cris

cris
Con Cristina.

domingo, 23 de noviembre de 2014

La contrarrevolución en el sur, 1er round. El Don, enero 1918.

Batalla en el sur.


Marzo 1918. Sur de Rusia, el Don, el Kuban.

“¿Qué calificativo aplicar a este desastre deshonroso? Nos ha perdido el egoísmo más vil. En lugar de defender la tierra natal contra el enemigo, sus mejores hijos, los oficiales rusos, huyen vergonzosamente ante un puñado de usurpadores.” Kaledin, discurso antes de suicidarse.

Un golpe de estado, aun cuando se fracasa, puede ser una buena idea. En septiembre Kornilov, el comandante en jefe, armó, mal, porque era un militar de mediocre para abajo, un golpe contra Kerenski. Eso ya lo comentamos. Kornilov, un tal Lukomsky, Denikin, que va a terminar siendo el jefe de la contra en el sur de Rusia y otros menos representativos fueron detenidos en un monasterio en el norte de Rusia, cerca, casualmente, del estado mayor del ejército ruso en Mogilev. Los detenidos manejaban la “cárcel” y hacían, básicamente, lo que se les cantaba el culo. Kerenski no los puso en libertad porque eran candidatos al linchamiento si salían de ahí. Pero el verdadero cerebro de la contra era Alekseyev.

Para empezar todos estos generales no eran de origen aristocrático como pudiera pensarse, todos eran de clase media, no defendían sus propios intereses. La clase media se hace la loca pero, a la hora de los mangos, defiende al patroncito. O al imperialismo, si lo prefieren. Pero el grueso de los oficiales blancos si eran hijos de terratenientes y garcas varios, sedientos de venganza. Alekseyev era uno de los generales más condecorados, no obstante lo cual en la guerra mundial lo único que planificó fueron retiradas cada vez más atrás.

Con la revolución de octubre Alekseyev se retiró al sur a Novocherkassk donde el Ataman, jefecito, de los cosacos, Kaledin, se había negado a reconocer al poder soviético, de hecho había proscrito a los bolches. Y ahí estaba el problema, Kaledin quería una república cosaca, habían declarado la independencia el 20 de noviembre y la contra quería volver a tomar el control de Rusia y fumarse todo. El otro líder cosaco había llegado, él también, escapándose de Petrogrado, era Krasnov, el mismo al que los bolcheviques le habían perdonado la vida y habían dejado en libertad bajo juramento de no volver a meterse con el soviet.

En seguida los muchachos contra tuvieron su interna, Kornilov se sentía un general carismático, después de todo era quien había intentado el golpe, en cambio Alekseyev era un político inteligente, era compinche del partido Cadete y de Miliukov, que es como decir que era hombre de los aliados. Igual cuando uno lee estas cosas se queda con la idea simple de que hay 2 bandos, pues bueno, lo siento, las provincias cosacas estaban divididas primero entre cosacos y simples campesinos.

Los cosacos, se supone, eran descendientes de los guerreros que pelearon contra los cotures, los mongoles o no-acuerdo-quien en siglo XVIII, mientras los simples campesinos eran inmigrantes cagados de hambre. Los cosacos tenían, en promedio, 10 veces más tierra que los rusos y tenían, por medio de sus asambleas, el control político. A su vez, entre los cosacos, teníamos a los más jóvenes que habían estado en la guerra y habían sido testigos de cómo, los generales del Zar, peleaban y a costillas de quien, mientras los cosacos más viejos o más pícaros habían pasado toda la guerra en casa o se las habían rebuscado para zafar aun yendo al frente, porque para la guerra de trincheras y cañones los cosacos no importaban demasiado. Además algunos cosacos eran pobres y otros eran unos terratenientes del orto.

Como si esto fuera poco, no todos los inmigrantes eran campesinos, en la provincia del Don había varias ciudades con obreros y, es posible que sea una característica de principios del siglo XX, los obreros fifí eran una minoría. Los bolcheviques no iban a tener peso en la región hasta los primeros meses del año 18 pero ya en la elección para la asamblea constituyente los bolches habían arrasado en Rostov, en esa vuelta se habían puesto en contacto los obreros con los marineros del Mar Negro, malo para los que te jedi. A eso le tenemos que agregar las broncas entre cosacos y, más que nada, la presencia de guarniciones con soldados que, en general, estaban con los leninistas pero que no eran un ejército operativo sino unos conscriptos, que se querían ir a su casa.

Hacia fines de 1917 militares o aspirantes a militares, gente como uno y políticos contra empezaron a desplazarse hacia el sur. El 26 de noviembre el ejército blanco reprimió una sublevación obrera en Rostov. El 9 de diciembre los comisarios del pueblo declararon la guerra contra Kaledin, el parlamento ucraniano y otros líderes cosacos que andaban por ahí. Marineros del Mar Negro tomaron Rostov el día 10 pero el ejército blanco recuperó, en una batalla que duró un par de días, la ciudad el 15. Es la primera batalla de la guerra civil.

Los políticos del partido Cadete llegaron para poner orden, Alekseyev quedó como encargado de las finanzas y relaciones con los aliados, Kornilov como comandante en jefe y Kaledin como jefe político. Rusia, insistimos, es un país afortunado. Los oficiales rusos de la primera guerra mundial, a pesar de las enormes perdidas, eran unos 300 mil, de haber podido, el ejército blanco, reclutar al 10% de esa fuerza no habría mucha revolución rusa de la que hablar. En vez de eso los blancos reclutaron a pibes de las academias militares y a estudiantes fanatizados, había una alta proporción de adolescentes en el ejército blanco.

Los fondos para mantenerse les llegaron de parte de la burguesía de las ciudades del Don. El banco estatal del Don aportó 15 millones de rublos, recuerden que Lenin, en un capítulo anterior, estaba chocho con la tercera parte de esa guita. Para mediados de enero del 18 los blancos contaban con unos 4 mil soldados. Eran un ejército con muchos caciques y pocos indios. Pero esa pequeña fuerza militar era superior a todo lo que el gobierno revolucionario podía poner en el terreno. Los rojos contaban con los restos del antiguo ejército ruso, con voluntarios venidos de las ciudades del norte y con alguna fuerza local. Lo único que tenían los bolcheviques era el entusiasmo y con eso les alcanzó.

El 11 de febrero Kaledin se pegó un tiro en la cabeza, con la esperanza de generar conciencia entre los cosacos. El ejército blanco se quedó en Rostov todavía unos días más y después escapó. Los revolucionarios recapturaron Rostov el 23. Novocherkassk, la capital del Don y de la contra, cayó el día 25. Lenin que, como todos sabemos, era infalible, anunció el final de la guerra civil.

Como estamos en Rusia, al sur del Don hay todavía otra provincia cosaca más llamada Kuban, los amigos del “ejército voluntario” blanco decidieron abandonar Rostov y Novocherkassk e internarse en esa región, es la famosa “Marcha en el hielo”. Detrás del ejército marchaba la “gente como uno” banqueros, políticos verbosos, profesores universitarios, periodistas y las mujeres de los guerreros.

Los blancos se encontraron en un mar de campesinos bolcheviques y no tuvieron más remedio que liquidarlos sin piedad, en Lezhanka, un pueblito que cuesta encontrar en un mapa, mataron a 500 terroristas, mujeres y niños incluidos. Para algún despistado, mucho de lo que acá decimos es irónico, no figura en ningún lado pero es sumamente difícil que un campesino del Kuban supiera que carajo era un bolchevique ¿Por qué los mataban entonces? ¿Ustedes que creen?

"Aunque tengamos que quemar la mitad del país y derramar la sangre de las 3/4 partes de la población, haremos lo que haga falta para salvar a Rusia" Kornilov.

Para mediados de marzo el gobierno cosaco del Kuban de un tal Filimonov fue derrocado por los rojos, los sobrevivientes se unieron a los blancos. Konilov, cansado de correr, decidió atacar la ciudad de Ekaterinodar. Los rojos, por una vez, tuvieron buena suerte, un cañón bolchevique le pegó de lleno al cuartel de Korni que murió aplastado, sin embargo la suerte resultó ser una desgracia.

En primer lugar los blancos decidieron retirarse, se hubieran seguido el ataque, posiblemente, el ejército blanco hubiera terminado ahí, además quedó al mando de los blancos Denikin un general mucho más capaz. Aun así, los blancos fueron atacados por uno de los famosos trenes blindados y se salvaron por un poquito. Los revolucionarios podrían haber liquidado a los blancos pero, dominados por el rencor, decidieron dedicarse a profanar el cadáver de Korni, mala idea.

Para mayo los blancos estaban a salvo y el poder soviético en retirada.


Artículos anteriores:
1.Con el Zar estábamos de fiesta, estábamos..
2.Los 4 zurditos de siempre.
3.El ascenso revolucionario.
4.La revolución en el descenso.
5.El país oscuro.
6.El retorno.
7.La guerra es el mejor negocio, 1914.
8.La retirada interminable
9.La revolución de febrero
10.Lo que dejó la revolución de febrero.
11.Lenin, el mismo, en Rusia.
12.La renuncia del ministro liberal
13.La gran ofensiva desastrosa
14.Semi insurrección semi bolchevique
15.El golpe de estado
16.Infiltración bolchevique
17.El Comité Militar Revolucionario contraataca
18.Del palacio de invierno al congreso de los soviets
19.El 25 de octubre
20.El nuevo gobierno
21.La batalla de Moscú
22.La despedida de Kerenski y la derecha SR
23.El poder a los soviets
24.La elección de la constituyente
25.El fin de la constituyente
26.Se proclama la República Socialista
27.La paz infame
Por dios, por la patria y por el Zar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás