cris

cris
Con Cristina.

miércoles, 28 de septiembre de 2022

No son fascistas, hay cosas peores que el fascismo.

Nos venden gato por liebre. Hay gente que parece pensar, o nos quieren hacer creer, que el nazionanismo del 1er mundo es, más o menos, lo mismo que el nacionalismo de 3er mundo. Como si fueran lo mismo los sistemas de protección social y de estado de derecho de los dueños del mundo con estos países donde nos tienen cagando, robándonos las materias primas y haciéndonos la guerra.

En los buenos tiempos la política del imperialismo era hipócrita, nos daban clase de derechos humanos y de democracia mientras hacían cagar al 3er mundo.

Todavía lo hacen, los franchutes que son tan generosos tienen ejércitos en África, combaten al extremismo islámico que o bien lo inventaron ellos mismos derrocando a gobiernos laicos como el Khadafi o el de Saddam Hussein o bien son movimientos de liberación.

Los daneses, un cagadita de país grande como el delta del tigre pero que funciona como sucursal del imperio, estaban en Afganistán. Y los italianos en Irak.

Si los italianos, un país con un PBI decreciente desde hace décadas, le hacen la guerra a Irak, y a quien sabe quién más, porque la NATO está por todas partes ¿es eso muy distinto que lo que hacía el bueno de Mussolini?

El Duce, eterno en el recuerdo, mandó más 200 mil soldados a invadir Rusia ¿volveremos a ver algo como eso?

Pero ¿hace falta tener un gobierno fascista para invadir Rusia?

Si están invadiendo Rusia estados modernos con gobierno progresistas, casi socialistas, perfectas democracias.

Y no me vengan con que “Rusia no sé qué cosa”, se morfaron a los países de Europa del este, a los del báltico y siguen por Ucrania.

Y si no te gusta la “democracia occidental” pregunta lo que les hicieron/les hacen a los ucranianos de Donetz y Lugansk.

Les enchufaron la democracia del 3er Reich.

Mussolini, hombre del pueblo si los hubo, invadió, entre otros países, Etiopia, es recordado por haber usado gas venenoso.

¿Hace falta el Musso para invadir, ocupar y destrozar al 3er mundo?

¿Y para hacer golpes de estado?

Estoy seguro de que hay milicos italianos y tanitos empresarios chupasangre por todo el 3er mundo. Es más, no soy economista pero alguno que sepa más que nos busque los datos, si no fuera por la tajada que sacan de nuestros países el PBI estaría decreciendo mucho más rápido y la crisis se los llevaría puestos.

Uno piensa que el capitalismo es como una máquina al término de su vida útil, precisa cada vez más materia prima, tiene que fumarse cada vez más países, explotar más a cada vez más gente.

Ahora parece que esa política de democracia y socialiberalismo de la frontera para adentro y guerra contra el 3er mundo se nos está terminando. Empiezan a enchufarle el mismo sistema a su propia gente.

No quieren la inmigración africana pero no por lo que nos quieren hace creer. Es posible que el lumpemproletariado sea racista, como su nombre lo indica los lumpenes están para cualquier negocio, fíjense en los dirigentes macristas si quieren un ejemplo.

La verdad es que si tenes muchos ciudadanos de origen africano bombardear el África se te complica.

Yo suelo llamar la atención en las fiestas afirmando que no es claro que Hitler fuera antisemita, he leído por ahí que ayudó a judíos que eran, no sé, amigos (!) de él a rajar de Alemania.

El antisemitismo era por conveniencia política no por algo personal.

El racismo es la herramienta de los fracasados para elevar su autoestima.

Si hay algo para lo que el capitalismo es bueno es para fabricar cada vez más fracasados.

Igual olvídense de las analogías entre Europa y nuestros países.

Lean mis labios: ningún régimen de verdad nacionalista de derecha vamos a tener en estos países.

Bolsonaro gobernó con un régimen neoliberal y fue a llorar frente al cajón de la reina.

La extrema derecha ya gobierna varios países en Europa, me vienen a la mente Hungría y Polonia, nada hay para nosotros distinto a lo de antes, salvo, tal vez, que son países más empobrecidos y atrasados. En cuanto a los que viven ahí, no sé, parece que hay gente que mientras pueda hacer cagar a una nena que quedó embarazada por una violación y discriminar a un gay es feliz. Después de todo hay cosas más importantes que lo puramente material.

Inmigrantes van a necesitar, la tasa de crecimiento de la población es 0 y la proyección es que van a haber cada vez menos italianos y cada vez más viejos.

Italia tiene ya cerca de un 25 % de la población mayor de 64 años.

¿Qué irán a hacer con todos esos tanos viejos chotos?

A los africanos que tendrían que ocuparse de los geriátricos los están ahogando en el mediterráneo.

martes, 20 de septiembre de 2022

La dictadura militar, los enemigos del pueblo y la extrema derecha del siglo XXI.

Me acuerdo del cartel que vi colgado en una de esas marchas de la extrema derecha, decía: todos presos, exilados o muertos. A mí me falta la última parte.

Estuve preso en el 77 y me exilié en el 79. Durante el año 78 estuve en la calle.

Recuerdo la historia del mundial. Los medios instalaron un clima de euforia que a medias era real y a medias era puro verso.

Yo vi la final con amigos y me fui para mi casa, no daba para festejar. Incluso gente que no tenía nada que ver estaba con miedo.

Sin embargo no es cierto que los milicos fueran una especie de extraterrestres que invadieron un país de pobre gente indefensa.

Cuando estuve preso tuve la oportunidad de conocer a un proletariado que estaba con los milicos. Por las dudas aclaro que, salvando casos puntuales, nadie se hace carcelero o policía o bombero o militar bajo una dictadura si no está, en el fondo, de acuerdo con eso.

Yo mismo, cuando era joven, ingenuo y no muy claro ideológicamente, sostenía que esos pequeños milicos eran gente del pueblo, eventuales aliados.

Los carceleritos la tenían muy clara, odiaban a los progres de clase media, por nuestras costumbres liberales, por hablar en difícil, por la ropa descuidada que llevábamos, por ir a la universidad y por muchos otros motivos más que son, mal que nos pese, bastante razonables.

¿Por qué a alguien le cae bien un país de mierda, atrasado, desigual, injusto y cada vez más chico?

Porque salis ganando o esperas salir ganando con eso ¿Qué otra cosa iba a ser?

Los proletarios son el equipo “perder siempre”, por supuesto que no sé qué fue de la vida de los carceleros pero no hace falta ser adivino para ver que los hijos de ellos viven en la miseria y la frustración.

La verdad, los proletarios son inimputables.

Existió, existe, una clase media que estaba con los milicos. Algunos, poquitos pero con gran poder de fuego, eran funcionarios. Yo recuerdo tipos que eran directores de colegios y que, sé que este dato va a ser sorprendente, ganaban fortunas para la época. O empleados de ministerios.

Sin ir más lejos los miles y miles que iban prendidos con el mundial.

Tiene simetría con la Alemania Nazi, el antisemitismo era popular porque muchos aspiraban a quedarse con las propiedades, cuantiosas en la fantasía indigente del medio pelo Nazi, de los judíos.

No he leído nada sobre eso pero, créanme que estas cosas me constan, pululaban policías, agentes encubiertos y simples buchones. Si, tipos que denunciaban a sus vecinos por “hacer movimientos sospechosos”. Profesores honestos que hacían matar a sus alumnos díscolos.

En el colegio nocturno, cuando me echaron, apareció una minita, una alumna, que resultó ser policía. Y no se me pongan escépticos porque hay muchas historias así.

Y estaban los comunicadores que justificaban todo, a veces usaban eufemismos, acusaban a civiles desarmados enterrados en un pozo y volados en pedazos de “violentos”, a veces interpretaban el discurso del “occidente cristiano” al que defendían. Salvo los que se murieron de viejos son los mismos de ahora.

Tenían un parlamento bufo, plenas libertades y jueces intachables.

Era la República que pasaba por un breve periodo de “reordenamiento”, perdón, ellos le llamaban “reorganización”.

No vayan a creer que el mundo está dividido entre víctimas y victimarios, es más complicado. Conozco gente, en apariencia normal, que hizo la colimba con los milicos y que afirma haberla pasado bien o que no se acuerda o que montaba guardia en un centro clandestino y pensaba que en algo andarían o que no pensaba. No te lo van a decir, pero, a esta altura ya leo mentes.

Vamos, porteño que caminás estas calles olvidadas de dios, a cuantos solo les importa la familia, hasta por ahí nomás, y ellos mismos. Mucho ellos mismos.

Los milicos aparte de liquidar a los “indeseables” y entregar la economía al imperialismo era poco lo que podían hacer, nunca se animaron a buscar legitimarse por medio de un plebiscito. Eso no quiere decir que no tuvieran un apoyo importante.

Me hacen reír los rebeldes que piden la renuncia del gobierno porque la inflación llega al 100 % anual ¿saben cuántos años gobernó la junta con 100 y pico de inflación? En 1978 fue del 170 % y un montón de gente feliz salió a la calle a festejar. Porque ganamos una copa del mundo con un equipo que ni siquiera jugaba bien.

En el 78 tuve mi primer laburo en serio, trabajaba por un plato de comida, literalmente.

Le decían, no estoy seguro de cuantos les creían, a la gilada que con la llegada de juguetes importados bajaba la inflación, que con las supuestas inversiones extranjeras habría trabajo y abundancia para todos y tonterías así.

Los grupitos de la extrema derecha repiten esas cosas, son los hijos o los nietos de los que te buchoneaban en la década del 70. Me refiero a la continuidad, no a lazos de sangre.

Se discute si son unos nabos totales o están un poquito, bastante, chiflados.

Ahora podemos confirmar que, al menos a estos, les pagaban.

Los tipos que hacen negacionismo saben que están mintiendo pero creen que jodiendo al prójimo ellos van a estar mejor.

Se piensan que usando un remerita con la bandera confederada se convierten en unos yanquis ganadores.

Algo de razón deben tener, a su modo, leo que a algunos de la orga que quiso matar a Cristina los defiende un abogado que labura para los yanquis.

A esta altura no dudo que los soldaditos van a ir en cana y que los que pagaban y les bajaban línea van seguir impunes.

sábado, 17 de septiembre de 2022

¿Cómo le dicen? curarle la fiebre al enfermo matándolo.

La caída en la compra de alimentos se acelera.

No sé lo que dicen las cifras del INDEC o como se llame. No me interesan y no soy un estudioso.

Sin embargo me sorprende que nadie esté hablando de eso. Está bien que el atentado contra Cristina por parte de una secta de la ultraderecha con apoyo, más o menos oficial, del macrismo, es bastante terrible.

Después de dársela de demócratas durante unas décadas la derecha volvió al golpe y a la “solución final”.

Después de coquetear con la democracia, los derechos humanos y los “valores” de occidente volvieron a Videla.

No sé porque, no sé porque ahora. Por ahí Cristina les jode de maneras impensadas.

Fuera de Cristina cualquiera que analice lo que está pasando es que, al menos en economía, el gobierno peronista le está robando el programa a la derecha, puede ser que eso los desconcierte.

En el peronismo nos dicen que no queda más remedio. Y que después de este retroceso, no se, vuelve la bonanza.

Yo les digo, y estoy por completo seguro de que es así, que gente normal de baja clase media, ni hablar de los más pobres, se está achicando con la comida.

Amigos de buena posición se ríen, dicen que les van a crecer plumas de tanto comer pollo.

Cuando gente normal no puede comer, eso quiere decir que lo que viene es una recesión de la gran puta.

Quiere decir que la caída, al menos, debería estabilizarse, el problema es cuando va a llegar eso.

Por cierto que en nuestro bendito país hemos visto, todos los que vivimos los 80 y los 90, que la inflación catastrófica podía coexistir con una recesión machaza.

O Macri, sin ir más lejos, gobernó 4 años con inflación creciente, excepto el 2017 donde aminoró un poco, recesión y caída del producto, 6 o 7 % de caída lo normal en países en guerra.

Las crisis provocan cierto tipo de locura.

Desde ese punto de vista no es nada raro que econochantas de la derecha te hablen de dolarizar o de una nueva convertibilidad.

Creo por ahí viene el problema con Cristina, se va a presentar a elecciones con un programa que no es ni Macri, ni Massa.

De este lado a uno le parece obvio lo que hay que hacer: meter retenciones para romper la relación entre los precios y el dólar, cobrarles impuestos a los ricos para no emitir sin respaldo, un congelamiento de precios muy compulsivo y, sobre todo, romper con el FMI pero no de una manera ingenua sino renegociar meses y años, hasta que se cansen.

En las elecciones Cristina puede perder pero va a ser como cuando ganó Macri con el 1 % de los votos.

En aquel momento Macri encontró mucho apoyo de dirigentes (seudo) peronistas que le votaron todo en el parlamento. Habría que ver si eso va a volver a ser así.

Y, aun en ese caso Macri gobernó por decreto y que fue una dictadura disfrazada.

Por otra parte ¿Qué es lo que van a hacer? van a llamar a, no sé, Cavallo y Sturzenegger.

De los antiguos, caídos estados socialistas se dice que la idea era buena pero fue mal ejecutada, en este caso vendría a ser una idea pésima, ajustar y exportarse la vida en un país del 3er mundo y una ejecución espantosa efectuada por inútiles y fracasados.

Salvo que Sturzenegger sea un genio y no nos hallamos dado cuenta.

Repetir algo que salió mal. Salió mal en todos los países latinoamericanos y en todas las épocas.

Salvo que la dolarización en Ecuador haya sido un éxito y que Panamá sea una potencia.

Van a matar un motón de gente y le van a arruinar la vida a millones. Que es más o menos lo mismo que hacen siempre.

Salvo que el gobierno de Macri, que no cayó en abril del 2018 porque le dio guita el fondo, haya sido un éxito y no nos hayamos dado cuenta.

Queda también el misterio de que va a pasar con todo este ajuste, devaluación y exportándole la comida a los pobres.

sábado, 10 de septiembre de 2022

Chile nos muestra el camino.

1ero lo bueno de Chile es que desviaron una situación peligrosa, poco menos que revolucionaria, armando una elección tras otra, votaron alcaldes, cosas locales, internas varias, parlamento, los constituyentes, las generales y delegados para mandar a la Luna.

Con eso lograron desanimar a la inmensa mayoría, que finalmente entendió que iban a seguir votando, sin que nada cambie, hasta el fin de los tiempos.

No solamente eso, votación tras votación los partidos tradicionales se fueron desprestigiando, por lógica si haces campaña 20 veces por año sin que cambie nada importante, es imposible que la gente común no advierta que no sos nadie.

Será de dios que van a volver a votar una constituyente.

Es interesante que del desprestigio de la derecha avanzó la ultra derecha, de liberales cosí cosá les aparecieron recios varones pinochetistas.

La izquierda de siempre, que gobernó por última vez en 1973, fue reemplazada por el progresismo amorfo, un albertismo dialéctico crepuscular.

Además los progres de plástico legitiman a un régimen brutal, ya se cebaron con las elecciones, mientras les permitan presentarse, y porque no los dejarían si nada importante puede cambiar, está todo bien.

Laburantes comunes se cagan de hambre, compran comida a crédito, y si quieren protestar la gloriosa policía de Pinocho les vuela los ojos a gomazos.

Y trata de hacerles juicio a los milicos gomeros vos que sos un gran abogado.

Trata de denunciar a los gomeritos en los medios vos que sos periodista o lo que sea, anda que te van a dar mucha bola.

Pero esa dictadura, esa tiranía opresiva y violenta, no lo es porque votan todos los días.

El control imperialista del 3er mundo está alcanzando la perfección.

La nueva constitución chilena no sé lo que dice pero sospecho, corríjanme ustedes que están mejor informados, que habla, por ejemplo, de los derechos de los originarios. Los originarios están en contradicción con los criollos, también pasa en nuestro país pero acá todo es un poco más relajado.

En síntesis queres tener un estado plurinacional con la economía neoliberal, dependiente y con la desigualdad abrumadora de siempre.

En la Argentina se plantea hacer reformas maravillosas y hablar en inclusivo en medio del ajuste de siempre, el resultado fue una derrota electoral pavorosa, porque las locuras funcionan en ciertos momentos pero esos momentos no duran para siempre.

Quiero decir que esos políticos “progresistas”, populistas o como quieran llamarles tienen que hacer cambios drásticos cuando tienen oportunidad, cueste lo que cueste, si no sería mejor que se queden en su casa.

Liberate, nacionalizá tus recursos, pasales por arriba por decreto o lo que sea. Después si, dales la tierra a los originarios o prohibí los combustibles fósiles, ya que estamos.

Muchos sectores de nuestras sociedades son retrógrados, mucha clase media de la que se cae del mapa cree que va a salir perdiendo si les dan algo, tierras, créditos o un plato de fideos, a los originarios.

Es la ideología de la escasez, los recursos nunca alcanzan. Por ejemplo la comida no es suficiente para todos los argentinos. Es lógica pura: producimos alimentos para 500 millones pero no es suficiente para 47 millones.

No solamente es una estupidez.

Los dirigentes progresistas se la pasan diciendo que nada se puede hacer que la sociedad neoliberal es demasiado fuerte, en todo caso que la única respuesta es votar, y después de votar estas igual que antes ¿Cómo carajo les van a creer?

Al final el discurso progre legitima las desigualdades, lo único que ofrece son documentos no binarios y hablar en inclusivo. Y la nueva constitución que va a deleitar a los eruditos del futuro.

Aclaremos por las dudas que no tiene nada de malo pero tampoco va a ninguna parte.

Después también, cada vez menos, se escucha un discurso radicalizado y revolucionario sin demasiado contenido, parecen payadores con una guitarra disfrazados de gauchos.

No estoy hablando de eso, no porque no me guste sino porque, en este momento, es una pérdida de tiempo.

Pero ¿saben qué? Hay que hacer al revés, tomar una serie de medidas que generen cambios y después ser legitimados por las urnas.

Es necesario que haya una articulación entre los funcionarios/políticos y lo que pasa en la calle.

Y hay un tiempo para actuar.

No es que mañana va a ser tarde. Me temo que hoy, ojala que me equivoque, ya se les pasó el tiempo.

sábado, 3 de septiembre de 2022

La política de la derecha solo se puede imponer por la violencia.

Cristina es como una especie de escudo, es lo que los frena, es lo que les impidió gobernar tranquilos en el 2015-2019, es lo que no les deja legitimar un discurso ultra.

Cristina es el antídoto contra mucha propaganda extrema, contra mucha barrabasada.

El odio contra Cristina crece todo el tiempo, es la culpable, según parece, de la infinita frustración de la clase media.

Esa clase media al borde de la extinción que no se sabe bien de que vive, tal vez rentas, tal vez de la pensión italiana de la abuela, y a la que, presuntos, impuestos no la dejan crecer.

La verdad es que no les da para meterla presa, tal vez, la “justicia” pueda proscribirla pero es dudoso.

Si Cristina pierde las elecciones con el 40 % de los votos es un desastre para ellos.

En el 2017 los jodió aun perdiendo.

Mientras Cristina esté en la calle cualquier gobierno de derecha va a estar como el de Macri, incluso peor que eso, Macri empezó a gobernar un país que estaba próspero y eso no va a ocurrir esta vez.

No es raro que la hayan demonizado y que de este lado la consideremos “la madre de la patria”.

Quiero decir que el “muchacho loco” no es un loquito suelto, no me consta quien es ni de donde salió, no se de eso más de lo que sabe cualquiera.

No creo que haya ido solo, era parte de un grupo que, en el momento culminante, se borró. Suele pasar, en las peleas callejeras muchas veces vas al frente y advertís que los pibes que estaban con vos se rajaron.

No soy adivino pero sospecho que van a aparecer imágenes de un grupo que se acercó.

El cálculo que hizo es que con la “justicia”, después de matar a la yegua iba a salir rápido y quedar como un héroe. No tiene nada de irracional, si me lo preguntan.

El loquillo puede ser muy pelotudo pero no está solo, no creo, no me parece.

De un grupo de tipos que sale a hacer campaña contra las vacunas, de tipos que llevan bolsas de, presuntos, cadáveres con los nombres de los políticos, funcionarios o lo que sea que no les gustan, que otra cosa vas a esperar que no sea acción violenta. El grupito de chiflados que fue a joder al instituto patria, sin ir más lejos.

La situación del país es mala, vaya novedad, hay una deuda que no se puede pagar, la guita de las exportaciones parece escaparse por todos lados, el gobierno elige retroceder ante cualquier obstáculo y las grandes empresas están dejando sin comida, ni hablar de otras cosas menos indispensables, a cada vez más gente.

Pero no hay nada que justifique el clima de guerra, de propaganda agresiva y de locura, por dar un ejemplo gente como Milei y sus seguidores.

Es probable que el pistolero fracasado sea parte, como cualquier fracasado que se precie, de algún grupito libertario o de patobullrichistas o amiguitos narcos que parecen seguir a dirigentes de derecha como una sombra. O de alguna otra cosa que quede en los márgenes.

Con la salvedad de que la diferencia entre los “loquitos extremos” y el dirección política de la derecha es cada vez menor.

Y si no fíjense en la reacción medrosa de los políticos de la derecha ¿Qué tenían que perder solidarizándose abiertamente y participando? Nada, al contrario, ganaban votos de sectores que se encuentran en el medio.

No se solidarizan porque están con el discurso de los loquitos aunque pretendan ocultarlo.

En cuanto a nuestro pistolero improvisado, no va a tener problemas, si largas un cheque sin fondos te comes una cana peor que la de él.

Y no creo que hable de nada, sabe que pronto lo van a dejar salir, confía en la “justicia”.


¿Hacemos una apuesta? De Vido estuvo 2 años preso sin condena, Lázaro Baez 4, a Boudou lo condenaron por un testimonio trucho, les apuesto un asado que nuestro pistolerito no llega a calentar la silla en Devoto, o donde los lleven.

jueves, 1 de septiembre de 2022

Sin Gorbachov estamos perdidos.

No pensaba escribir sobre la desaparición física de un individuo cuya muerte me resulta trivial. No era nadie y se murió nadie.

Lo interesante es como un tipo que estaba en la cima de la jerarquía soviética se pasó del otro lado. La explicación macro estándar de estas cosas es simple: no pudieron sostener la carrera armamentista con el imperialismo o, avanzando u pasito más, al final fue la economía.

Al Soviet Socialista le pasaron por encima con la combinación entre los “estados de bienestar” del interior del imperio y la periferia de materias primas del 3er mundo.

En Europa oriental se fueron fortaleciendo agrupaciones, como “solidaridad” en Polonia que eran antisocialistas.

Fue una guerra de zapa que recién ahora, décadas después, estamos viviendo en estos países. En estos momentos tenemos, entre muchas otras organizaciones similares, una agrupación de periodistas FOPEA, o lo que sea por el estilo, que responde a la embajada. Contamos con políticos conservadores, supuestamente progres o antipolítica que, puede ser de modo indirecto, cobran de la embajada. Y jueces y líderes varios y tipos que salen por la Internet.

Si vos estudias cierto tipo de cosas en la universidad y tenes determinado sesgo, podes ser progre, izquierdista y hasta un petardo revolucionario. Pero si le servis al imperialismo te dan una beca.

Si sos ecologista, queres preservar el planeta para las futuras generaciones, y atacas a las centrales nucleares, las de los pobretones del 3er mundo o las de las “dictaduras”, podes contar con fundaciones y organizaciones que te financian.

Si queres proteger al amazonas te bancan, pajarillo, pero si queres que vuelvan los bosques a Inglaterra podes esperar sentado.

Lo que no es joda, si te están bancando en una economía inflacionaria y de escasez eso representa la diferencia entre vivir bien y estar en la lona.

Vargas Llosa escribe libros, me comentaron, sobre, no sé, aquel dictador de la Dominicana Luli Trujillo (chistecito) y tiene, eso dicen, un toque antiimperialista. Pero Vargas es un personaje muy cínico, muy reventado que sabe lo que hace.

Hay intelectuales que están con el imperialismo y que se sorprenderían muchísimo si se enteraran, no se preocupen, yo no se los voy a decir.

Les voy a dar una ayuda: salen en el suplemento cultural del Clarín.

Me contó un pajarito que muchas “ideas”, no sé si ese tal Foucault, que les comían el coco a los tipos de izquierda estaban “auspiciadas” por la embajada y que no necesariamente esos sabios filósofos estaban enterados. Vaya uno a saber.

Si mostras la guerra en África podes ganar un Oscar pero si mostras que detrás de la guerra civil en el Congo están los yanquis, olvídate. O, tal vez, lo que está prohibido es que muestres que las visitas de jerarcas yanquis a Taiwán, por decir algo, son una provocación.

Charta 77 se llamaba creo, usaba las declaraciones de derechos humanos para joderle la vida al gobierno socialista y no eran juan de los palotes. Eran intelectuales de renombre, al menos en su país, y que defendían la libertad y lo que ustedes quieran. El tipo que quedó en el gobierno en la, finada, Checoslovaquia, un tal Havel, empezó, y se mostraba como, progre y terminó, no sé si él personalmente, yéndose para el lado de la NATO.

Por si esa historia les interesa, después de la caída del socialismo muchos miembros de Charta 77 se suicidaron. No fue la NATO, uno sospecha que se dieron cuenta lo que le habían hecho a su gente.

Si voy a recurrir a una síntesis máxima, tampoco voy a escribir un libro, los países de Europa oriental eran solidarios con el 3er mundo cuando estaban bajo la opresión espantosa de la Unión Soviética, esos países ahora están con la NATO ¿y a qué se dedica esa magnífica organización? Guerras, dictaduras y golpes de estado en el 3er mundo.

Parece que ahora, los próximos golpes de estado, las próximas guerras, la de Ucrania, por ejemplo, van a ser mucho más cerquita de Europa.

Además vayan ahí y pregunten, en Europa oriental, por fin liberada del yugo soviético, los laburantes se cagan de hambre. Pero no me sigan la corriente, la deben estar pasando bomba, si eso bomba.

Repito, no me hagan caso, debo ser yo que soy un loquito que se quedó en el tiempo.

Lo que quiero decir es que Gorbachov perdió el rumbo y se dedicó a “reformar” el sistema usando la agenda del 1er mundo.

Por supuesto que si ustedes creen que los yanquis y los europeos están a favor de la paz, la ecología, la libertad y los derechos humanos, entonces Gorbachov fue un ídolo, un genio, un no-se-que-cosa.

Si ustedes creen eso, desde mi manera de ver cerrada, fanática e intolerante, se pueden ir ir, como dicen los galaicos, a tomar pol culo.

Pero siempre respetando todas las opiniones.

Que podría haberse hecho para salvar a la Unión Soviética y si eso era posible, no tengo la más puta idea, no sé lo suficiente de economía y no sé lo suficiente de lo que pasaba en la URSS.

Sé que para nuestros países del 3er mundo era una buena idea y eso es todo.


Y nunca lo olviden: George Orwell era policía.

martes, 30 de agosto de 2022

Hasta dónde se puede renegociar la dependencia.

A veces puede pasar que el árbol no deje ver el bosque.

Reconozcamos que la persecución delirante contra Cristina es un árbol gigante. Yo escucho decir a muchos cumpas peronistas que es la “locura del odio”.

No es locura de nada, es el imperialismo.

De la misma forma que nos trajeron las dictaduras de los 50-60-70 nos traen la audacia, la desvergüenza, de la “justicia independiente”.

Hace unas horas Cristina nos recordaba los lazos “familiares” y de negocios entre los intachables fiscales de la democracia y los monstruos de la dictadura.

Nada nuevo bajo el sol, a Perón, a miembros de su gobierno, a civiles que solamente eran conocidos peronistas, hace más de 65 años le hicieron juicios, les embargaron las propiedades, los proscribieron y los metieron presos.

Si revisan los apellidos son más o menos los padres y los abuelos de los que están armando la farsa jurídica de ahora.

Si revisan lo que pasa en los otros países latinoamericanos es la misma milonga. Se podría decir que es el colmo del desprecio aplicar mecánicamente el mismo plan a 20 países diferentes.

En los buenos tiempos existía una llamada “escuela de las américas” donde formaban milicos asesinos y torturadores varios, no era tan popular en Argentina donde existía una escuela “antisubversiva” basada en criminales franchutes que habían estado torturando prisioneros y masacrando familias en Argelia.

La escuela ahora se dedica a “formar” jueces y fiscalitos varios, no sé cómo se llama, “usar la ley para cometer crímenes” supongo.

Debería haber 2 bandos y el apoyo a Cristina debería traerle popularidad al gobierno que, a su vez, debería aplicar una serie de medidas “populistas” que amargaran al departamento de estado.

Pero las cosas son un poco más complicadas.

El ajuste sigue.

No sé si se enteraron, es de interés nada más que de la clase media, los que hayan pedido subsidios para la luz y el gas no van a poder comprar los dólares que se podían comprar por homebanking.

Si ya se, me van a repetir lo mismo que yo pienso, pediste subsidio para pagar la luz y queres comprar dólares, etcétera.

El problema no es la incoherencia de la clase media, el problema son los votos del medio pelo.

Hay, no sé, periodistas, comentaristas, opinadores varios que hablan del ajuste como que “va a venir!” o como “se acerca!” y hace no menos de medio año que los salarios, jubilaciones e ingresos varios vienen bajando.

Desde ya aclaro que la respuesta, un mínimo de cordura, está solamente en el peronismo. Los economistas de la derecha no ofrecen más que desatinos, se quejan del déficit y al mismo tiempo quieren aprobar rebajas de impuestos para los ricachones en el parlamento.

Es razonable prever que un sistema donde tan poca gente tiene tanta representación, los macristas tienen la mitad de la cámara de diputados y representan a menos del 1 % de la población, está condenado y a no muy largo plazo.