cris

cris
Con Cristina.

viernes, 22 de mayo de 2015

Soviet + Utopía = Sovdepia. Enero-mayo 1918. Revolución Rusa 32.

Sovdepia es el nombre que los blancos le daban a los territorios gobernados por el poder soviético desde Moscú, quiere decir algo como “diputados del soviet” y es una expresión peyorativa.


“La dictadura es un poder férreo, audazmente revolucionario, implacable en la represión de los explotadores y también de los holgazanes”. Lenin.

Desastre en la república socialista.

No tengo información sobre lo que pensaban los alemanes pero la paz de Brest, sin necesidad de una mayor intervención militar, garantizaba la agonía de la República Socialista. Con la perdida de Ucrania, la Rusia blanca, la cuenca del Donetz y el Caucazo la república había perdido la mitad de sus obreros, el 90% del combustible, el 90% del azúcar, las 2/3 partes de la metalurgia y la mitad del trigo. Sin embargo no fue el gobierno de los soviets el que estableció el monopolio estatal del trigo y el racionamiento, esas medidas venían desde mediados de 1917. La diferencia era que en 1917 era más un problema de organización y de decisión política y en 1918 las fábricas funcionaban con menos de la mitad de su producción, las ciudades no tenían productos para intercambiar por el trigo y el gobierno bolchevique imprimía billetes a niveles disparatados. El 2 de abril el gobierno socialista estableció el trueque para adquirir el trigo de los campesinos. El 6 de abril la ración de comida en la zona de Petrogrado era de 100 gramos, aparentemente ya se había comido todos los caballos y la gente pedía el retorno del zar. El 13 de mayo establecieron la “requisa compulsiva” del trigo excedente, o dicho en ruso el soviet ordenó sacarle por la fuerza el trigo a los campesinos. El 11 de junio fueron creados los “comités de campesinos pobres”, eran brigadas formadas por obreros desocupados y campesinos sin tierra, tenían por objeto llenarse la panza y mandarle comida a las grandes ciudades, en algunos casos se trataba, sin duda, de bandas de delincuentes y marginados que arrasaban con todo. En una estadística es probable que las bandas salvajes fueran un porcentaje pequeño, con el tiempo el control se fue acentuando, sin embargo al campesino al que le cortaron la cabeza no le resulta de mucho consuelo, los comités fueron abolidos en diciembre de 1918. Escribir sobre los rusos y usar palabras en ruso, por si no se dieron cuenta, es mersa, es como cuando los malos escritores presentan a un personaje francés y el tipo llega y dice: “Mon chere ami”, o lo que sea por el estilo. Pero no puedo evitar el tema de los “Kulaks”, palabrita en ruso que parece que deriva de la palabra “puño”, supongo que para los primer mundistas, espero que no haya ninguno leyendo, debe ser muy difícil entender de que se trata. Para un criollo es fácil, los terratenientes argentinos se nuclean en la “Sociedad Rural”, hay otros 2 agrupaciones de “campesinos más o menos ricos” y para los productores rurales más chicos, unas 200 hectáreas, está la Federación agraria. Los Kulaks son según el cristal con que se mire, los bolcheviques los agrupan entre los campesinos no-terratenientes pero ricos, los historiadores menos derechistas los ubican en la Federación Agraria y los amigos de la derecha dicen que un Kulak era un campesino que contaba con un caballo. Lo que hacían los Kulaks, sino no eran Kulaks, era acaparar el trigo. El tema es complejo y se ha discutido por los últimos 100 años, vamos a tratar de apoyarnos en el sentido común y en lo que sabemos que pasó ¿Faltaba trigo en Rusia en 1918? No, todo lo que disponemos dice que la cosecha fue buena y que tendría que haber alcanzado. ¿Funcionaban los transportes? El estado de los ferrocarriles era calamitoso pero Moscú y Petrogrado recibían trenes desde Ucrania, el Caucazo y hasta Siberia. ¿Les convenía a los campesinos venderle trigo al poder soviético? No. El 20 de mayo el soviet creó un ejército para llevarse el trigo, tenía alrededor de 40 mil soldados. En los trenes la situación es desesperada, no hay petróleo ni velas para iluminar por lo que no hay señales, cunde la desmoralización, no hay personal, algunos de los trabajadores venden el material a los especuladores. 1918 es el año en que el espíritu revolucionario de 1917 entra en decadencia, las grandes industrias caen en el abandono, los obreros que tienen lazos con el campo se van, los obreros concientes van a la guerra, los mencheviques recuperan influencia. A fines de febrero el comité regional Moscú da a luz un documento donde plantea, prácticamente, “sacrificar” al poder soviético. Lenin les contestó que los invasores no podrían destruir a la República Socialista si esta no sucumbía a la desesperación. Para marzo estas opiniones “izquierdistas” habían encontrado su lugar en el periódico “El Comunista”, los colaboradores de la revista se encontraban entre los que iban a protagonizar la historia de la república en los próximos años, Kollontai, Preobrajenski, I. Piatakov, V. Kuybichev, Yaroslavski y unos cuantos más. En marzo se reunieron para discutir, aun, el tema de la paz, por aquel entonces Lenin todavía estaba convencido de que la “salvación” vendría de la mano de la revolución en Europa. Es difícil saber si, el pelado, de veras creía en que la revolución sería salvada desde afuera, uno, después de 100 años, tiende a creer que era una ilusión destinada a que los revolucionarios no se desbandaran. Más interesante es el corolario de estas tesis, Lenin decía que, no importa lo que pasara, seguirían resistiendo que, así como habían trasladado la capital de Petrogrado a Moscú, podían trasladarse aun más dentro de Rusia, que conservar la República Socialista era lo único importante. Una ridiculez en 1918 pero glorioso para las futuras generaciones.

La democracia soviética.

Para aquel momento, en medio de la hambruna y de la guerra, todavía se mantiene el ejecutivo del soviet que es multipartidista, mientras los checos ocupan las ciudades y los SR de derecha gobiernan Samara, todavía los SR de derecha discuten en el soviet que quieren destruir. Los mencheviques les gritan: “¡Salvajes, locos, bandidos!” a Lenin y sus muchachos. La propuesta de los SR y los menches es romper el tratado de Brest, empezar otra vez la guerra con Alemania, la renuncia del gobierno de los comisarios y volver a la Constituyente, en definitiva volver a Kerenski. El día 14 de junio los partidos que apoyan la guerra contra el poder soviético son expulsados del ejecutivo del soviet. Los mencheviques se proclaman neutrales, en una verdadera guerra civil no hay neutrales, aunque a muchos no les guste. El día 21 de junio unos desconocidos balean al dirigente bolchevique Volodarski.

Más del Ejército Rojo.

Durante 1917 los bolcheviques insistieron con desmovilizar al ejército, en parte eso coincidía con el programa de la revolución, en parte estaba la idea, aparentemente razonable de defender a la república con guardias voluntarios, en parte la presión de los propios soldados que no querían en general otra cosa más que hacer la paz y volver a su casa. El día 23 de febrero un grupo de marineros borrachos se desbandaron y huyeron de las tropas alemanas, ese día se festeja la creación del Ejército Rojo. Los días anteriores al 23 los alemanes habían invadido Rusia, la operación “Trueno”, había 20 mil voluntarios para el ejército rojo a fines de marzo. El 19 de marzo en el soviet de Moscú Trotsky pedía: “Trabajo obstinado, disciplina revolucionaria”. El 22 de abril Trotsky saca el decreto sobre instrucción militar obligatoria. Para ese momento más de 8 mil oficiales del antiguo ejército se habían ofrecido como voluntarios. Detrás de esto estaba algo así como el último general zarista con prestigio y mando, se llamaba, el general, Bonch-Bruyevich, resultó que Bonch tenía un hermano y el hermano era un viejo bolchevique, no solamente eso, el hermano era secretario de Lenin. Las decisiones sobre convocar a los antiguos oficiales, armar un ejército profesional y llamar a los campesinos a la conscripción vienen de él. El papel de Trotsky fue el de darle apoyo político. El 29 de abril la elección de oficiales por parte de los soldados fue prohibida. El ejército rojo, para aquel momento, no era ningún ejército era un conjunto de grupos guerrilleros y milicias sin coordinación, sin logística y sin control. A eso se le agrega que los voluntarios tienen un problema, por ahí no se anotan por una convicción profunda y a los 15 días quieren volver a su casa, sobre todo si tenes que ir a pelear a Siberia. Recuerdo en la década del 70 a pibes que se metían a militar, de todas las boludeces posibles, para conseguir minitas, algunos consiguieron a las 7 vírgenes que promete el Corán en el paraíso. Para el 10 de mayo el soviet reportaba 300 mil voluntarios. Para ese momento la república estaba defendida por 8 ejércitos. Modelo de juramento del ejército rojo, para uso en una futura revolución, nunca se olviden de que el futuro no está escrito:
“Yo, hijo del pueblo trabajador, ciudadano de la República de los Soviets, acepto el título de soldado del ejército obrero campesino, y juro aprender el oficio de las armas, conservar cuidadosamente mis armas, municiones y equipo, ser disciplinado, defender mi dignidad y la de los demás, orientar todos mi pensamientos y todos mis actos hacia el magno objetivo de la emancipación de los trabajadores, y no escatimar mis fuerzas ni mi vida en favor de la República de los Soviets, del socialismo y de la fraternidad de los pueblos. ¡Que sea yo despreciado y castigado si falto a este juramento!”

Los anarquistas.

Los anarcos eran minoritarios, nunca tuvieron más de un 2 o 3 % en los soviets, tampoco tuvieron unidad entre ellos, no parece que sea posible una organización 100% horizontal más allá de un par de docenas de personas, pero, en 1917, resistieron valerosamente al gobierno provisional, participaron del alzamiento de julio y de la revolución de Octubre. Después de Octubre los grupos anarquistas alcanzaron su máxima expansión. En Petrogrado tenían un diario que llegó a ser más importante que “Pravda” pero que se disolvió por problemas entre anarcos. El grupo de un tal Volin formó un destacamento guerrillero sin que hayan ganado nada importante. Finalmente había un grupo dirigido por unos hermanos Gordin que proclamaban su oposición total al estado, bolchevique, menchevique o lo que sea. Existía en Sovdepia un “Estado Mayor Negro” que, supuestamente, coordinaba a todos los grupos anarcos entre si, que tanto coordinaban es difícil de decir, pero los grupos anarcos eran sumamente heterogéneos, algunos eran, simplemente, bandas de delincuentes, otros eran revolucionarios, otros eran cualquier cosa y, finalmente, algunos estaban filtrados por contrarrevolucionarios que usaban los clubes para refugiar a oficiales que se escapaban a combatir para los blancos. Algunos llamaban a derrocar al soviet y establecer definitivamente el reinado de la anarquía. El 12 de abril Dzerzhinski decretó el final del “Estado Mayor Negro”, los bolches disponían de unos 5 mil soldados, hubo lucha, el “Club de la Anarquia”, me pregunto si era un antecedente del club de clan, resistió durante 10 horas y terminó siendo bombardeado por la artillería. Hubo 500 detenidos y decenas de muertos. El periódico “La anarquía” volvió a las calles el 21 de abril, no hubo más persecución, por el momento y, en Sovdepia, no se los vio más. Más adelante nos vamos a ocupar de Makhno, el guerrillero anarco.

More to come.


1.Con el Zar estábamos de fiesta, estábamos.
2.Los 4 zurditos de siempre.
3.El ascenso revolucionario.
4.La revolución en el descenso.
5.El país oscuro.
6.El retorno.
7.La guerra es el mejor negocio, 1914.
8.La retirada interminable
9.La revolución de febrero
10.Lo que dejó la revolución de febrero.
11.Lenin, el mismo, en Rusia.
12.La renuncia del ministro liberal
13.La gran ofensiva desastrosa
14.Semi insurrección semi bolchevique
15.El golpe de estado
16.Infiltración bolchevique
17.El Comité Militar Revolucionario contraataca
18.Del palacio de invierno al congreso de los soviets
19.El 25 de octubre
20.El nuevo gobierno
21.La batalla de Moscú
22.La despedida de Kerenski y la derecha SR
23.El poder a los soviets
24.La elección de la constituyente
25.El fin de la constituyente
26.Se proclama la República Socialista
27.La paz infame
28.Contra en el sur round 1
29.Ucrania, Finlandia y el Caúcaso.
30.Cosacos al ataque
31.Los Checos, los SR y Samara

El aguante del soviet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás