cris

cris
Con Cristina.

domingo, 27 de marzo de 2016

No hay nada más importante que la llegada del gran Obama o el Negro no puede.

¿A alguien realmente le importa un carajo lo que diga el negro? Cuando los presidentes yanquis, de por si una figura decorativa fuera de los propios states, están camino de salida, en los 2 últimos años, todo el mundo sabe que se les dice “Pato rengo”. Un Pato Rengo es nadie, va, sale, saluda, deja mensajes para la posteridad. Por cierto que la era de los grandes emperadores terminó hace rato, gran emperador era Roosevelt, Truman va a ser recordado como el genocida que uso armas nucleares contra civiles, Lyndon Johnson o como carajo se llame se metió en la guerra de Vietnam y Nixon un retardado mental que supuestamente cayó por espiar, no se si era una convención del partido demócrata, y que, en realidad, cayó por haber perdido la guerra de Vietnam. Los demás prácticamente no existen, ya nadie los recuerda, es más, nadie los mata porque, hasta el más loco terrorista, sabe que no son nadie. Pero todos los imperios necesitan mitificar su sistema, por ejemplo la reina Victoria era formalmente emperatriz o dueña o algo por el estilo de la India y no podía, formalmente, coger con nadie.

Son pavadas más o menos del tipo de la realeza europea ¿Existe algo más retrógrado y pelotudo que el “principe” Don Juanito Marquez de los Careculo y la princesa Morcilla de la orden de las Peteras? Es eso mismo, vienen y canal 13 te transmite 3 días seguidos en directo y te comentan que la negra lleva un traje Monsieur Tereso y un par de zapatos color zapallo. La pobre negra, para el caso, parece haber ido a la escuela y es capaz de decir un par de cosas de alguna inteligencia y la pusieron junto con la dueña de las costureras esclavas ¿habla nuestra primera dama? ¿Y qué dice, muchachos? Mis amigos dicen que, para darle más nivel intelectual al gobierno, pusieron a Balcarce.

No es cierto que todos los jefes yanquis sean iguales, se los pido por caridad, no quiero escuchar más esa mierda, no son iguales, que Obama venga a celebrar al payaso no es más que la agachada y el retroceso de un político progre del primer mundo. Yo no se si se acuerdan pero en un principio, cuando apareció el tema de los buitres, el gobierno del negro medio que les puso reparos, al final triunfo el lobby buitre porque los demócratas tenían negocios con ellos, no se como se llamaba, estoy dando un ejemplo, pero una tipa encumbrada de los demócratas y de Obama terminó siendo abogada de los buitres. Porque somos todos amigos.

Un gobierno de extrema derecha como el del payaso no debería recibir el apoyo de un político progre, es un papelón. El gobierno derechista argentino se referencia con tipos como Bush que son buitres. Estuve tentado de poner Trump pero no es así, el populismo de derecha del primer mundo es otra cosa. Comprar a Trump con Macri es como comparar a Hitler con Biondini.

Además el negro miente para el culo, el gobierno peronista no era antinorteamericano, aunque eso esté en el ánimo y el ADN de los argentinos. El peronismo hizo negocios bastante razonables con los yanquis, salvo por lo ideológico no había ninguna disidencia seria. Sin ir más lejos los yanquis tenían y tienen motivos estratégicos para ir contra Venezuela, la sola idea de quedarse no sin petróleo pero no tener garantizado la culada de barriles que necesitan les pone los pelos de punta. Pero este país produce productos agrícolas de los que los americanos tienen de sobra, por cierto que eso es lo que hace que todas las tentativas de “mercado común” y gilada por el estilo sean al pedo. Una lección que los liberales criollos nunca terminan de aprender es que si no tenés nada que vender tampoco tenés nada que comprar. Se ve que esa bolilla no la estudian en esas universidades de mierda donde se perfeccionan los filósofos liberales.

Ese tratamiento, llamarlos “anti norteamericanos”, esta reservado para los países del patio trasero, decir que un gobierno que resiste pagarles un disparate a los buitres es un enemigo quiere decir que solamente aceptan relaciones coloniales. Si un país grande se les caga de la risa y les paga cuando, y como, se le canta el culo no es anti Norteamérica.

Los progres del primer mundo, esta categoría incluye socialdemócratas e izquierdistas de toda laya, nos dicen que quieren la paz y la estabilidad y el aumento del nivel de vida y después van y hacen todo lo contrario. Que venga Obama o quien sea no es importante, lo importante es el apoyo que dan a experimentos neocolonialistas como el de la derecha argentina.

Uno se pregunta si los sectores más dinámicos y productivos del primer mundo no deberían estar más cerca de los populistas latinoamericanos. Me parece que las cosas no son como antes, que hundiéndonos a nosotros ya no se gana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piensa mal y acertarás