarios podrían acceder sin tanto problema. Incluso el gobierno nacional podría acercarle los 7 palos al gobierno provincial y a otra cosa.

Como cualquiera puede darse cuenta de lo mismo que me doy cuenta yo, Gran Jefe de las tribus perdidas de La Boca, es evidente que estamos ante una disputa política que lo único malo que tiene es que no sabemos bien de que se trata. Por otra parte no es justamente que haya simetría de las representaciones, Felix Diaz representa a algunas familias Quom y el gobierno, por más que no nos gusten ni ahí los conservadores, de Insfrán tiene los votos y la legitimidad. Si sos democrático me temo que tenes que bancártela cuando el pueblo vota tipos que no te gustan.

Entre otras cosas el Cumpa que hablaba en 6-7-8 decía que el grupo Quom de La Primavera tenía, de acuerdo con la ley, unas 5 mil hectáreas. Más de 10 hectáreas por familia, en mi infinita ignorancia me suena a que para vivir de cultivar esas hectáreas tenes que sembrar no digo soja transgenica pero algo más bien moderno, que si tenes un agricultura tipo terrenito te cagas de hambre.

Me viene a la mente la situación de pueblos originarios de la zona del Bermejo-Pilcomayo que viven de la pesca. Tal vez todavía puedan hacerlo pero de acá a unos años van a tener que diversificarse. De nada nos sirven las leyes de protección, la justicia de la causa y lo que se les ocurre si los recursos no dan para vivir, ni siquiera para sobre vivir. Por eso el asunto es delicado.

Existe ahora una coordinadora de pueblos originarios se llama, eso creo, Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios, laburan en leyes como la ley de medios, el bilingüismo, la tierra y la Pacha-Mama sabrá que más.

Lo raro, no tan raro, es que esta coordinadora no tiene casi presencia en los medios. Pero Felix Diaz tiene de sobra, supongo que mientras convenga a la causa.

Felix Diaz apareció, de la mano de Perez Esquivel, junto al Papa Francisco hace un par de semanas.

Desde las tribus perdidas y olvidadas de La Boca le queremos decir al hermano Felix Diaz que los piense un poco. No dudamos de la justeza de los reclamos, después de todo ¿Qué podría reclamar un hermano de los pueblos originarios que no fuera justo?

Nos llaman la atención los métodos. Hace 500 años los invasores derrotaron a nuestro pueblo originario porque unas tribus marcharon contra otras. Hace 500 años los jefes hicieron pactos y alianzas equivocadas con los invasores y con sus agentes, más o menos como Perez Esquivel y el Papa.

Cuando el poder político, el poder económico, el mediático y el jurídico vuelvan a estar del mismo lado, en la primera fila de las víctimas van a estar los hermanos de los pueblos originarios.

Porque miles de hectáreas para la soja son un atractivo demasiado grande, peor que el oro que los europeos buscaban como perros.

Lo que es malo para los hermanos originarios es malo para el resto de nuestro pueblo y lo que es malo para el resto de los hermanos de nuestro pueblo es malo para los hermanos originarios porque somos una sola cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás